Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Lun Feb 13, 2012 8:21 pm

Genial. ¿Y ahora qué? Me pregunto mientras la llevo a casa en su flamante todoterreno. No debí ofrecerme para acompañarla cuando llegamos en un parpadeo a casa de los Kaiser. Él es su mejor amigo, ¿no? Pues debería ser él el que la llevase. Yo debí irme con viento fresco en cuanto pude y dejar que se matasen entre ellos si es menester. Pero no...el rubio se ofreció y yo tuve que salir con eso de que me cuadraba de camino. Si...al infierno...

Por encima dejé la moto en el campo de la fiesta y no podré ir a por ella hasta mañana. Y la niña tenía allí el coche porque pensaba recogerlo a la vuelta de la fiesta, así que técnicamente ella me estaba acercando a mi. Por suerte pude imponerme y coger yo el volante. A regañadientes me subí sin decir mucho y emprendí el camino hacía su casa. Una vez más. Parezco su maldito chofer...

Vale, que sí, que no quería dejarla allí y menos que el rubiales "metete la mano donde te quepa" la acompañase, pero ahora no sé bien cómo comportarme o qué decirle porque sigo sin saber qué mierda se supone que he hecho mal esta vez. Por la pelirroja no puede ser, ya lo he aclarado antes, ¿no? Además...hemos vuelto atrás en el tiempo, la fiesta está empezando, así que técnicamente no he estado allí, asi que tampoco he bailado con nadie...Si...eso me gusta. La sonrisa socarrona se me escapa mientras sigo visualizando la carretera y me la encuentro reflejada en el espejo al mirar por el retrovisor, me apresuro a borrarla antes de mirarla a ella por el mismo espejo. Demasido tarde, ya la ha visto. Sigue enfadada, y yo pérdido.

- ¿Vas a volver a hablarme o vas a seguir de morros por siempre?...es sólo por saber...algunas dan las gracias cuando te pasas la noche intentando mantenerlas con vida, ¿sabes?



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Lun Feb 13, 2012 8:55 pm

Y aqui vamos...y ya no se ni por que estamos aqui, no como llegamos , ni como nos vamos ni por que nos llevan todos, el final feliz es el mismo, pero el punto es que aunque mi mueca diga lo contrario y mis ojos le demuestren todo mi odio, mi corazón grita que estoy feliz de estar aqui con el, y de que nada de lo que me hubiese arrepentido para siempre esa noche pasará por que con el transcurso nuevo, el tiempo ya no es el mismo ni las memorias tampoco, bueno, quizas solo las nuestras.

Vamos en mi auto, por que así lo ha querido una fuerza divina, esa fuerza divina que lo obliga a responsabilizarse de mi y a mi persona a suplicarle que lo haga, por que vamos, que no soy la misma si el no va, pero es mejor no admitirlo, que una mujer no llega alto por se la lamebotas del caballero, eso dice mi madre y hay que ver que a la muy zorra le funciona y le sigue funcionando desde siempre y hasta ahora.

Lleva el volante por que se la ha pegado del fuerte y despues de un lapso de gritos y brutalidades he cedido, por que ya pensaba hacerlo antes con el solo pretexto de que fuera conmigo y por que ahora, puedo verlo asi mejor, aun cuando vayamos mentandonos todo lo cierto en el uto por medio de la mente, agradeciendo haber acabado la conexión para no enterarlo de la realidad.

Se sonrio mofonamente, y le miro con el ceño fruncido mientras avanza, cambia su mueca inmediatamente , reflejandose al acto en el retrovisor.Pero yo seguire sin admitir las cosas, esto es costumbre,,,ante todos somos asi.¿Pero quien sabe en realidad lo que sucede entre los dos?...y se que me estoy ahogando por gritarle algo y partirle la boca en dos.

-¡Santos cielos! ¡pero que bruta soy! ¡Gracias por recordarmelo Parrish!...que ahora mismo le hablo a Alex para darle las gracias por haberme salvado-


Hago el ademan de buscar el movil, y lo siento orillarse de un frenon con chillido de llantas, que hace que casi nos matemos mientras encajo las uñas en el asiento y el telefono sale volando hasta el asiento delantero.

El auto de atras nos ha gritado hasta de lo que nos vamos a morir.

-¡pero que te pasa idiota! ¿quieres matarnos?...joder... ¡ese telefono cuesta lo que tu no ganaras en toda tu vida!-

jadeo, un susto de muerte, pero me mira y sus ojos me lo dicen todo

-Por que te empeñas en venir a que te joda...dime..¿por que no te fuiste con tu adorada bruja rubia? que seguro ella te hacia hacer menos corajes que yo, ella y sus chispitas de colores a tu alrrededos y que le salven por que primero es ella, y que a mi me violen si quiere ¿no?...y ahora la haces de heroe...¡por favor!-

y ahi esta, mi razon la de siempre, el coraje se postra en su frente y viene la alegata mientras el corazón me late fuerte y la sangre arde en mis mejillas.
avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Mar Feb 14, 2012 7:16 pm

No es que mencione al rubio o que pretenda indicar que ha sido él el que ha estado pendiente de ella toda la noche, no, eso no me sorprende ni me incomoda, la conozco lo suficiente como para saber que sólo intenta sacarme de quicio, como siempre. Lo que me acaba molestando es la actitud general de toda la noche, ese ni contigo ni sin ti que nunca sé de qué va o en que acabará. Me molesta porque es ella la que dicta las normas y luego es ella la que se ofende si las sigo. Y me ofende aún más que continue tratandome como a un apestado cuando, repase las vees que repase la noche, yo no he hecho nada para merecerlo. No fuí yo quién llamó a los capullos de la mascarita poco orignal, ni quién se fue con uno de ellos al bosque con un calentón, ni el que se puso de morros para empezar, aún teniendo más motivos que ella. ¿Por qué ella tiene derecho a ofenderse por nada y yo no tengo ninguno?

Estoy hasta el mismisimo de aguantarle semejante desplante sin una explicación, y eso es lo que pretendo conseguir cuando aparco en el arcén, apagando el coche después de un giro brusco y un chirrido de frenos.


Paso por alto el comentario sobre el móvil porque no me preocupa, si no pudiese comprarse otro sería diferente, pero vamos...probablemente tenga tres más por s uno se queda sin bateria...no vaya a ser que se pierda unas rebajas si no suena...

La miro, entrecerrando los ojos, y esperando a que salga de ella, por una vez, explicarse. Pero no. Nunca es tan fácil.

- ¿mi adorada bruja rubia?- no tengo ganas de discutir, de verdad que no, estoy harto de esta noche, sólo quiero que se acabe ya, por eso sueno hasta aburrido. Un poco lo estoy en verdad, es la tercera vez esta noche que me echa en cara algo que no tiene lógica. empiezo a pensar que lo que ocurre aqui es que la niña no sabe lo que quiere. Una pena que yo no vaya a explicarselo- Si te refieres a Lerman mi interés por ella es meramente profesional...hasta una arpía en celo sería más sufrible que tú...¿chispitas de colores?- lo reconozco, ahí tuve que disimular una risa- no sé donde has estado tú esta noche o que crees que has visto niña, pero deberías dejar lo que sea que te metes...

Ahí es cuando me doy cuenta de cuando ha empezado a mosquearse y entiendo cual puede ser el motivo, y no me queda más remedio que bufar poco elegantemente.

- ¿es eso?...¿crees que cuando me metí en el bosque con ella fue para echarle un polvo rápido entre los árboles?...por amor de Merlin...ni siquiera voy a explicarme...para empezar no tengo por qué hacerlo, no eres ni mi madre ni mi novia...y si te refieres con eso a que te haya cogido de la mano cuando salí a buscar a tus amiguitos en la cabaña, disculpa, no sabía que preferías quedarte sola en el bosque, y mucho menos que eras de las que dejan colgado a un amigo cuando su hermano y su novia están en peligro, pero no te preocupes que lo recordaré la próxima vez...y en cuanto a que te violen, eso, bonita, lo buscas tú solita...a ver si aprendemos a no quedarnos a solas con desconocidos por muy cachonda que te pongan...

Aún tiene el valor de ponerme morros. Yo dimito...arranco el coche sin volver a mirarla y me niego a volver a despegar los labios hasta que el cabreo puede más que la prudencia.

- Pero tienes razón, es culpa mía, debí dejar que te rebanasen el cuello y a tus amiguitos a su libre albedrío, al fin y al cabo no es asunto mío, a mi me la pela si la palman...culpa mía por haber ido a esa estupida fiesta pija solo para echarte un ojo...no te preocupes, no volverá a ocurrir...



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Dom Feb 19, 2012 6:23 pm

Pongo el rostro de depresión que el quisiera verme, pero que le den, por que yo me las apaño solita aunque esta cara m compre el mundo en más de una ocasión.

Solo me cabrea, me dice, me insulta y termina ofendiendome más de lo debido y ahora se siente el amo y señor del deber ofendido, es como si le hubiese quebrado el orgullo y el sabor me viene a sobra diciendome en lo amárgo que hubiese sido mucho mejor que se quedase calládo por que mi intención de golpearle es mucha y mi paciencia muy poca.Pero la realidad es que odio que se la pegue de importante, lo unico que quiero es que se calle, si eso, que se calle, que si no le importo a mi me importa mucho menos y entre todos los hombres del mundo a mi me da igual el, me da igual si el se muere o no, si se despierta o no, si va o viene, si se queda, si regresa...¡No me importa!...aunque eso ni yo me la crea por más que me esfuerza en hacerlo y sepa que todo este liazo es mas que nada por el mismo emblematico de toda una vida, su estupida y ´perfecta cara que tanto idolatro, sus ojos, sus labios y esa maldita mañana que tiene de mentarme la madre y hacerme adorarlo y castrarle al mismo tiempo, al borde que creo que no se que me gusta más, si cabrearlo y partirle la boca o partirle la boca y cabrearle despues.

Arranca de nuevo y no quiere mirarme, de hecho es que me ha dejado claro que soy una buscona y que el es un santo o algo parecido, un angel guardían que solo anda por ahí defendiendo chicas indefensas y eso ultimo es lo que no me encaja, no me encaja mientras lo miro...y sus ojos me miran por el retrovisor.

Me siento mal.Como es que uno se disculpa...si el orgullo puede más.

-La verdad es...que jamás debiste regresar..-

me sale del corazón, miro sus ojos por el retrovisor y siento como acelera un poco...momentos despues se calma...murmura algo, pero no habla mas...no le he entendido, aun cuando no lo desee así, eso hubiese sido lo más prudente, estoy cansada de pelear con el y que ello conlleve a que pelee conmigo misma. Me cruzo de brazos y recargo mi cuerpo totalmente en el asiento, alzando mi rostro para mirar, con los ojos hacia atras y la cabeza recostada en el reposette de las bocinas y el cristal.

Maneja en silencio por unos minutos, un silencio que es incomodo para ambos. Quiza lo séa mas para mi, por que cuando me callo significa que no se que decir, y eso dice mucho más de lo que quisiera que el supiera.

-perdoname...no...no debí decirte eso..-


no me mira, pero se que me escucha, por que su mano se tensa al volante.Soy un animal sin cadenas, he crecido asi toda mi vida, sola, sin guías y en un mundo fantastico..¿como espero que el entienda mi manera de ser?...soy un completo desorden, eso me hace peor que el, aún con todos sus defectos.

-yo...te agradezco por que creo...que de cierta forma...gracias a ti la estoy contando...¿oh no?-

aun no responde..y creo que no lo hara, asi que no insisto y me recargo en el vidrio de nuevo...entonces escucho su voz de nuevo y alzo el rostro...mientras de nuevo me vuelve el pulso, por oír su voz.
avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Dom Feb 19, 2012 6:45 pm

Esta conversación es absurda, como casi todas las que tenemos. Pareciese que no podemos decir dos palabras seguidas el uno al otro sin que uno de los dos salte. No era así antes, no sé en que momento ha cambiado. Cuando nos conocimos podiamos hablar de casi cualquier cosa, nos contabamos el día a día y se sentía mejor porque aunque nuestras vidas fuesen tan diferentes siempre sentiamos que el otro lo comprendía, al menos yo me sentía asi. Pero de golpe todo eso cambió. Y no es de ahora. Viene de mucho antes. Los últimos meses antes de la competición ya me trataba así. Saltando por cada comentario, buscando siempre el significado oculto. Y yo cambié mi forma de hablar con ella, y efectivamente, le dí un significado oculto que buscar en cada frase. Pero al menos de aquella era divertido. Ya no lo es.

"La verdad es...que jamás debiste regresar" Probablemente sea cierto. Aunque nunca dejaría tirado al abuelo. Aún así dolió considerablemente escucharlo de ella. Al menos esta vez es sincera, pensé en un instante.

- creí que me habías echado de menos...

Dije, casi en un murmullo mientras acelero el coche y mantengo el volante con firmeza para no replicar nada más ni volver a parar y darle dos collejas.

Creo que no me oyó, si lo hizo al menos no respondió. Conduzco en silencio unos minutos, hasta que ella habla de nuevo, pensando, buscando el punto en que todo se torció, pero no lo encuentro.

Ahora dice que la perdone. ¿Por qué? ¿Por ser sincera al fin? Ambos sabiamos que nuestra amistad, o lo que sea, no debía durar. Yo estaba dispuesto a dejarla estar en cuanto acabase la carrera, y sigo dispuesto. El error fue volver a hablar con ella.

La continuación es ridicula. Nunca pretendí que me diese las gracias en realidad, yo sólo hice lo que a mi me venía bien, y si eso implica que a ella no le pase nada, bueno...mis razones son mías...

Llegamos a la verja de su casa. Apago el coche sin entrarlo. No me molesto en aparcarlo. Me mantengo en silencio unos segundos más, luego sólo dejo las llaves puestas y me giro a decirle.

- ya estás en casa...intenta no meterte en lios...

No hay mucho más que pueda decirle, no quiero seguir discutiendo y está visto que diga lo que diga la niña se lo toma por donde quiere. Al parecer debería darle algún tipo de explicación. Cuando salgo me meto las manos en los bolsillos tras soplarlas un segundo al notar el cambio de temperatura y me subo el cuello de la chaqueta, disponiendome a volver a casa andando y recoger la moto mañana.




avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Dom Feb 19, 2012 7:03 pm

Y si, al final ha respondido, pero no lo ha hecho por las razones que yo hubiese querido, si no como para que yo no piense que se ha quedado zombificado y ademas por la razón mas importante, que logrará librarse de mi por que lo que se visualiza justo a nuestro costado y de frente a mis ojos, es la imagen majestuosa de la mansión de mis padres. Paso saliva por que se lo que viene con esto cuando me vuelve a hablar. ..¿Que se supone que deba yo hacer ahora?...este chico siempre es el que me dice como y cuando, con que y donde, pero este es el momento en el que siento que debo hacerlo yo sola y es algo que no me gusta, por que me ahoga en un vaso de agua, por que me devuelve a la oscuridad de la inseguridad y el desperfecto de una vida donde no todo puede comprarse, al adios miserable donde no se tiene derecho de réplica y solo queda el sentimiento de hambre y descontento. No, no quiero que sea así, no importa lo que el créa, por que no quiero creer las cosas que deban venirse mal para mi persona. Por que yo no creo que le sea indiferente...por que dentro de toda mi tontería, el no me es indiferente.

Lo veo salir del auto...he tardado un par de segundos en reaccionar...pero en cuanto lo hago el ya va casi en la esquina, caminando con sus manos en la chaqueta. Corro tras el sin hablarle, con los tacones de la bota que casi me hacen caer, pronto ya lo tengo abrazado por detras y recargo mi rostro en su espalda... no quiero que voltee, de hecho es que no quiero que diga nada, no quiero arruinarlo.

-No se que decirte...se que si hablo volveremos a discutir y lo arruinare todo...-

algo en mi voz me dice que es lo mas estupido que he dicho, tambien lo que mas me ha dejado vulnerable, suponiendo la clase de especimen extraño que soy. No, esto no puede estar bien, pero no me importa por que no quiero perderlo de nuevo, se que intenta irse y mandarme al diablo...lo merezco, lo reconozco, pero no quiero, no puedo dejarlo ir.

-por favor Jake...no te vayas solo así..-

no habla, solo aprieta los puños....y cierro los ojos soltandole con mucha dificultad, yo quiero decirselo, no quiero que se vaya asi, no quiero que me deje asi, no quiero que simplemente quedemos de nuevo en un tira y afloja donde al final nada de lo que digamos nos hara ser mejores y solo empeorara la situacion. No quiero que todo se me quiebre de nuevo, cuando se que el es una razón que me hace ser diferente...una persona que me importa.

-en estos momentos me gustaría...que pudieras leer mi pensamiento-

imposible, absurdo, pero es lo que deseo...y ahi estamos...en el drama titulado "mi vida" donde el es mi artista principal, donde sin el, la obra cadúca.

-Jake...si de verdad fuiste esta noche hasta ahi...por mi...no puedes irte...no te vayas por favor-
avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Dom Feb 19, 2012 7:34 pm

El golpe en la espalda no lo espero, y estoy por darme la vuelta y soltarle cuatro gritos a quién sea cuando me doy cuenta de que es un cuerpo pegado al mio lo que tengo detrás, y pronto lo reconozco. Sólo me quedo inmóvil y rigido, viendo como sus manos se echan por delante a mi cintura y sin saber qué responder a lo que dice. Es lo que me pasa cuando hace cosas como esta, cosas que no tienen ninguna lógica y que me dejan completamente descolocado. Me quiero girar, pero algo me lo impide. En el fondo creo que es ella misma, la sensación de que ella no quiere que lo haga.

La aseveración, casi con las mismas palabras que yo he pensado hace nada me hace sonreir quedamente, en una mueca. Cuando vuelve a hablar sí que me giro, sosteniendole un brazo por el codo para poder separarme de ella lo bastante para girar entre sus brazos. Lo primero que miro es el coche con las puertas abiertas y la luces encendidas, y luego a ella, con esa cara de circunstancias que la hace parecer más seria de lo que nunca fue en realidad. Tiene los labios tan apretados que parece que se le va a salir uno por encima del otro. ¿Eso es lo que le hago? Ponerla de mal humor...borrarle la sonrisa de la cara, con lo que me gusta verla sonreir...

Si aprieto los puños es disgustado conmigo mismo, porque siempre me sale todo al revés. No es así como me gusta verla, no quiero que sufra, menos por mi o por algo que yo haya dicho o hecho, todo lo contrario, sólo intento hacerselo más fácil. Cuidar de ella.

No consigo sonreir cuando dice que le gustaría que leyese su pensamiento, pero si paso mi mano por su brazo, que aún tengo recogido, y paso de sus hombros a su barbilla, contorneandola con los dedos hasta llegar a su pómulo. Centrado en su piel. Levanto, luego, mi mirada para conseguir atrapar la suya y le doy una respuesta en voz suave.

- No necesito leerte la mente, Cabot...

Y es cierto. En realidad, cuando no estoy cabreado o furioso con ella, suelo entender bastante bien lo que pasa por esa mente retorcida, intrigante y capaz. Le acaricio entonces la mejilla con el dorso de la mano un par de segundos.

- no lo entiendes, ¿verdad?...siempre es por ti...

Y es cierto. Cada vez que me alejo, cada vez que me acerco, siempre es por su bien, por lo que creo que necesita en cada momento. Y esta vez, esta vez necesita que me aleje. Pero antes...

- no frunzas el ceño, niña, te saldrán arrugas y ya no te querré...

No he subido el tono en ningún momento, le hablo como a una niña, con cariño y suavidad. Paso la mano entonces por el entrecejo, como planchando su ceño y luego sonrío con tristeza y le sujeto la barbilla con la mano antes de inclinarme a besarla, con más calma de la que siento y más suavidad de la que me inspira. Un beso de despedida.

- no te metas en líos...

Repito, antes de soltarla y marcharme caminando sin mirar atrás.



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Dom Feb 19, 2012 8:26 pm

Me besa los labios con un aire de nostalgia y potro poco de lastima o ese sentido de la prudencia que yo no puedo entender por que lo desconozco,luego me sonrie, para dejarme ahi sin poderle decir nada....y se marcha dandome la espalda como en una mala pelicula romantica de dolor y decepción, la diferencia es que esta vez no hay nadie llorando tras la pantalla por que yo soy la protagonista...y se ha ido...y no se que hacer mientras entro en un lapso en el que se que colapsare si sigo pensandolo...entonces me caé la esféra...¿que no me meta en líos a dicho?....no pretendía hacerlo, almenos no en ese momento, pero yo no dije nada sobre no hacerlo más tarde, dentro de semanas, días, quizas meses...todo por volverle a ver.

Al final termino volviendo al auto y metiendolo a casa...pero esa noche no la descanzo, de hecho lo culpo a el de mi velación y de las ojeras matutinas.

Ha pasado una semana enterita...me ha costado aguantarme tanto antes de proceder a decirme a mi misma que no puedo dejarme así, sin verlo, por mas que quiera, por mas que lo intente, por mas que añore dejarlo e ignorarlo..¡NO PUEDO!.

y solo se me ocurre un lugar al que acudir....por que me llama. La cabaña dela bruja Negra.Y no lo pienso mucho, la moto me dirije hasta ahi, aun cuando tenia mucho sin montarla.

Es sabado...son las ocho, todos estan en fiestas...en sitios de interes social, pero no yo, yo estoy ahi....justo donde hace una semana casi moriamos...justo donde no debería estar.

Pero sigue su voz en mi mente gritando que no me meta en problemas, que no lo haga...y de nuevo todo me llama ,por que es la manera de volver a verlo.

Sonrio cuando me llega el olor a madera quemada en las fosas nazales...por que se que estoy ahi,pero al final no me animo a entrar...entonces veo una silueta acercarse....es un hombre, lo se por la musculatura.

monto casi de inmediato la moto arrancando para alejarme de la vieja casona...el olor ahi es más que insoportable...la sensación es todavia peor...más el saber que en ese sitio hubo muerte. Llevó poco acelerando cuando unos faros me iluminan...son los faros de un auto. Acelero a como puedo. No la librare..se que me siguen y no debi venir...He encontrado un cobertizo en el camino.

Aquel era propiedad de una vieja fabrica de caña abandonada...dejo la moto y entro en el cobertizo corriendo, para esconderme entre los montones de sacos y pajales sucios.Tropiezo torciendome un tobillo, Los pasos los oigo poco despues...me buscan...son varios, lo se...no debi volver a la casa...era obvio que nos estarian esperando, hago como puedo para arrastrarme hasta tras unas cajas...pero tardo en darme cuenta de lo que es en realidad...y me han traido hasta aqui...como una rata ala trampa...pero ya es muy tarde.Escucho la puerta cerrarse tras de mi.

Estoy atrapada, lo se por las risas afuera mientras golpeo la puerta de madera enorme...es el humo el que me alerta....y luego el calor que me impide seguir golpeando la puerta. Me van a quemar..me quemaran primero.

No era precisamente asi como pretendia terminar mi vida...y pese a lo viejo de los cimientos, no hay salida.

-AUXILIO-

Es un grito ahogado, nadie escuchara....y recuerdo el celular. Alex a buzón,no hay respuesta en casa....yo no se si quiero arriesgarlo. Pero no quiero morir...y la madera se enciende con rapidez.

Mis dedos tiemblan cuando marco el celular...tengo que hacerlo tres veces...una vez que el fuego llegue a las pajas, estaré perdida.

-jake..por favor jake..-

susurro...y por fin contesta, para entonces ya estoy tociendo.

-Ayudame por favor...por favor no me quiero morir-

estoy llorando, si lo estoy...es la verdad, que mas da, yo no queria verle asi.

-el viejo ingenio cañero, Jake...por favor...me estan quemando le han prendido fuego... ¡JAKE!-

la señal es horrible, por fin el telefono se apaga...estoy perdida... y busco el punto mas lejano cubriendome el rostro con la blusa. ¿que se supone que haga ahora?
avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Dom Feb 19, 2012 9:19 pm

Ella cumple el trato, y yo también. Las pocas veces que la he visto esta semana, al menos de cerca, fueron en el instituto, y me he apresurado en todas ellas a dar media vuelta si el pasillo no daba otra opción, o en cambiar de dirección simplemente para coger uno adyacente si así lo permitía. No nos hemos cruzado ni una sola vez. No he ido a la cafetería, optando por tomar un bocadillo previamente preparado, en el patio. Más frío, pero menos problemnas. La cafetería es de ella. Allí están su amigos. Yo de todas formas no tengo ninguno.

Fuera del horario lectivo la cosa es más complicada, claro. Más que nada porque si no la veo en absoluto me corroe la intranquilidad y no dejo de imaginarla metida en un follón u en otro, con su habitual predisposición a meterse donde no le llaman. Pero me repito a mi mismo que ha conseguido vivir sin mi años, así que debe saber como apañarse solita.

Lo he logrado, casi. Excepto por un par de noches que me he tenido que acercar si o si a su ventana, a su jardín en realidad, porque no me he atrevido a saltar la valla ni a apagar la moto, solo he aparcado un rato al otro lado de la verja, en la calle lateral desde donde puedo ver si la luz de su ventana está prendida, y me he quedado allí un rato, poco, mucho, no lo sé, el suficiente como apara ver como encendía la luz unos minutos y luego volvía a apagarla para acostarse. Ni siquiera debería saber cual es la luz de su ventana. Ella, desde luego, nunca lo dijo. ¿Qué estás haciendo Jake?, es la frase que no dejo de decirme una y otra vez. Pero es imposible, no tiene sentido o lógica alguna, pero necesito verla, aunque sea de lejos. Me estoy comportando como ella, llego a pensar también, imprevisiblemente, y eso, en mi caso, es un problema.

El sábado debería estar trabajando en la gasolinera. El caso es que finjo una baja, la primera vez que falto al trabajo sin saber el motivo. Y es que no tengo uno real, pero sí la necesidad de saber donde está y que hace. Son las cinco de la tarde y supongo, cuando al fin me doy por vencido y me levanto del sofá, en el que llevo tirado todo el día intentando manipular mi mente para llegar a la conclusión "lógica" de que lo mejor es ir a verla y sin haber conseguido que suene lógico en absoluto, que estará arreglandose para salir. No creo que le haga daño a nadie si me acerco un momento y sólo compruebo que sigue viva, me digo. Y con lógica o sin ella el caso es que me cambio y cojo una chaqueta antes de coger la puerta, decirle a mi abuelo que no llegaré tarde y salir en pos de su casa. Una vez más.

Cuando la veo salir, tal como esperaba, la sensación que esperaba, de sosiego y aceptación, no llega. Por contra me quedo aún más intranquilo al verla. Me ha dado un vuelvo el corazón, casi como una asfixia que no reconozco, y me preocupa aún más porque sé que no estoy enfermo. No recordaba que fuese tan bonita...o si, pero ningún recuerdo es tan preciso como para asemejarse a sus curvas, su pelo al viento, y la forma en que se le amoldan los vaqueros en el ...¿vaqueros?

Ya me estaba alejando, pero vuelvo a mirar. Mis ojos no me engañan. Si, vaqueros. Frunzo el ceño. ¿desde cuando sale en vaqueros? Si casi me costo un mundo que se los probase para mi la última vez...algo no va bien. Pero no. Ella no lo haría. No saldría a buscarme, ¿verdad? Aún asi decido seguirla, dejando distancia hasta que entiendo hacía donde va. En ese momento es cuando empiezo a jurar en hebreo e intento acelerar, pero la mala suerte me deja sin un a rueda, un pinchazo en el peor momento. Cagandome todavía en toda su ascendencia le doy una patada a la moto, que no tiene culpa y me apresuro a continuar a pie.

No la veo al llegar, echo a correr hacía la puerta, oscurecida y acartonada después de haberse quemado, casi desprendiendose de sus goznes, y aunque cabreado espero encontrarla allí, encontrarla allí a punto de ser estrangulada, por mi.

Pero no está. Allí no hay nadie. Y cuando salgo lo que si encuentro son varios juegos de ruedas en el asfalto. Mala señal. Saco el móvil para llamarla pero no hay cobertura. Otra blasfemia y me pongo a buscar.

Estoy empezando a asustarme de verdad y desesperarme completamente cuando, en el camino del bosque, mi móvil suena. No puedo creer que sea ella, pero es lo que veo en la pantalla. Más calmado por un instante descuelgo. Pero lo que escucho al otro lado no hace más que volver a angustiarme. ¿Será una broma? ¿Se está quedadando conmigo? Intenta, quizás, volverme loco. Si me escucha cuando le digo que se calme para poder preguntarle no lo muestra. Pero al menos me dice donde y vuelvo a blasfemar al darme cuenta de que tengo que volver sobre mis pasos. Eso y echar a correr es todo uno.

No sé que ha pasado cuando al llegar he encontrado a esa panda riendo alrededor de una vieja cabaña hecha practicamente de metal y madera vieja. Una que hace tiempo que debería haberse caido y que parecía mantenerse en pie solo por gracia divina. El saber que ella estaba dentro y que aquellos tenían la culpa de su miedo pudo conmigo. La furia me descontrola siempre, apenas puedo contenerla en circunstancias normales, esta vez ni lo intenté. La sensación recorriendome y la neblina roja en los ojos la reconocí al instante, pero no tuve fuerzas para negarle a mi otro yo lo que tan desesperadamente pedía. Cuando volví en mi comprobé que la cabaña ya no ardía y que allí no quedaba nadie. Si estaban vivos o muertos era algo que por el momento no iba a preocuparme. Entré a buscarla, intetando ver entre el humo. Sólo un bulto.

- ¿Niña?- pregunté, esperanzado. Rezando en lo bajo, tanto por ella como por mi, porque no quiero ni pensar lo que haré si le ha pasado algo- Vane...contestame niña...

Suplico, pero lo unico que escucho es una tos, que sin embargo me parece el sonido más dulce y hermoso del mundo. Está viva. Casi volando me acerco a ella y me arrodillo a su lado, temblando. Ya no sé si es por el miedo a perderla o la consecuencia natural de la cantidad de magia negra que acaba de fluir en mi cuerpo. No puedo estar seguro porque aún la siento en mi. Como un oscuro y poderoso deseo. Una voz que me dice que puedo, que soy, que me deje llevar, que es para lo que he nacido...cada vez es más dificil resistirse, cada vez que la dejo fluir me cuesta más volver a contenerla.

Me mira, con los ojos abiertos y la cara sucia, tosiendo aún, le tiendo una mano para ayudarla a ponerse en pie, pero cuando da un traspies al intentar levantarse simplemente la cojo en brazos y la saco fuera. Debería dejarla en el suelo, descansar y tomar aire para volver a llenar los pulmones de oxigeno, pero no me resigno a soltarla, así que lo que hago es intentar acomodarla un poco más arriba y alejarme con ella del lugar, sólo cuando deja de verse la dejo en el suelo, cuidando de que se sostenga. No parece herida, sólo asustada. Algo sucia y con falta de aire. Tras evaluarla respiro hondo.

- ¿Los vaqueros son para mi?

Si estuviese en mis cabales me llevaría horas echarle la bronca por su imprudencia y enumerarle las razones por las cuales lo que ha hecho al ir es una estupidez y ella la mujer más imprudente, insensata y estupida del universo. Pero el caso es que aún no soy yo mismo, y cuando todavía siento el poder en mi interior mi visión de las cosas varia un poco...bastante.

Y sonrío abiertamente, una sonrisa amplia y seductora. Le aparto de pelo de la cara y me quedo con la mano en su cuello, atrayendola un poco. Lo justo para rozar su nariz con mi boca, y luego me agacho un poco.

- Debería castigarte por esto...¿sabes?- dice una parte de mi que aún cree saber cual es el bien y cual el mal, pero es una que no acaba de imponerse y la otra se rie divertida y continua- pero yo también quería verte...asi que supongo que lo justo es invitarte a una copa... - como me hace un gesto extraño, de duda, la miro alzando una ceja burlesca y me inclino sobre su boca, rozandola apenas- ¿copa no?...entonces, ¿en tu casa o en la mía?- no me mira mal pero parece no saber a que atenerse, eso también me hace gracia y sólo la rodeo con los brazos y confirmo- relajate niña, hoy no quiero discutir, estoy demasiado feliz de que respires como para hacerte gastar el aliento en otra cosa que no sea llenar los pulmones y besarme, por ese orden...



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Lun Feb 20, 2012 6:38 pm

La muerte es algo que todos tememos experimentar,almenos así es con los que creen estar mas cuerdos, pero, en este mundo, son pocos los que pueden considerarse en esta categoría, me atreveria incluso a decir con total certeza y sin temor a equivocarme, que eso es en realidad lo más certero, por que no existe tal ser en esta abominación de universo. Aunque posiblemente lo sea, y uno de verdad se equivoque... puede que exista ser tan sabio, como sé que existen seres increibles, tan fantasticos que en un abrir y cerrar de ojos, transforman todo a su alrrededor.

El humo y el calor suben cada vez más...y el pulso lo tengo acorde con el apretar de mi celular...aún cuando se que la señal no volvera.Me gusta ver como las llamas van consumiendolo todo...pero no me tranquliza en absoluto, aún cuando no puedo entrar en más pánico y las lagrimas siguen brotando sin una sola demostración más de mi lamentación.

Se que una parte de mi no se arrepiente de haber venido, por que yo quería buscarlo, quería verlo...y de alguna manera lo encontraré, aunque quizas y si no corro con suerte,demasiado tarde. Pero no importa, todo sea por ver su sonrisa.Y pronto el humo me va asfixiando. Pero me mantengo despierta, he visto demasiadas peliculas, se que resistire hasta que las llamas me devorén y no se si quiera estar despierta para entonces.

No he tardado mucho en darme cuenta de que puede que este sea mi final, lo se con más certeza cuando las lagrimas me queman la piel producto del mismo calor, cuando el humo comienza a ahogar mis labios y las llamas me hacen sudar al borde de un ataque.No podre aguantar mucho y la realidad es que no se en que momento termine totalmente recostada y cansada en el suelo ardiente. Toda esta semana como un zombie, andando sin andar, moviendome entre la rutina y las miles de mascaras que giran en mi entorno.Toda esta semana extrañandolo, añorandolo como aun tesoro inalcanzable. Deseando encontrar su voz entre todo el bullicio del colectivo humano y todo...para culminar deseandole cada vez más, imaginandole en cada rostro, en cada moto, en cada palabra...todo por el.

Acaricio con la mano la tierra caliente mientras cierro un momento los ojos por que el sudor me esta matando...el calor es demasiado, mucho peor a una cama de bronceado, mucho peor a una mañana soleada de desierto...mucho más ardiente....que...nó, el amor que le profeso arde aún con más intensidad.

Suerte de haber visto en vida el infierno mismo...y entre el miedo y la decepción de un final que es mas que vergonzoso, me imagino a mi padre, a mi padre verdadero, a el en su caja de madera y broqueles dorados, todo entrajado y con una sonrisa mal cocida que no representaba en nada su verdadera faz,todo mientras mamá sonreia sublime con su amante...mi padrastro.

Recuerdos,Recuerdos...

Y mientras todo pasa...me doy cuenta de que algo esta distinto...aunque hace calor y hay humo,ya no arde tanto la llamarada en mi piel...escucho una voz lejana clamando mi nombre y lo que sigue es ver una silueta
viniendo hacia mi entre el humo...escucho sus pasos crujiendo sobre la paja....

toso un poco, intentando recobrar el aire entre tanto humo...apenas puedo mantener abiertos mis ojos por que me arden, presas de todo lo sucedido y el rastro de un incendio que parece haberse sofocado casi por
completo.

No puedo formular palabra alguna, pero se que es mi Jake...lo se por que su voz es inconfundible...aún no puedo verlo del todo. Intenta ayudarme a levantar y caigo casi de golpe, victima aún del mareo y la asfixia.Me sostiene sin dejarme azotar, se que no me dejará caer.

Me toma en brazos, como un principe a su princesa...pero esta mas que obvio que ni el ni yo fungimos esos papeles.Voy tomada de su pecho literalmente, por que no trae camisa y en su lugar solo siento girones
de tela...y me preocupa que lo hayán atacado, pero debo controlarme o empezare a hiperventilar.Casi para llegar a la salida, en los lados más estables me permite bajar y sostenerme de el, para entonces ya llevo mi
nariz impregnada de el por que estuve cubriendome el rostro con su cuerpo.

Pregunta sobre mi pantalón....así que afirmo suavemente.

-Solo que...esperaba que los vieras más limpios-

Entonces fuerzo más para verlo entre la humarada...y me quedo en silencio.Por que ese no es mi Jake.

Sus ojos tienen un tono rojizo como el de la sangre, como si hubiese estado a presión, como si lo hubiesen golpeado hasta formarle una hemorragia interna...ademas tiene inflamadas varias venas del cuerpo,
enmarcandolo como a una especie de hombre descarnado... basta decir que no lleva ya puesta la camisa por que la ha hecho garras.Se que todo eso es producto de lo que ha hecho por mi...se que el incendio se acabó por que llegó el.

-Jake...-

Sollozo y me abrazo a el, no entiende bien, se que esta en un lapso bruto,se sonrie hermoso como siempre me paréce,sabe que me cuesta hablar y no me fuerza a hacerlo más...pero no entiendo su reacción noble,
parece alegre cuando debería estar muy molesto por mi actuar, estoy confundida y solo esperó que pueda regresar a ser como es siempre, por que me aterra que no me este regañando ó discutiendome algo.

Me aparta el cabello, no quisiera verlo pero lo hago...me duele verlo así y se que es mi culpa.Recuerdo a Laura en la cabaña...Recuerdo la angustia de Alex y ahora lo entiendo todo.Nadie sabe lo que vive si no
lo vive en carne propia.Primero me atrae del cuello hacia el, luego me roza la nariz con sus labios...me acábo de dar cuenta que esta frío, helado como un hielo a pesar del calor que se siente en el ambiente
producto del incendio sofocado.

Habla de castigarme, luego de una copa, lo miro con angustia...Por dios Jake, si existe ese al que acabó de implorar, vuelve conmigo...dime que te encuentras bien y que toda esta visión tuya es solo una mala
pesadilla.

Niego con la misma preocupación y frunzo los labios por que quisiera poder hablar, pero el nudo de mi garganta me carcóme y la angustia me puede más, aemas aún siento el aire caliente en mis pulmones y sin
embargo estoy congelada...¿como es esto posible?-

"¿copa no?...entonces, ¿en tu casa o en la mía?"

No me muevo, no se que decir..¿mi casa o la de el?...si lo que necesito es hacerlo volver...volver...respiro hondo, recuerdo las cosas...y un flash me trae la noche en la casa, donde Alex trajo a Lau de vuelta...tiene que funcionar...eso me lo digo mientras tomo aire...me duele verlo así....quiero sus ojos grises,su piel lisa y blanca, sus mejillas rosaceas y sin venas marcadas...su pecho fuerte ...lo quiero a el.

-Jake..-

sollozo de nuevo...tomo aire como me lo pide. Necesito calmarme...¿yo soy vida?...¿no dijo eso el?... entonces, lo quiero conmigo.

Una vez más tomar aire, cierro mis ojos para sentirlo...por que necesito respirar bien..y en cuanto me cercioro que lo hago le acaricio el rostro con mi mano, llenandole mas de ceniza la mejilla, le sonrio por
que entre todo lo macabro, se que tras toda esa sangre, estan los ojos grises que tanto amo.

Asi que paso a sus labios, rozandole con los mios...sintiendo su aliento..frío como todo ahora en el. Paso saliva antes de besarlo....y el hacerlo me causa una sensación e malestar y debilidad, tanto como de
redención por tenerlo a mi lado...Me duele tanto como me reconforta...es como un veneno...y a la vez una pócima mágica.

No me separo de el...nisiquiera cuando siento que me lleva la vida consigo, solo quiero tenerlo...y me aparto por el vertigo...victima de su oscuridad.

Me sostengo...me sostiene...y sus manos en mi cuerpo me mantienen viva.

Alzo la mirada a la suya...es igual...roja como la sangre...pero las venas de su rostro, almenos, han desaparecido.No puedo decir lo mismo del resto de su cuerpo.

-En mi casa no hay nadie...-

murmuro suavemente...

-pero me da igual si quieres que vayamos a un lugar comunitario solo..solo quedate conmigo...-

si, no te vayas...no te vayas por que no quiero perderte.
avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Lun Feb 20, 2012 7:26 pm

No sé cómo me siento. La sensación de siempre, ese caos que se introduce en mi cabeza y me habla con las voces de miles de sombras a la vez, sombras que me dicen lo que quiero oir, las que me incitan a seguir usando el poder, conseguir lo que quiero, a cualquier coste, se entremezclan con otra, fuerte y oscura, que no reconozco, pero que se parece mucho, demasiado, a la mía propia. Siempre lo supe. Que no era solo la magia negra que recorre mis venas, esa que he heredado. Hay algo oscuro en mi, algo que no forma parte de la herencia sino que es innato, nació, creció y se desarrolló conmigo. Algo que me lleva a no mezclarme con los demas, que me dice que no soy igual que ellos, ni mejor ni peor, sólo diferente. Algo que me impide conseguir ese sentimiento de pertenencia que acerca a los seres humanos, unos con otros. Hay algo en mi que no está bien, no funciona como debería. Creo que es ese algo lo que me habla ahora. Y no quiero escucharlo, pero lo hago, porque me dice siempre lo que quiero oir y estoy muy débil para discutir, mi voluntad se resiente cuanto más lo uso, y me aterra perder el control, es lo unico que me da miedo. El control es lo unico que tengo. Lo unico que he conseguido valorar, sin control los demás deciden por ti, deciden tu vida. Mi vida es mía y no quiero que nadie decida cómo o donde he de acabar. Pero eso es lo que me dice ahora la voz, lo que debo hacer, y sin embargo la escucho, porque suena bien...dejarse llevar, vivir el momento, no preocuparse por nada, puedo hacerlo, necesito hacerlo. La voz no se calla.

Ella me besa ahora, como le dije que hiciese. Y se siente bien, mejor que nunca. Es porque no estoy intentando no sentir o no demostrarlo. Me da igual, me dejo llevar y le correspondo el beso con la misma necesidad que apreció en ella. Por un momento siento algo más, preocupación...por mi. Viene de ella. Pero ni eso es capaz de arrancarme la necesidad de olvidarlo, obviarlo, y continuar. Cierro las compuertas hacía su cerebro, a cal y canto, no porque no deba inmiscuirme, no porque este mal, sólo porque no me gusta el sentimiento de precaución que me hace sentir. Es posible que me este pasando, la sotengo demasiado fuerte, mis manos en su cintura la aprietan contra mi, mis labios sobre los suyos son demasiado firmes y duros, pido demasiado y ella aún no respira con normalidad, pero no se queja y también lo aparto a un lado. Sus labios hinchados y enrojecidos cuando se separa de mi y me mira a los ojos como buscando algo tampoco me provocan culpabilidad.

"En mi casa no hay nadie" dice, y yo sólo sonrio.

- es sábado noche- la miro buscando su aprobación, he dejado de luchar- vamos a divertirnos...

Y la tomo de la mano para caminar hacía el pueblo, sintiendome libre como no hacía desde mucho, me rio sin venir a cuento porque la euforia es el unico sentimiento que permanece ahora, no hay culpa, ni remordimiento, ni preocupación, ni miedo...

- tenía que haberte pedido una cita hace mucho- y lo digo divertido, como si fuese un chiste el hecho de que no se me hubiese ocurrido- no sé como no me has dado una colleja por el olvido...

Que ella pudiese llegar a pegarme por el descuido me hace aún más gracia. Y el hecho de que no parezca enfadada me hace reir otra vez. La miro, parece confusa, pero me devuelve la sonrisa. Le aprieto la manos y le guiño un ojo.

- tendremos que reparar el error...lo hemos hecho todo al revés...me enamoré de ti antes de conocerte...me acosté contigo antes de pedirte una cita...no es así como se hacen las cosas...

Todo me parece ahora muy divertido, casi cómico. Aprieto el paso, sólo porque el ritmo es demasiado lento para lo que me fluye en el interior, y acabo corriendo y haciendola correr conmigo, hasta que me canso y paro de golpe, dando una vuelta y cogiendola de la cintura para apoyar mi frente en la suya, sin abandonar la sonrisa.

- es que me despistaste en la ducha...¿te he dicho ya que cuando hablaba de hacer el amor sólo pensaba en ti?...

Eso también me causa gracia. Como si el hecho de no decirle lo que siento normalmente fuera un absurdo, alguna vez pensé, lo recuerdo, que ella no era para mi, ¿por qué? no puedo recordarlo ahora. La voz siempre dice que puedo tener todo lo que quiera. Ya sé lo que quiero. La quiero a ella.

Llegamos al pueblo, ella parece ahora casi tan feliz como yo, aunque lo cierto es que aún me mira de vez en cuando con preocupación. Aparto mi mirada cada vez que veo esa sombra en ella. Una de esas veces, pasando por una de las calles secundarias de la Avenida Flinch me veo reflejado en el escaparate y frunzo el ceño.

- Quizá debería conseguir una camisa...

Pienso en voz alta, y me fijo en algo más. Los ojos no están bien...pero puedo arreglarlo. Sólo he de concentrarme, apenas es un segundo y el gasto de poder es minimo, absurdo, ¿a quién le importa? mis ojos me devuelven el reflejo al fin grises y sólo al sonrerir, ufano, por el logro, se denota en ellos ese fulgor rojizo y sobrenatural. Mejor...mucho mejor. Perfil bajo, pasar desapercibido, es algo que aprendí hace mucho.

Un poco más allá me fijo en el escaparate de una tienda, el maniquí parece de mi talla y yo necesito algo que ponerme. No la suelto al adentrarme en la esquina y tampoco lo pienso cuando alzo la mano y obligo a la puerta a abrirse. Sólo entro y rebusco entre las estanterías, mostrandole una camiseta a rayas con cuelo polo.

- ¿esta es muy informal?...



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Lun Feb 20, 2012 7:56 pm

Que si, que no, que si viene, que si va, si me besa, si me deja...que si me besa otra vez le pondre el mundo a los pies por que me ha hecho perder la razón.No, esto no esta bien...el no esta bien, yo no estoy bien si lo miro asi...necesito que vuelva, si que vuelva, por que mientras este así me dara horror que no pueda controlar sus impulsos extraños, esos donde no se si me habla con verdades o mentiras.

Pero me gustan mas las mentiras y la duda...más si vienen hacia mi con eso que siempre quize escucharlo decirme.A mi casa se ha decidido ir, y entre que me arden los labios y la angustia, decido que me agrada mas este estado psicotico que me muestra y entre todo y lo que no tengo, lo adoro como sea que se presente ante mi, aunque me angustie mas de lo que me tranquiliza.

-a divertirnos..-

repito, no muy convencida, pero más que hace rato, por que siento que siguiendole el paso es la unica forma en la que lo hare volver por entero...por que no permitire que se lo lleve la oscuridad,lo aseguro para mi misma mientras siento como toma mi mano y me lleva entre pasos al pueblo y mi corazón late con fuerza entre la preocupación y la alegria, una combinación perfecta y sin embargo, no tan deliciosa como quisiera. Se que sería mejor si solo estuviese perfectamente bien.

Se ríe de pronto como un completo loco, lleno de una euforia que nunca vi antes en el, por que siempre suelo verlo molesto conmigo y mis tonterías, pero me recuerda más al viejo Jake...siento que quiero besarlo de nuevo, pero no viene al caso, necesito que recobre completamente su estado normal...y poco a poco sus venas van bajando, aunque no tanto como quisiera...aún me parece uno de esos malos modelos de vitamina.

Sus palabras eran tan deseadas por mi, que ahora que me las dice no pueden evitar mi felicidad, pero son la imagen perfecta de algo que se muy bien...el no esta entero, sino, es que creo que jamas me lo hubiese dicho, no asi, no tan libremente...Jake no muestra sus sentimientos con tanta desfachatez,el es más bien...unico y discreto.No tiende a mostrar lo que siente. Así que esto es un privilegio y algo que se que en realidad no querria estar diciendo,no si estuviera en sus cabales.Pero más me vale seguirle el ritmo, eso si no quiero ponerlo mal, si quiero que se estabilize, que vuelva a mi.

Le devuelvo la sonrisa y me aprieta la mano guiñandome el ojo...cierro los labios borrando mi sonrisa, pero sin mostrarle que sigo angustiada, mas vale no darle razones para dudar de mi.

"tendremos que reparar el
error...lo hemos hecho todo al revés...me enamoré de ti antes de
conocerte...me acosté contigo antes de pedirte una cita...no es así como
se hacen las cosas..."

Ya, eso me hace convencerme, el tipo no esta completo, ya sabén, es como ese dicho..."los niños, los borrachos y Jake invadido por la oscuridad...siempre dicen la verdad"

Se rie, se divierte como un ebrio pero mucho más cuerdo que uno y seguramente si yo no lo conociera pensaría que esta más que normal. Pero lo conozco, yo se como es...y bueno...no es este precisamente, no así, no tan sincero, no tan desinhibido,no tan despreocupado.

Hecha a correr.

-espera...¡no!..-

y rio mientras corremos...con vaqueros es mas facil, ahora lo se. y corremos y corremos...y de pronto se cansa y yo ya voy cansada de antes, me toma en brazos, apretandome a el y reimos como unos completos idiotas...si...lo amo.

Lo miro a los ojos cuando me habla de hacer el amor....y me da miedo...pero me da mas alegria que temor, por que lo quiero para mi.

Sigue conmigo...y aun me preocupa...no se que pasara esta noche...eso es lo que me preocupa...es como traerlo borracho a mi costado..lo miro mientras se refleja en el escaparate, pero a su comentario le acompaña la insensatez y de pronto estamos dentro de una tienda...y sus ojos son grises de nuevo...pero yo se que aun esta la oscuridad...si...aun lo tiene en su poder...Jake..por favor..regresa.

Busca entre los estantes una camisa...yo estoy ahi congelada..¿deberia decirle que esto esta mal?...¿no es esto como el insomnio y si lo despierto le traera transtornos psicológicos?...¿que se supone que deba hacer?...y me pregunta, paso saliva y le sonrio de nuevo. Vane, calmate.

-es perfecta...-

murmúro, y se que estoy siendo sincera...por que me encanta.

-pero...deberias ponertela e irnos por que...bueno..esto es propiedad privada sabes-

quien lo diria...si a mi nunca se me ha dado esto de ser el angel de la guarda.

-ademas...bueno...yo tengo un par de esas en casa o...podriamos pasar a tu casa a que te cambiaras digo..que si te la quieres llevar...igual dejamos el efectivo en la caja...-

no no, mejor callarme

-se te ve excelente...me agrada demasiado...tanto como a ti mis vaqueros..-

Me dirijo hacia el y le beso suave los labios, algo pequeño...Jake...necesitamos salir de aqui. ¿Por que jodidos no sonaron las alarmas?.

-creo que deberías tener mas de estas...definitivamente te sientan excelente-

aunque si me lo preguntan, siempre amare más al chico de la cazadora, la vieja camisa y el pantalon rasgado.

-y bueno..tambien...tambien creo que ya deberiamos irnos de aqui-
avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Lun Feb 20, 2012 8:24 pm

Me estoy mirando en el espejo con la camiseta delante de mi, sin probarla, sólo dejandola puesta por sobre mis hombros y viendo como me queda cuando ella contesta. Algo en su tono me hace volverme a mirarla, pero no veo nada raro en ella. Sólo sonrie y me dice que es perfecta. Si, yo también lo creo. Cómoda y de mis colores favoritos, rojo, blanco y verde. Le sonrio de vuelta y le quito la etiqueta tras mirarla un momento. Ella dice algo de que aquello es propiedad privada. ¿Y? ¿qué quiere decir?

- y qué van a hacerme?...¿encerrarme?- suelto un bufido pero no dejo de sonreir- tampoco es como si pudiesen...

Lo he olvidado aún antes de ponerme la camiseta por la cabeza, tras quitarme la camisa deshilachada. Ahora que lo pienso debería buscar algo para ella también, la miro y doy una vuelta a su alrededor, para mi está guapisima, como siempre, pero sé que ella nunca saldría a ningún sitio con la blusa manchada de hollín y ceniza.

- ¿buscamos algo para ti?...

Habla ahora de dejar dinero en la caja. No la entiendo. Vuelvo a mirarla enseñandole una camiseta blanca, sin hombros, que me parece perfecta para ella.

- ¿esta?...-no espero a que me conteste, sólo me la echo al hombro a tiempo de cogerla por la cintura cuando se acerca a besarme, subo la mano por su costado hasta abarcar su cuello y sonrio cuando sus labios dejan de tocarme- estás preciosa con cualquier cosa, pero tu cuello me vuelve loco...tu cuello y tus ojos...y esa forma en que tus labios se fruncen cuando estás disgustada o te muerdes el labio inferior para provocarme...lo haces a posta...

Eso también me parece de pronto terriblemente divertido, aunque recuerdo vagamente que siempre me ha molestado, supongo que porque funciona. Ahora no me importa.

Pero está nerviosa y se mesa las manos una y otra vez, y me encojo de hombros haciendo lo que me pide, llevandola fuera para que deje de preocuparse. No hay nadie y nadie ha dado la alarma, era imposible, la puerta sigue cerrada desde dentro cuando nosotros salimos. es tan fácil...

- toma, pontela- le tiendo entonces la blusa blanca ya en la calle, me mira, indecisa- ¿a donde quiere ir la niña?

No contesta inmediatamente, pero sí se saca la blusa sucia con la intención de ponerse la otra, yo solo me acerco para poner mis manos en su cintura mientras la saca por la cabeza y no pierdo detalle del intrincado encaje de su sujetador. Cuando me inclino hacía ella es para besarle el cuello mientras ella intenta ponerse la blusa nueva, sin demasiado éxito porque no me aparto.

- tengo una idea...!vamos a bailar¡...quiero bailar contigo...

Creo que nunca he bailado en público. Otra cosa de la que siempre me he privado...tonterías...

Se escuchan voces, alguien viene, probablemente una pandilla de gente de camino a una disco, los jóvenes son los unicos que pueblan la ciudad a esas horas de un sábado, los chavales y la policia, pero los últimos solo si los llaman. Me aparto, dejando su cuello, para que se vista, y la cojo de la cintura luego, para caminar con ella hacía la interestatal, allí hay un bar al que voy a veces, un sitio que me gusta, la musica es buena, no está nunca lleno y los margaritas son excelentes.

- ¿por qué nunca hemos bailado juntos?



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Lun Feb 20, 2012 8:44 pm

-¿Encerrarte?-

Bueno...eso es poco contado tu histotial como vendedor de drogas...es como un niño, uno pequeño y de entre la gracia cada vez, me causa menos, mas bien me aterra que se comportase siempre asi cuando tenia una descarga tal, es que este es simpleente un Jake muy vulnerable, es algo muy dificil de creer, pero es peor aun imaginarmelo asi haciendo sus cosas esas de vender drogas...y me pregunto si ahora mismo podría tener la misma fuerza para todo, pero conserva algo, su bandera de "puedo navegar contra el mundo" aunque ahora le ha quitado el "Yo solo"...

Se pone la camisa, no le angustia para nada mi tono, es como ver a un joven mirando a una anciana y diciendose para si mismo "Vieja loca. ¿por que no mejor te callas?...¡enserio que le harias un favor al mundo!", no me causa gracia el pensamiento, se que en uno de los dos tiene que caber la cordura aunque bueno, estoy tan loca que no se por cuanto tiempo me quepa a mi la mía.

De pronto habla de vestirme a mi, eso ya no me gusta, no por que me ponga algo, sino por que eso involucra robar, si ROBAR mas ropa, y eso no va conmigo, digo, yo siempre prefiero pagarla. Espero que este sitio no tenga camaras, lo espero aun mas cuando el toma la blusa...su confesion me deja absorta, cada vez me convenso más de que quiero que siga diciendome esas cosas,pero al final, tras mi beso, accede a salir y yo estoy mucho mas que tranquila por que afuera se respira mejor. Pero sigue invadiendo mi mente...si...con sus palabras, con lo que yo siempre quise saber.

¿Algun dia me pasara lo mismo?...me perdere en mi subconciente y le confesare todo....¡que miedo!...eso es dejarse vulnerable frente a uno...¿acaso lo recordara cuando vuelva en si del todo?...no quiero que lo olvide y eso me preocupa.Ahora no se si quiero que vuelva a ser como es...

Quiero ponerme la blusa...pero no me deja...y mi piel se eriza al solo contacto de sus labios..y me muerdo el labio para no suspirar su nombre...por que me llena por entero.

Solo se detiene con los ruidos que provienen ya muy cerca y me cambio rapido hechando la blusa vieja y sucia al suelo.

Cuando habla de ir a bailar le sonrio...estoy segura que tiene dos pies izquierdos,lo pienso mejor mientras camina conmigo sosteniendome de la cintura y ya se divisa un bar...un bar que no conozco, a pesar de que vivo desde pequeña en este lugar.

-¿bailar?...bueno..nunca habiamos bailado por que nunca habiamos salido juntos...digo..no en plan de salir...salir...tu sabes-

sonrio, parezco una parbula idiota.Mejor callarme.

-Pero esta noche voy a demostrarte que no hay nadie mejor en la pista que yo-

basta de preocuparme...lo quiero...si..lo quiero asi, como venga...mañana habre de arrepentirme...siempre he vivido asi, al momento.

Lo tomo del brazo corriendo con el al bar. Y entramos entre risas...de golpe. Nos miran, nos miramos y hechamos a reir de nuevo como un par de tontos, la musica esta perfecta...pero primero la copa, me tomo a su cuello...le miro fijamente.

-¿margaritas para empezar?-



avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Lun Feb 20, 2012 9:11 pm

Dice cosas extrañas, o que al menos a mi me suenan así. Y la miro extrañado cuando empieza a repetirse, como si no supiese muy bien como acabar la frase.

- ¿salir, salir?- le devuelvo una mirada entre curiosa y sorprendida, y la miro con los ojos muy abiertos y las cejas alzadas. Pero es porque no entiendo la lógica empleada- no es necesario salir para bailar, ni salir, "salir" ni ninguna otra versión...podemos bailar en el instituto, pudimos bailar en tu garaje, tuvimos un montón de ocasiones para ello...recuerdo un día en que teniamos la radio mientras cambiaba tus llantas y pusieron aquella canción...¿cómo se llamaba?

Intenté tararearla, pero me costó un rato.

- Every single dayyyyy...every word you say...parecía gustarte mucho...quería cogerte en brazos y rodear tu cintura, quería acercarme a ti, poner mi mejilla en la tuya y cantartela al oido...pero no lo hice...

Eso me puso un poco triste, pero me duró un momento. Al siguiente lo olvidé y me centré en lo que me decía. Sonreí al verla tan entusiasmada como yo. Por una vez iba a divertirme.

me toma del brazo y es ella la que me hace correr ahora, hasta el punto que entramos corriendo en el bar, entre risas y todo el mundo nos mira, me importaría en otra vida, pero ahora no. Sólo los miro a mi vez y rio de nuevo. Se gira, mientras yo aún miro a los presentes con cara de quién es transparente y se toma de mi cuello sin darme tiempo más que a mirar hacía abajo y perderme en sus ojos. La sugerencia parece perfecta, un margarita es exactamente en lo que yo estaba pensando...en eso y en...me inclino y la beso, cogendola por las caderas, y sin dejar de besarla, insistentemente, sorbiendo su labios cada vez que cambio de posición sobre ellos, y es así como la llevo hacía la barra, sin mirar más que una vez para situarme y cerrando los ojos después, concentrandome sólo en ella, y cuando su espalda, o su culo, no estoy seguro, chocan contra la madera, la alzo por las caderas y la sostengo a mi cintura, separandome tan solo de su boca para decirle al camarero:

- dos margaritas- y entonces me acuerdo de algo, cortesía, sonrío al tipo, creo que se llama Erick- por favor...

El tipo se ha quedado mirandome casi con la boca abierta.

- ¿pasa algo?- pregunto, amable.

No puede ser por la postura, he visto a gente mucho más escandalosa en el mismo bar y sin ser fin de semana.

- no...-dice tras un par de segundos en que lo he mirado con perplejidad- no...es que nunca te había oido hablar...

Puede ser, pienso. normalmente solo voy a sentarme en la barra sin que me molesten, me tomo una copa, siempre la misma, pidiendola con un gesto y luego me voy sin hablar con nadie...puede ser...qué poco me gusta el otro Jake...me encojo de hombros, sin embargo, ante la respuesta y cuando veo que se marcha a preparar las bebidas vuelvo a bajar la vista hacía ella, la beso de nuevo, apoyando su trasero en la barra metalica que cuelga de la otra, a modo de colgador, y sólo cuando el camarero vuelve y escucho que nos sirve vuelvo a soltar sus labios.

- umm...podría beber de ti y me emborracharía igual...

Recojo una copa con la mano y se la ofrezco primero, antes de tomar la mía paso el dorso por su barbilla y la miro a los ojos sonriendo.

- mi niña...nunca te he dicho que te quiero, ¿verdad?



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Lun Feb 20, 2012 9:33 pm

Estamos en el bar y de alguna forma,tomando con sus brazos encerrando mi cadera y gracias a su cuerpo me voy dirijiendo sin tropezar hasta la barra, mientras me come a besos la boca, la cordura, y me invade calor, una llama fuerte que huele mas a cenizas y a carbó, pero a carbón del bueno, a ese que se hace entre pasión y licor de erotismo, ese que no se compra, ese que solo lo emanan los buenos partidos...ese que yo no pruebo más que con el...que sabe a miel..que sabe a hiel cuando no es mío...que me emborracha y me empapa solo de el. Y mi mente canta canciones alocada, es como un coctel de Vodka y Ribotril...no..es mejor.

Pronto choco con mi trasero, la barra me golpea diciendome que no se puede llegar mas lejos, me sonrio por que no me importa, el me alza sin dejar de comerme la boca, y me hago a sus caderas con mis piernas, si no tuviesemos ropa esto se veria mucho mas apetitoso, pero aun asi todos nos miran, me suelta los labios para pedir las bebidas...pero algo anda mal..todos nos miran mas cuando se hace un silencio incomodo...solo entonces volteamos hacia el camarero que hace lo mismo.

Jake habla, y el hombre tartamudea diciendo algo que me recuerda la realidad, esa que me estoy pasando por alto.Se va y seguimos besandonos sin importarnos nada, pronto me recarga a la barra, me sostengo de su cuello y solo nos soltamos cuando vienen las bebidas, agradeciendolas con la mirada.

Jake me da la mia, toma la suya y lo miro fijo.

quisiera decirle lo que pienso respecto a su comentario...pero no puedo, por que yo si que estoy cuerda, asi que le sonrio ampliamente diciendo lo mucho que amo que me lo diga...per ante lo segundo no reparo...y lo miro...bajando de pronto la mirada. Pero el tiene aun su mano en mi barbilla...esto es lo que siempre quize...pero ahora lo quiero mas que nunca...arde en mi pecho con fuerza.

-No..pero...entonces...como ninguno lo ha dicho antes...creo que yo debería decirtelo primero-

sonrio sublime

-aun cuando se que cuando me lo digas..no hara falta que yo lo haga....lo sabras por ti mismo...pero..es que no estoy segura de que vayas a creerme-

Basta, esta noche quiero que me crea, no es lugar a opcion.

-pero yo si que te quiero....-

avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Mar Feb 21, 2012 1:56 pm

Cuando mi frente se arruga y mis ojos se velan un poco no es porque no vaya a creerla, es que no esperaba respuesta alguna por su parte, puede que no sea yo mismo en el momento pero mi memoria no falla nunca. Voy a decir algo pero ella sigue hablando y la dejo, pero sigo mirandola con una expresión curiosa.

- Niña...- la corto al fin- yo ya sé que me quieres...hasta el "estupido Jake" sabe que le quieres, otra cosa es que prefiera no saberlo, o decirse a si mismo que es imposible...él también te quiere, por cierto, pero es demasiado prudente como para asumirlo y demasiado capullo como para decirtelo, yo lo haré por los dos...te quiero linda, ya te quería antes de irme- apenas rozo su mandibula con dos dedos y apoyo mi frente en la suya- el "estupido Jake"- ese otro que no soy yo- cree que no puede protegerte, que es mejor para ti si estás lo más lejos posible de él...pero yo no, yo si puedo protegerte linda, y lo haré- nada me lo impide, soy libre de hacer lo que quiera, no entiendo por qué dudé alguna vez, es una certeza y como tal lo afirmo- nadie te hará daño nunca, mi niña, porque tú eres todo lo que quiero...

En cuanto lo digo me siento mejor. Es algo que llevo guardando mucho tiempo y hay cosas que es mejor decir, decir cuanto antes, antes de que acaben atascandose en tu garganta y se atasquen para siempre.

Creo que entiende que no le miento, porque sus ojos no dejan de mirarme y en los míos debe leerse la respuesta, no la estoy ocultando, ni siquiera lo intento. Cojo la copa y ella alza la suya, pero esta vez si la corto antes de que diga nada.

- Sin brindis...tú ya estás aqui

Y no hay nada más que necesite, así que ¿qué sentido tendría? Nos besamos, una, dos, mil veces, he perdido la cuenta, mientras nos tomamos las copas sólo hay besos y sonrisas, besos, sonrisas y promesas.

- hasta el "estupido Jake" te lo ha prometido niña, siempre estaré aqui para ti...- afirmo cuando pregunta.

Tras la copa me coge de la mano sonriente y me lleva hacía la pista, recuerdo entonces que quería bailar y la sigo encantado. La canción es movida, algo de Don Omar, nunca me ha gustado, excepto por las chicas que salen en los videos, pero no es momento de poner objecciones, hoy bailo lo que sea. Al terminar la canción pasan al pop, una canción de esas con mensaje, que no escucho, sólo la miro a ella danzando mientras me coge de la mano, elevandola para dar vueltas. Vane se divierte y yo también, intento seguirla pero no soy capaz de mover las caderas como ella lo hace, creo que es cuestión de genetica...aún asi me lo paso bomba.

Cambian la música, al fin una lenta, una canción que me permite abrazarla, pero antes de que lo haga alguien se acerca y la coge por la cintura, me interpongo y mis ojos denotan que no me gusta que la toquen, nunca me ha gustado, sólo que normalmente me digo que no es asunto mío y miro para otro lado, esta vez no. Vane parece asustarse cuando me mira a los ojos y me agarra del brazo, diciendome que lo deje. Supongo que es el fulgor rojizo de cuando me cabreo, pero no quiero asustarla así que suelto al tío, empujandolo suavemente y le doy la espalda para cogerla a ella de la cintura y atraerla hacía mi, como si lo demás no hubiese ocurrido.

- estoy bien linda, sólo...

Pero no acabo la frase, ya me he olvidado del altercado. Ahora estoy centrado en el calor que desprende su cuerpo, en el olor de su pelo acariciandome la mejilla y en esa vena del cuello latiendo rápidamente. Me inclino mientras giro con ella y poso mis labios en esa venita divina que no deja de latir.

Es ella la que introduce su mano por mi espalda, bajo la camiseta, y soy yo quién le corresponde subiendo la mía por su abdomen, también bajo su blusa, y de la vena palpitante paso a su cuello y luego a su oreja, sin perder el ritmo.



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Mar Feb 21, 2012 3:10 pm

Se refiere a si mismo de una forma algo tonta y lo más lógico es que no lo comprenda del todo, eso es por que en realidad no puedo entenderlo cuando se pone a hablar en una mala parodia de Golum en el señor de los anillos...pero me gusta más de lo que me asusta, lo prefiero como sea que el decida mostrarse, por que entre todos sus desvarios y su faceta de sabio todopoderoso, lo amo más con cada día que pasa.

Me gusta que me callé, que me aclare, que me diga y me corrobore lo que ya se, me fascina todavia mas que se haga el interesante y e mueva el sentimiento con palabras tan simples, con frases tan cortas, con dulces tonos tan tipicos que sin embargo, viniendo de el, me parecén lo más hermoso que existe en el universo...si, por eso lo digo: Dí mi nombre y cargaré en vilo el universo.

"No me jures..no me prometas...solo cumpleme...por que yo no voy a abandonarte jamas...y tambien estare ahí para ti, siempre a tu lado, luchando por todo lo que te haga bien"

No puedo dejar de mirarle, aun cuando se que no he dicho nada, adoro más el sile ncio que se lo dice todo sin que yo le diga nada, por que cuando siento que me arden los ojos de esa forma, se que soy victima del brillo nostalgico de la presión humana denominada "Enamoramiento"...debe haber seguramente una "estupida Vanessa" muy dentro de mi, la diferencia es, que ella siempre sale a flote.

Alzamos las copas...no me deja brindar, pero su apelativo es mucho más hermoso que cualquier palabra con la que hubiesemos podido acitronar el instante...sonrio y mis oyuelos se pintan en mis mejillas. No puede haber noche mas bella, y la atesorare por siempre, aun cuando mañana despertemos lejos..aun cuando no se repita...este instante es maravilloso...y solo quisiera que el fuese siempre el mismo...o quizas no.

Se va el tiempo entre besos y copas...no he medido la cuenta...creo que me estoy poniendo ebria para la novena o decima margarita...pero me he alcoholizado más de sus besos....eso es lo mas exquisito, lo uqe mas me tiene con ganas.

-¿Hasta el estupido Jake me promete lo que tu me dices en su representación?-

necesitaba decirlo, la duda puede conmigo y cuando me responde positivamente hecho a reir, alegre, como una completa loca. Tomamos la copa de golpe y me lo llevo a la pista...y entre el calor y el pegadito, se me va la noche; es un meneo por aqui, caderazo por alla, bajar, subir, repegarnos y el tipico "Perreo", juro que no me divertía asi desde hacia mucho tiempo.Luego vienen las musicas de pop donde sale mi lado nice y el intenta seguirme el paso mientras sonrie y me hace amarlo cada vez mas.

-TE ADORO-

grito, presa de la alegria y la bebida...estamos gozando la noche....y de pronto viene la musica lenta...espero que me tome entre sus brazos con una sonrisa amable...pero un tipo se acerca antes y me abraza...no lo comprendo y pongo cara de genio.

-oye...espera..

Pero Jake se adelanta y todo se hace un caos, lo paro a tiempo al denotar el brillo maquiavelico en sus ojos, no quiero perderlo, no, esta noche no, todo esta bien.Le tomo el brazo...y mis ojos se lo dicen "soy tuya, solo tuya, estoy contigo".

-Por favor....solo olvidalo si-

y le sonrio, me calma...y empezamos a bailar juntos, el tipo se aleja medio asustado y ebrio.

Lo seduzco sin dejarlo habalr y lo que sigue es una serie de ritmos y cachondeo, entre un movimiento sutil de mejilla y labios, le acaricio el rotro con mi cabello y entonces el sigue...y me besa el cuello...y suspiro.

-Jake..-

susurro, pero el lo ve como una suplica...y de nuevo el tiempo corre, mientras se hace de mi cuello...de mi oreja...y todo arde de nuevo mientras meto mi mano bajo su camisa y el bajo mi blusa.

Empiezo a pensar que quiero irme pronto a casa.

Le aruño un poco la espalda...adoro ese gemido que emite en mi piel.

-Jake...-

susurro de nuevo, solo entonces alza el rostro y le sonrio, busco sus labios y me hago de ellos mientras seguimos metiendonos mano bajo la ropa, sin importar que estemos enmedio de la pista...esta noche hare las cosas bien, a su lado, como se debe.
avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Mar Feb 21, 2012 4:40 pm

La primera vez que dice mi nombre no le presto atención, continuando mi trabajo en su oido, tal como me gusta, pasando mi lengua por su pabellón e introduciendo la punta poco a poco primero, para acariciarla y robarle un suspiro, y luego más adentro sólo para saborearla entre los labios y mordisquearla un poco. Pero la segunda vez alzo el rostro y la miro, por si quiere decirme algo y no es sólo una forma de decir "sigue".

Se pone de puntas y sube un par de centimetros para alcanzar mis labios y yo inclino la barbilla para bucarla a mi vez y separo los míos para darle paso. La sensación es siempre la misma, siempre como la primera vez, una emoción que te recorre por entero y aparta cualquier otro pensamiento dejandote en la entropia de un pensamiento feliz.

Es entonces, mientras me sumo en el beso y no pienso en nada, mientras sólo siento, que ella mueve su mano sobre mi espalda, acariciando la columna y provocandome un pequeño pero intenso escalofrío de plaer cuando sigue bajando y su mano se adentra en mi pantalón, cogiendome el culo con la mano cuando lo apresa. Sólo me separo un segundo de sus labios, soltando una risa pequeña, gutural.

- más despacio, niña...

Pero la miro y veo el deseo en sus ojos, y también otra cosa, la seguridad en el anhelo, y también el amor. Ese que yo sé que también se refleja en mis ojos.

- o no...

y sonrío, acariciando sus labios con los dedos, comprobando su tacto porque no me creo que puedan ser tan suaves y exigentes a la vez. Me inclino a besarla de nuevo, un beso rápido con un deje de posesión.

Recojo sus manos, las dos, entre las mías, solo porque es necesario que las aparte de donde las tiene y guiñandole un ojo para que entienda que no es un reproche le indico la puerta mientras me acerco a la barra y pago las copas.

En la puerta es que me espera, la cojo de la cintura y le doy un beso en la mejilla antes de salir a la calle. Un charco en la acera nos obliga a separarnos, así que alargo el brazo para darle la mano en su lugar.

- ¿te apetece caminar o cogemos un taxi?

Aún no lo he terminado de preguntar y ya la tengo abrazandome y besandome el cuello. Creo que entiendo la respuesta.

- tienes razón...un taxi mejor...

su urgencia también me hace gracia, esta noche todo parece divertido. Asiento aún sin que me vea hacerlo y abarco con mis manos su cintura, subiendolas por su contorno hasta alojarlas en el hueco de su axila, y con las palmas sostengo entre mis manos sus pechos, amasandolos primero para luego sólo sujertarlos mientras acaricio su contorno. mientras me sigue besando saco el móvil y llamo al servicio de taxis, pidiendo uno.

Cuando llega tiro de ella para entrar en el asiento trasero y los dos nos miramos un segundo antes de dar cada uno su dirección, los dos a la vez, dejando al pobre taxista algo despistado. Me rio y le doy la dirección de ella, sea como quiera.

Nos deja en la puerta, es ella la que paga la carrera, no digo nada, nunca me ha importado o molestado que ella tenga más dinero que yo. Sólo salgo y la espero. El tipo de la puerta sigue viendome raro pero tampoco me preocupa. Al acercarme a la verja me giro hacía ella y la cojo en brazos porque sí.

- ¿no es así cómo se lleva a la novia?

El tipo abre la puerta, no muy convencido de que deba. Cuando estamos llegando a la puerta principal me suena el móvil, la sostengo con un brazo sin soltarla, para que no se mueva mucho ni se caiga y ella se agarra a mi cuello mientras abro el mensaje. Reconozco el remitente y también el asunto del que habla, pero ahora mismo no me importa si están vendiendo droga en alguna discoteca o aprovechando los efectos del polvo del diablo para meterse en las bragas de alguna jovencita poco responsable. No es asunto mío. ¿por qué iba a preocuparme?

- no es nada

Confirmo en voz alta mientras cierro la tapa y lo guardo de nuevo. Y la suelto ahora al llegar a la puerta de su casa. Saca las llaves y abre sosteniendome en todo momento por el cuello de la camisa.

- no me voy a ninguna parte- advierto risueño mientras la sigo dentro.



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Mar Feb 21, 2012 5:35 pm

Mis manos se mueven ansiosas, sin tapujos, como si no hubiese nadie, y para mi, la verdad es que no existe nada ni nadie, solo estamos el y yo, juntos, a la mitad de la pista, solos, con la musica a odo volumen y el ardor en nuestras mentes y corazones, estamos ahi juntos y nada puede terminar la noche, nada la puede parar.

Estamos ambos fundidos en un mundo utópico, ambos danzando en las maravillas del universo y la emoción de tenernos juntos eternamente, como si no fuese a acabar jamas el tiempo, como si no fuese a tener nada mas de necesidad que no fuera su nombre, su aliento, todo en mis labios.

Y sigue el fajeo...mi mano se inmuzcuye...se posa en su trasero con ligeresa, lo aprieto...me encanta esa sensación de su piel suave y firme a la vez en mi mano, lo siento respingar, pero no por el movimiento sino por lo que voy apurada y no quiero soltarlo aunque respingue...aunque me pida que vaya despacio...y se lo indico con una mirada sutil que le dice cuanto deseo tenerlo...cuando adoro su aliento...cuanto lo amo enteramente. Y su reflejo en mis ojos le deja claro que adoro esa manera tan suya de volverme loca...loca por el.

Me sonrie, el corazón me da un vuelco...siento su caricia en mis labios y emito un suspiro suave, mientras recibo su beso y me dejo llevar...no me importa el aire posesivo con el que se hace de mi, por que yo le respondo fiera, de la misma forma...es reciproco...soy tan tuya como tu eres mia. Me toma las manos y emito un quejido, no me gusta que me impida tocarle, veo como me guiña el ojo...comprendo el plan y me adelanto a la puerta mientras el va pagando...si, estoy emocionada.

Llega pronto, mas de lo esperado, se hace de mi cintura y me besa la mejilla...yo queria su beso en mis labios. Salimos a la calle, y vamos andando, solo nos separamos un poco para no mojarnos con un charco y me causa gracia como alargamos el brazo, como dos niños.La propuesta viene a largo...y con un beso y un abrazo a golpe le doy la respuesta,me urge que estemos solos...y asi me toma el cuerpo...y su toque me acelera la respiración mientras le beso...y me parece que me lo como en media calle.

Pero así vamos hasta que viene el taxi, al subir damos al mismo tiempo la dirección y luego hechamos a reir en conjunto...es lo más romantico que se pueda ver jamas.El da mi dirección y el auto se mueve. Me reprimo para no apurarle.

Cuando por fin da la vuelta en mi calle me emociono, y solo se detiene frente a mi casa quiero bajarme pronto. Pero el baja primero y yo pago rapidamente. Se va a mi lado, bajo con el y vemos partir al taxista.Saludo a mi portero, no me molesto en verlo mas.Hecho a reir enamorada mientras me carga....me pued acostumbrar a esto.

Me sostengo de su cuello, parecemos recien casados rumbo a la puerta...cuando suena su movil ruego que no sea urgencia..el lee el mensaje, yo me concentro en besar su cuello pidiendole que no dilate más...por fin cierra el movil y por su tono me dice que no es urgente, lo miro ensoñadora...seductora y me muerdo los labios provocandolo.

Me suelta justo frente a la puerta de la casa, busco las llaves en la bolsa y abro la puerta llevandolo del cuello de su camisa junto a mi, como si fuera mi propiedad; su protesta divertida me roba mi sonrisa y se la doy a el.

Asi lo jalo conmigo...y pestañeo mordiendole un poco el labio.

-no...no te iras a ninguna parte...me aseguraré de no dejar que lo hagas-

y sonrie y lo jalo conmigo a la pared, subiendo mi pierna para rejuntarlo a mi cuerpo,de pronto nos miran las damas de servicio como sorprendidas, por que no suelen verme besarme con mis "Invitados" de esa forma, frente a ellos. No me interesa..me hago de su cabello.No puedo respirar, lo necesito, asi que sigo robandole el aliento.Lo quiero todo para mi.

Jadeo un poco y lo separo un instante, sosteniendo su cabeza y pegando su frente a la mia, compartiendole mi respiracion en sus labios entreabiertos, sin besarle.

-me creeras si te digo...que eres la primera persona...ademas de Alex...que conocera MI habitación..-

y sonrie...le sonrio igual.

-si...creeme, es mas lo que se habla que lo que realmente sucede-

le acaricio la nariz con la mia

-y no la compartiria contigo si no fueras especial para mi-

vuelvo a besarlo, y en ese mismo beso lo voy llevando a las escaleras, jalandolo de su camisa...Me pone mal, este chico debería ser alguna mala droga...y estoy segura que se la compraría seguido.
avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Mar Feb 21, 2012 6:16 pm

Y ahí esta, esa forma unica de morderse el labio, no sé si lo unico es la forma urgente en que sus dientes, ligeramente irregulares se clavan en su labio y lo retuercen o si es el labio en sí el que no es de este mundo, el caso es que no puedo dejar de apreciarlo y cada vez que lo hace me temo que ardo por llevarme ese labio inferior a la boca y sorber de él. Eso...entre otras cosas...

- no pensaba irme...

Replico y sonrio con simpleza. Ella me toma de las solapas del cuello y tira de mi, obliagndome a apoyarme en la pared y a mi me da la risa, una carcajada floja y cortada rápidamente por unos labios que vuelven a mi, al sitio donde pertenecen.

Alguien suelta una expresión de sorpresa, ni ella ni yo y yo no veo nada más, demasiado pedir que aparte la mirada de su rostro para ver quién o que va. Me da igual. Quién quiera que sea que se apañe solo. Yo estoy ocupado.

Jadea de pronto, yo llevo ya un rato ayudandome a llenar los pulmones con la boca, a pequeños tragos entre beso y beso, el estomago me da vueltas y la sangre parece haber cogido la autopista en mis venas. Su respiración es hipnotica.

- la habitación...el baño...el sofá...niña, a mi me da lo mismo...

Me faltó decir que mientras fuese con ella, pero estaba implicito.

- tienes suerte- contesto con una sonrisa maliciosa- sólo he oido la mitad...ya sabes, he estado fuera...

Me frota la nariz con la suya, y eso me hace cerrar los ojos e inspirar, me siento tan cómodo con ella, tan seguro de lo que hago, es como...y abro los ojos de golpe, comprendiendolo.

- te quiero, niña.

Me besa otra vez, cálida y mesurada y tira de mi hacía las escaleras, creo que subimos, sólo echo un ojo hacía arriba para ubicarme y no tropezar antes de volver a mirar hacía su rostro con la intención de retomarlo, pero su mano sujetando de nuevo el cuello de mi camiseta me hace reir.

- en serio...¿vas a llevarme siempre de la correa?

Pero es una broma, me adelanto, quedando a excasa distancia, apenas unos milimetros de ella y la sujeto de nuevo por las caderas, subiendola a mi cintura y subiendo así las escaleras mientras la beso otra vez. Sin preguntar giro en el descansillo hacía la izquierda y encuentro la puerta de su cuarto, que abro sin mirar, avanzando con ella.

Si dejo de besarla es solo para dejarla sobre la cama, mueble que he buscado con un solo ojo abierto mientras mi boca se comía la suya. Dejarla sobre el colchón y echarme sobre ella es todo uno. de pronto la urgencia se me ha contagiado.



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Mar Feb 21, 2012 7:12 pm

Estamos con prisa, o algo parecido, la verdad es que lo disfrutamos de lo lindo, sea rapido o no, mientras sea juntos. A mi me causa gracia su defensa, a el mi apuro, a ambos lo que hacemos en conjunto,pero es divino de la muerte,almenos en este universo y los que le siguen todo lo hace especial. Me sube a su cuerpo, y me voy colgada de el, que me carga como si fuese muy liviana, me lleva asi hasta mi recamara y no necesito decirle cual es, es como si algo en el ya supiera donde desde siempre, es mas bien como si no ocupase siquiera guiarle.

Entra a mi habitación, yo no abro mis ojos para nada. El me deja sobre la cama y es entonces hasta cuando lo miro fijamente.Me encanta como se pone su rostro cuando esta agitado, agitado como yo..cuando sabemos lo que viene con toda esta preparación, lo que se viene cuando nos miramos fijamente, cuando estamos solos, cuando se prende ese sentimiento y todo arde por lo que sentimos.

Acaricio su cara...y sin dejar de besarle las mejillas...y luego la nariz, le voy quitando poco a poco la camisa...con mucha calma, sin prisa, por que esta vez no hay mucho más que el y yo..el tiempo no importa, ni tampoco lo que venga, solo es saber que estamos ahi.

-No quiero olvidar nada de lo que pase esta noche-

murmuro mirandole, sus ojos me lo dicen, el tampoco. Entonces sonrio. Y de nuevo las prisas, asi su camisa termina en el suelo y siento como me va sacando la blusa, no se lo impido mientras lo despeino. Mis tacones vuelan en el aire, sus zapatos junto con ellos. Y reimos de nuevo, luego rodamos...le desabrocho el cinto y antes que pueda empezar a sacarselo me gira de nuevo...y empieza a desabrocharme el vaquero...pero me mira antes, se por sus ojo que adora lo que mira.

-me los pondre más seguido...lo juro-

se rie, adoro que se ria así.Y todo sigue...Nadie va a interrumpirnos, la noche es nuestra.Pero,por si acaso, celular apagado.
avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Mar Feb 21, 2012 7:43 pm

Me acaricia el rostro y siento sus manos suaves en contraposición con mi mejilla aspera, como la caricia de una palma surcando el terciopleo en sentido contrario, aún así es agradable y ella paree pensar lo mismo. Ahora me arrepiento por no haberme tomado la molestia de afeitarme correctamente. Y me besa la mejilla, varias veces, depositando pequeños besos ligeramente húmedos, pues lo están sus labios, y son besos cortos y apurados como si quisiera abarcarlo todo en un solo momento y yo sonrio y la dejo hacer porque cada roce suyo me resulta irremplazable.

No quiere olvidar, dice, ¿por qué hablamos de olvidar? No la sigo, no lo entiendo, pero aún así le devuelvo la mirada límpia, sin dudas, olvidar es imposible, yo nunca olvido.

Me saca la camisa por lo hombros, de nuevo apurada, y yo los echo hacía atrás sin decir nada, sin impedirlo, ayudando a que cualquier estorbo desaparezca, bajo la cabeza entonces, acomodandola en el hueco de su hombro para besarla allí, despacio, saboreando cada centimetro de su piel expuesta y aprovecho para desabrochar también su blusa con los dedos, uno a uno, y sacarla luego, ella echa los brazos hacía atrás para permitirlo y yo aprovecho el movimiento, que eleva sus senos, para besarla entre ellos.

Me despeina, yo la muerdo con cuidado en la copa, sujetador y todo. Los dos nos reimos. Bajo, mordiendo también su estomago y dejando un poco de piel para estirarla entre los dientes y pellizcarla con ellos antes de soltarla. Sus zapatos caen al suelo, los míos les siguen con un zapateo veloz.

Me elevo un momento con el apoyo de un codo para usar la otra mano en desabrochar el botón de su vaqueros y bajar la cremallera, pero no tiro de él hacía abajo, todavía no, sólo la miro un instante, así como está, con el vaquero a la cadera, el hilo del tanga saliendose un poco en la curva de la misma, el sujetador de encaje remarcando la piel dorada de sus senos, la tersura de su abdomen, el hueco perfecto en que se aloja su ombligo, el cuello estirado para verme mejor y esa forma de morderse los labios mientras me mira como preguntadose a qué espero.

- entonces te los quitaré más seguido

Respondo resuelto y divertido.

- lo juro.

Le hago un guiño y me mojo los labios repentinamente resecos. Con pesar y sin él llevo mis manos a su cadera y tiro del pantalón para sacarlo por sus piernas, quito también sus medias cortas y las aparto a un lado, ofendido porque me cubran una parte de sus piernas. Y vuelvo a mirarla, para grabarmela bien en el cerebelo antes de perderme en ella.

- ¿siempre te pones lencería sexy para salir?

Pregunto, lo que deseo saber en realidad es hasta que punto había ella contado con esto. Al parecer no pensaba volver a casa sola, o eso, o es que siempre viste así. No es que importe demasiado.

Acaricio sus piernas desde los tobillos, con ambas manos, desde el pie de la cama donde estoy, subiendo solo hasta donde me lo permite la embergadura de mis brazos. Luego me desabrocho el pantalón, es tiempo de equiparar las cosas. Sobre todo porque ya no los necesito. En cuanto me los quito y me saco también los calcetines me acerco a ella y me subo por encima de su cuerpo, con cuidado de que el mío la vaya rozando a todo lo largo mientras subo besandola en cada porción de piel que queda a mi paso. Llego por fin a sus labios y vuelvo a besarla.



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Vanesa Cabot el Mar Feb 21, 2012 8:21 pm

No hay comentarios absurdos, solo sinceros...admito que me encantan.Sobre todo en lo que se refiere a mi pantalón y quitarle miles de millones de veces mas, en cuanto a lo de mi lenceria, no me agrada tanto, no es por lo de que sea sey...sino por que siento en su frase una pedrada muy directa que me dice que el pensaba de mi lo peor. Sonrio sutil, sin negar, sin hablar, es mejor dejarlo como algo que pasa y viene solo asi. Me gusta que esta noche pueda controlarme para no arruinar nada. Esto es lo que me hace decir a mi misma, que es el chico que amo, por que no estoy dispuesta a hechar a perder las cosas. Arriesgare todo, pondre todo de mi con tal de tenerlo siempre ahi, admirandome, deseandome, amandome con la misma devoción que me muestra hoy.

-Solo la uso...cuando voy a salir contigo-

Soy sincera, no puedo evitarlo, no pense que fuesemos a terminar aqui, pero mentiría si dijera que no lo deseaba.

Acaricia mis piernas desde los tobillos, hasta los brazos y me causa escalofrios...cierro los ojos entregandome a el y en mi mente viene el dia que lo conoci, a el y su aire desalineado, a el y asu rostro contra el mundo, a el y a su corazón aventurero.

Se saca el pantalón...abro los ojos para verlo, paso saliva y no digo nada. ¿Es posible que haya un hombre en este mundo que me ponga totalmente tonta?...si, existe el.

Sube por encima de mi cuerpo y lo miro dedicandole toda mi atención, se roza a mi mientras va besandome, se eriza mi piel y siento que el corazón va a salirse por mi boca...mucho mejor que tomarse muchas copas y andar en la moto a toda velocidad, esto es adrenalina pura.

Vuelve a mis labios, lo ahogo, lo quiero en mi, lo quiero diciendome que me desea...pero no solo eso. Esta vez algo esta cambiando...por que esta vez, todo el mundo se mueve cuando el esta ahi conmigo...¿a esto se le llama hacer el amor?...siento emoción y miedo a la vez. Un rublo desconocido.

No quiero preguntar, no quiero dudar...solo lo quiero a el.

Asi que pronto me saca los vaqueros, yo le ayudo con mis manos...quedamos en interiores uno frente al otro, el sobre mi. Respiro hondo y aunque parezca imposible, creo que se da cuenta que estoy nerviosa. Me besa la frente...me tranquiliza. Esto me parece irracional hasta a mi misma.

¿Y si no fuera lo que siempre crei?..no....no debo pensar esto...será mejor.

Me mira,se detiene...mis ojos lo miran fijamente.

-estoy nerviosa..-

confieso y hecha a reir, rio con el y le palmeo el hombro.

-¡hey no te rias, es enserio!-

sigue riendo, pronto se da cuenta que digo la verdad cuando ve que yo ya no rio. Baja su rostro al mio, me acaricia el rostro, se vuelve a hacer de mi boca y el resto de mi cara con sus labios y termina en mi oido susurrandome algo que me lo dice todo.

Sonrio, lo abrazo del cuello...y me doy miedo cuando me porto con tanta ternura. Me besa el cuello, le acaricio la espalda.Paso mis manos a su trasero. Me estorba su prenda...empiezo a bajarla, me mira pero no me detiene.Y me deja hacer, Necesito hacerme de confianza, por que con el, soy mas torpe de lo que creí.
avatar
Vanesa Cabot

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Jake Parrish el Mar Feb 21, 2012 8:54 pm

Me hace reir, el "estupido Jake" tendría más que decir, pero yo solo sonrio y la miro con gesto de desonfianza fingida y cuando ella me devuelve la mirada y sus ojos se velan un instante con precocupación me apresuro a indicarle con un gesto que no hay de qué, sólo bromeo.

- ¿así que solo cuando sales conmigo?...corrigeme si me equivoco, pero no habiamos quedado hoy...

Ella frunce el ceño ligeramente, pero sé que ha entendido que no voy por ahí, aún asi me aseguro besandola varias veces antes de seguir.

- sólo preguntaba si estabas tan segura de que iría a buscarte...nada más...

Es la verdad, no soy de los que juzgan en retrospectiva, sólo me ocupo de lo que me influye directamente, no soy ningún santo tampoco, ¿por qué iba a preocuparme de lo que haya hecho en los años que no estuve allí? Incluso si lo hiciese ahora, ¿quién soy yo para decir nada? No le he prometido nada y ella tampoco a mi. No es así como entiendo el amor.

Estando ya sobre ella preocupado por acariar con mi lengua un pequeño lunar que he descubierto en la parte trasera de su cuello, casi oculto por la melena tras su oreja, la siento temblar un momento y giro la cabeza para mirarla. Es absurdo pero sus ojos erraticos y esa forma de apartar la vista un par de veces me dicen que está nerviosa. No entiendo el por qué pero no es así como la quiero. Me paro a besarla en la frente y planchar las arruguitas allí formadas con mis labios, asegurandome de que su respiración se acompasa y sus ojos vuelven a mirarme cuando los bajo hasta ella.

Absurdo, como dije, pero lo confiesa. Su seriedad al decirlo me hace reir, con una carcajada densa y profunda, me palmea el hombro, llamandome la atención y riñiendome todo en uno. Y sólo puedo inclinarme hacía ella, tocarla, besarla y decirle al oido con suavidad y absoluta certeza.

- no puedes...estás hecha para mi...

Paso mi lengua por su oreja, la bajo por su cuello y contorneo su barbilla hasta volver a sus labios, que acaricio con la misma sin llegar a besarla, sólo delineando.

- no hay nada que puedas hacer o dejar de hacer que vaya a decepcionarme, porque no puedes...

Sorbo con cuidado su labio inferior, ese que siempre me provoca y le beso la nariz después, sexy primero, tierno después.

- ¿sabes por qué?

niega ligeramente con la cabeza y yo la muevo también en reflejo a su gesto.

- ¿no? ...pues es fácil...

Me separo un poco para recorrer sus brazos con mis manos y coger las suyas, entrelazar mis dedos con ella y subirlas juntas por encima de su cabeza.

- lo que hace que esto sea perfecto es que eres tú, y como no puedes dejar de ser tú no puedes hacer nada para decepcionarme, ¿ lo ves?- pregunto con una ceja alzada y una media sonrisa divertida- las matematicas nunca fallan...

Me besa el cuello, me acaricia la espalda y me agarra el culo, empiezo a pensar que le gusta mi trasero. El pensamiento también me hace gracia. Me baja el calzoncillo, la miro un momento, sólo por asegurarme de que esa mirada suya ha vuelto en sí, aún no parece del todo segura pero ha mejorado. No digo nada y la dejo hacer. Quisiera pasar mis manos por su cuerpo y esculpirla entera pero no me atrevo a hacerlo, hasta que se sienta más cómoda.



avatar
Jake Parrish
Admin

Mensajes : 203
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Larga noche. Jake y Vanesa. Cap 3.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.