Tras las puertas. Leia.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tras las puertas. Leia.

Mensaje por Alek Kaiser el Lun Abr 16, 2012 6:53 pm

Fue raro. La sensación, todo el mundo mirandome con esa cara de circunstancias, para luego ponerse en marcha todos a una, a la mención de los posibles problemas que tendríamos si nos encontraban en casa ajena sin haber sido invitados. Aún más raro fue ver cómo se disgregaba la gente una vez pude explicarle a la vecina que sólo habiamos entrado con mis llaves, recordé que las tenia, para buscar algo que había dejado previamente arriba. Era una buena mujer, no preguntó mucho pero si me dijo que no volviese a llevar a amigos a su casa sin avisarla, a saber qué pensó la mujer...me sentí culpable. Le dí las gracias y salí. Alex se fue con Laura, cosa a la que no acabo de acostumbrarme, aunque he de reconocer que al menos, si ve a otras, tiene mucho cuidado de que ni yo me entere. ESpero por el bien de todos que no. Me ofrecí a llevar a Vanesa, al igual que lo hizo Alex, pero Parrish insistió en que le quedaba de paso. No dije nada, aún sabiendo donde vive, porque sus motivos tendría y Vanesa no protestó. Eso me dejó a mi solo...con Leia.

Hubiese dado mi brazo derecho por esto mismo hace unas horas, pero...es extraño. Me siento flojo y tengo la irritante sensación de que me ocultan algo o que no me lo han contado todo. Tampoco sé en qué momento apareció Leia y por qué. Simplemente estaba allí cuando desperté. Y dice que iba camino de la fiesta, pero yo sé que a la fiesta nunca llegó...lo sé porque estuve allí. Jugar con el tiempo es abrumador. No puedo preguntarle ahora porque nunca llegó a la fiesta, porque se supone que acaba de empezar y ella no podrá contestarme. No lo sabe. No estuvo en esa linea temporal, asi que fuese lo que fuese nunca ha pasado y por tanto ella no lo recuerda. Pero yo sí, al igual que los otros cinco. ¿Y ahora qué? ¿Lo saben también aquellos que nos obligaron a huir asi?¿ O estarán ahora esperando por nosotros en un lugar al que ya nunca acudiremos? ¿nos da eso ventaja? Quizá ahora sabemos de ellos mientras ellos no saben de nosotros...¿cómo probarlo? ¿cómo saberlo?

Tengo una mente analitica, no puedo evitarlo. Leia me mira cabizbaja. He estado callado todo el camino, mientras pensaba, caminado lentamente hasta su casa. Estamos entrando en el jardín y aún no he abierto la boca. ¿Sabe ella que me he comportado como un imbecil esta noche? No...tengo que recordar que nunca ha pasado, y sin embargo el recuerdo está ahí...muchas cosas que decir y no sale una palabra. Quizá...quizá debería empezar por lo fácil.

- Me alegro de verte.

Acabo rompiendo el silencio. Decantandome por intentarlo dejando al lado cualquier efecto sobrenatural, al menos por el momento.

- No me has llamado...

No quise sonar a reclamo, sólo haciendo la constatación de un hecho, aunque sé que Leia no es tonta y se dará cuenta.

- ¿Está todo bien?

No me atrevía a preguntarle si habían solucionado las cosas, si había vuelto con él. Tampoco la miré a los ojos, me quedé allí, de pie, sin abrir la verja de su jardín, alargando un instante, unos minutos a ser posible, el momento de dejarla en casa.
avatar
Alek Kaiser

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras las puertas. Leia.

Mensaje por Leia Orsini el Mar Abr 17, 2012 11:23 pm

Entre los reclamos de la vecina de los Kaiser, y yo ni siquiera podía mirarla a la cara, es más, no podía mirar a nadie a los ojos. No era vergüenza…no sé que era. Laura se va con Alex, claro que si, son novios ¿lo son? Porque a cada acontecimiento, ya pasaba otra cosa. Alek pretende llevar a Vanessa, y por más que me digo a mi misma que debería decirle que no, que quería que estuviera conmigo hoy, no puedo. Porque también de lo debo a Vane. Me detengo y dejo que las cosas se hagan como se tienen que hacer. Resulta que el tal Parrish, ese tío que me da mala espina, aún, se encarga de Vanessa, y entonces, nos quedamos solos.

Bajo las escaleras primero, sosteniéndome por la barandilla, pasando los dedos de mis manos por mis mejillas, intentando quitar cualquier rastro de lágrimas, alzo la barbilla y camino como si no hubiera pasado nada, dando las buenas noches a la señora y saliendo, aire fresco. Ahí, a un lado en las plantas, está el bolso que tire antes de entrar corriendo y como loca. Lo recojo y lo sostengo con una mano antes de mirar al cielo y volver al camino al lado de Alek. Ya no me atrevo a tocarlo, ni siquiera sé que ha pasado con exactitud. Necesitaba que alguien me lo contara ¿Por qué Alek estaba…muerto? Y cada que pienso esa palabra, se me llenan los ojos de lagrimas ¿Acaso Alek no sabe que estuvo a punto de abandonarme? Y todas esas ideas, perderlo, que no exista. Me dejan helada, no solo físicamente. Y dejo caer un poco mis hombros, me atrevo a bajar la mirada e intentar regresar a como antes. ¿Qué había pasado realmente en ese ático?. Miro de reojo a Alek, que no ha hablado a lo largo del camino, y regreso la mirada al camino. Quizás estaba molesto.

Y llegamos, me detengo porque no tengo ganas de volver. Y por fin escucho su voz, me parece recordar que siempre ha sido el único que ha podido retenerme, calmar todo eso. Respiro profundamente y alzo la mirada, pero no me mira, y yo no puedo dejar de verlo. Me reprocha y mi ceño se frunce. ¿Qué decirle?. Lo olvido y solo me pega eso, pensar en…¿Qué hubiera hecho si Vanessa no hubiera logrado…regresarle la vida?.

-No quería hablarlo por teléfono-

Y me acerco, buscando su mirada. Intento despejar cada uno de los sentimientos que corren por mis venas en estos momentos. Dolor, tristeza, felicidad, anhelo, desesperación…es todo eso. Asiento, sé todo lo que esconde esa pregunta. Jim ha pasado a la historia.

-Yo te quiero a ti, Alek-

Y el vacio.

-Y no te quiero perder-

Una lágrima que limpio con el dorso de mi mano y miro la verja. Era tonta y mala…muy mala. Cada pensamiento me rompía más. ¿Cómo le explico que se me había ido la vida junto con la de él?...


En proceso...
avatar
Leia Orsini
Admin

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ver perfil de usuario http://promiseofedge.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras las puertas. Leia.

Mensaje por Alek Kaiser el Mar Abr 24, 2012 6:07 pm

"No quería hablarlo por teléfono" Una frase, muchas posibilidades. No quería hablarlo por telefono...puede significar que no quería mandarme a la porra por telefono, o que prefiere decirme a la cara que la deje en paz de una vez por todas, puede incluso que no quiere decirme por telefono que ha vuelto con él. No digo nada, tampoco soy quién para preguntar, no tengo ningín derecho, me recuerdo, y no me importa...bueno, si..pero puedo vivir con ello siempre y cuando no me eche del todo de su vida, puedo ser su amigo si no tengo opción a nada más, cualquier cosa con tal de no perderla del todo.

"Yo te quiero a ti, Alek" Tantas veces quise oirla decir eso, con esas mismas palabras, y sin embargo hoy, hoy no me alegraban. Había estado pensando mucho en ello, y había descubierto dos cosas. Tuve mucho tiempo para pensar mientras ella no llamaba.

- Tú no sabes lo que quieres, Lei...

Va a decir algo, lo intuyo aún antes de levantar la vista para mirarla, le pongo un dedo en los labios.

- No...no, no estoy enfadado, Leia, ni molesto...sólo digo la verdad...tú no sabes lo que quieres, y yo no tengo prisa...no vas a perderme, no tengo intención de irme a ninguna parte...pero creo que deberías pensarlo un tiempo...

Veo la lágrima, mientras mira hacía otro lado, la limpia con la mano y yo se la tomo después.

- Te veo mañana, Lei...

Quiero que entienda que no es una despedida. No lo es. Le retengo un segundo más esa mano mojada y me inclino para darle un beso en la mejilla.

- Buenas noches.
avatar
Alek Kaiser

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras las puertas. Leia.

Mensaje por Leia Orsini el Jue Mayo 17, 2012 11:54 pm

Y es la primera vez que me puedo sentir realmente ofendida ¿que decir? podía decir de todo en estos momentos, sacar todo lo que guardaba cuando se trataba de agradar a los demás, pero después de todo era Alek y no le debía nada de palabras. ¿O si? silencia lo que sea que hubiese tenido en mente con un dedo en mis labios, y no hago nada por apartarlo, de hecho, puede que tenga razón, puede que no. ¿Qué no sabía lo que quería?. Bajo la mirada por instinto, lo sabía, si no ¿por qué había dejado a Jim? Quiero estar sola, me respondo a mi misma. Quiero estar con Alek, diferentes voces de mi interior, ambas me eran suficiente y nada.

Preferiría que estuviera enfadado, que me dijera que me odia y que no me quiere más, que prefiere salir con otras chicas y volver a empezar, no que me diga que lo tengo que pensar ¿qué tengo que pensar? ¿habla enserio? y me siento más impotente que nunca. Cuando aparta su yema, ni siquiera quiero hablar, cuando sigue hablando, no quiero ni protestar. Me siento más débil que nunca, porque acababa de verlo morir, acababa de perderlo...y él, no lo veía, ni siquiera lo aceptaba. "Te veo mañana, Lei" y tontamente, asiento.

Pero cuando intenta dejar un beso en mi mejilla, lo rechazo y luego lo dejo ir, porque es lo que sé hacer con él, dejarlo ir. ¿Lo sé? Me arrepiento al momento, pero me quedo ahí. Sin atreverme a llorar o lo que sea que hago cuando me enfado con el mundo. No puedo encapricharme con Alek, no con él.

Así que entre más pienso que debería decirle que vuelva y que me escuche, no puedo, porque ni siquiera sé que le quiero decir. Me vuelvo hacía la verja y abro, entro como si estuviera tranquila, y llego hasta la puerta de la casa. Dentro me espera mi madre y después de mucho tiempo, sin hacer caso de lo que sea que me diga, lloro en su hombro. Le reclamo, le grito, le platico las cosas normales como lo de Jim, lo que siento y sin más, me quedo dormida. Al siguiente día amanezco en el sofá, con una manta sobre mi cuerpo. No veo a mi madre por ningún lado, así que subo hasta mi habitación, una ducha, me visto y salgo de casa. Corriendo al hogar de mi mejor amiga. Desapareciendo, de nuevo.


. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .


Es como si no quisiera enfrentar al mundo, pongo todo el peso en mi edad, pero no era eso. Normalmente soy más madura que los ingratos que me rodean. Y llego a clases como si nada hubiera pasado, sonrisa en cara, jeans ajustados de tela negra y una blusa de tirantes blanca. En el auto de Gise, cabello suelto, ojos delineados, pestañas rizadas, brillo en los labios, un bolso ligero, sonrisas a todos. Nos detenemos a hablar con algunos grupos, Gise coquetea más de lo normal, las vacaciones se vienen y necesita que llenen su agenda, piensan que pasa lo mismo conmigo, pero no es verdad, la agenda de Gise siempre me incluye, así que no me ocupo más que de asentir, decir cosas "graciosas" y luego pasarme por mi taquilla.

Como siempre tomo una libreta, un boli y nada más. Jim me saluda con normalidad, dice que deberíamos salir, le digo que no. Me mira con una sonrisa y se acerca para besarme la mejilla, pero me alejo justo a tiempo. Sigo con Gise. Y luego, de la nada, veo a Alex. Quizás es el único que me entendió en esos momentos, quizás es el único que me pueda entender ahora mismo, pero solo lo miro y desvió la mirada, no lo soporto y no me soporta más que en momentos de crisis. ¿Cierto?

Y llegamos hasta nuestra aula, la rubia entra con brincos de felicidad, abraza a Liam y besa su mejilla, yo reprimo una sonrisa y busco con la mirada a Alek, sin poder evitarlo, saludo con prisa a las chicas y corro a sentarme a su lado. Miro al frente, donde están todos. La mayoría ahora adora a Alek, entre el equipo y entre que ya no...lo acaparo, lo saludan más y las chicas intentan que les haga caso. No sé lo que pasa ahora, ni conmigo, ni con él. Solo sabía lo que sentía y que Alek no me creía ¿me creía?.

-Hey, ¿Qué dices de salir el fin de semana?-pregunto, porque antes no lo hacía, solo le decía y punto. Ya no era lo mismo. He dejado el bolso sobre la mesa, por si tengo que moverme en cuanto venga Laura, lo normal es que ahora estuvieran ellos dos juntos...o eso era antes del suceso pasado.


En proceso...
avatar
Leia Orsini
Admin

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ver perfil de usuario http://promiseofedge.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras las puertas. Leia.

Mensaje por Alek Kaiser el Sáb Mayo 19, 2012 4:13 pm

No sé si lo entiende, yo creo que he hecho lo mejor. Adoro a esa chica, pero hace tiemp que no estamos en la misma sintonía, supongo que es normal porque nuestras vidas son muy diferentes, han cambiado, antes lo haciamos todo juntos y no había mucho que pensar, para empezar ella era la que decidia siempre cuando, donde o qué, yo solo me dejaba llevar porque la quería y porque siempre sabe lo que es mejor, para ella y para mi. La quiero igual que antes, pero tanto tiempo separados me ha dejado ver que la adolescencia es algo más que un paso por el instituto para llegar a la meta de la universidad y el trabajo deseado. Se supone que esta es la etapa en que debes crecer, madura, cometer errores, aprender quién eres y hacerte con un lugar en el mundo, un lugar propio. Y yo, no he hecho nada de eso, sólo la he seguido a ella, centrado sólo en lo que viene después. Ya no quiero hacer solo eso, ni hacer siempre lo correcto. Quiero aprender por mi mismo, quiero mi propio sitio.

Egoistamente pienso, que asi si algún día ella se va, al menos no volveré a sentirme vacío y sin rumbo. No puedo basar mi vida en una chica, es un error. No por eso he de dejar de adorarla. Espero que lo comprenda. Deberíamos hablar. Necesitamos hablar. No creo que ayer haya comprendido en absoluto lo que intentaba decirle. Cree que la estoy castigando o algo parecido. Y no quiero eso. No estoy enfadado, como le dije. Ni mucho menos. Sólo creo que debemos volver a conocernos, porque en los últimos meses han pasado muchas cosas, y apenas hemos hablado. Y también creo que deberíamos darnos la oportunidad de ver si realmente queremos estar juntos o sólo asumimos que si por costumbre. Yo sé que para ella es más cómodo volver conmigo, porque soy seguro y sabe que puede manipularme. Pero no es el motivo por el que quiero que vuelva. Es mejor darse un tiempo. Lo cual no quiere decir que no vaya a verla. Eramos amigos mucho antes de salir juntos.

Desde que juego al futbol me siento mucho menos timido o descolocado en el instituto. Es porque la gente ha dejado de tratarme como a un ser raro o invisible, incluso he dejado de ser sólo el "otro Kaiser" y han empezado a prenderse mi nombre, no fue sin tiempo...

Al llegar a clase me doy cuenta no solo de que varios chicos de clase me tratan ahora como a un amigo que no soy, sino también de que yo mismo me siento mucho más cómodo hablando con ellos, también me siento más cómodo hablando con las chicas. No soy tonto, sé que la mitad de ellas ni me miraban hac una semana, pero no soy de guardar rencor, y la verdad tampoco me ofende. Es así como funcionan las cosas en el instituto.

La veo llegar y se para dentro del circulo de gente que nos rodea, a mi y a Laura. La miro y sonrio. Al menos aún me habla. No parece enfadada. Lo agradezco. Dice algo sobre el fin de semana, lo cierto es que no había hecho planes y si me apetece pasarlo con ella. Siempre me apetece verla.

- ¿qué habías pensado?- pregunto, pero antes de que ella conteste alguien dice que sus padres le han dejado la cabaña para pasar el fin de semana, supuestamente de pesca con unos amigos, que estamos invitados y que no nos lo podemos perder. No estoy acostumbrado a que me inviten a fiestas, eso le pasa a Alex, no a mi, sin darme cuenta he asentido y luego sólo miro a Leia como pidiendo disculpas y agrego- ¿qué me dices? ¿te apuntas?
avatar
Alek Kaiser

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras las puertas. Leia.

Mensaje por Leia Orsini el Sáb Mayo 19, 2012 5:20 pm

No puedo evitar volver la vista hacía los chicos que daban la noticia de cabaña sola, puede que al principio no esté muy de acuerdo con ello, a fin de cuentas siempre terminaba cuidando de mi querida mejor amiga. No es que no me gustara, de hecho, podía ver el lado divertido de todo eso, bailaba sobre las mesas, y jugaba con las personas, de ahí en fuera, nunca la dejaba sacarse la ropa y lanzarla por todos lados, cuando lo hacía, era mejor sacarla de la mano y llevarla a casa. Ciertamente mi propuesta no podría jugar contra eso, así que me quedo en silencio, pensando en lo que debería hacer para darme cierta extensión de libertad por parte de mi madre. Entonces me pasa por la cabeza, creo que era tiempo de intentar controlar las situaciones, era cansado, para mí. Ya lo era, desde hace unos meses atrás, ya no lo soportaba y no planeaba soportarlo más, hiciera lo que hiciera, mis calificaciones no iban a bajar, aprobara o no los siguientes meses, se iba a quedar igual. Hiciera lo que hiciera, no podría competir contra las palabras que ya se habían dicho que no se iban a poder reparar porque esa persona ya no existía.

Y veo que Giselle es feliz de la vida, tal cual. Hace que Max tuviera sus deberes listos antes del fin de semana y si no entregaba los deberes, “charlaba” con los profesores y si se trataba de maestras, solo se ponía a llorar, diciendo que el novio la había dejado. Lo cierto es que Kevin se había ido a Europa, al ser mayor que nosotros y estar en Universidad, quería probar un nuevo ambiente…quitarse de encima por un tiempo a Giselle. ¿Era eso? Así que sin más. -Suena bien- pero no he dicho que si, no he dicho que no, porque ni siquiera estoy segura de ir. Y sonrió, miro a la puerta donde el profesor se detiene a vernos, unos toman asiento, otros siguen hablando y Gise me ha apartado un lugar junto a ella. Así que me pongo de píe para dejar el lugar a Laura. ¿Qué quiero? Solo me había confundido con eso, más de lo que debería de estar.

Quizás el que necesitaba espacio y esas cosas, era él. Quizás esa era la realidad plena, que hiciera lo que quisiera y yo también. No preocuparme por lo que sea que pueda llegar a sentir cuando esté con alguien más, porque al parecer, tampoco se iba a preocupar por ello. Y no puedo dejarme decaer en estos momentos, no al final. -Supongo que nos vemos- me encojo de hombros y con bolso en mano, camino entre las bancas hasta llegar a la mía, detrás las chicas, a un lado Giselle a mi otro lado Liam, que no sé que hace ahí que en cuanto me siento, comienza a juguetear con mi cabello, mientras que mi amiga se encarga de preguntarme acerca de lo de la cabaña. -Quizás, no sé que diga mi madre- y ahora que lo recuerdo, en la vida le he platicado acerca de la magia ¿debería contarle?. Se ríe, así que sabe que ella ya no decía nada acerca de mis extrañas salidas fortuitas, niego con la cabeza, tomo la mano de Liam y la bajo hasta ponerla en su propio regazo. No me toques, pero no lo digo en voz alta, solo lo articulo con los labios. Era una de las razones por las que siempre intentaba estar saliendo con alguien formalmente, porque así no tenía las miradas acosadoras de los chicos, por lo menos los amigos de Jim no se atrevían a hacerlo, los demás son todo un caso, incluso Max estuvo mirándome en la biblioteca…aunque eso había sido obra de Laura. ¿Había estado saliendo con Alek solo por eso? ¿Es que no podría dejarlo así? ¿Estaba bien sin él? ¿Tan siquiera lo estaba intentando?.

Y sé que la querida Camerun ya lo había invitado a la cabaña. No es que no pudiera dejarme llevar por los planes de estos dos, es solo...


Off: Blah blah, siento si es mucho, últimamente se me va la mano : (


En proceso...
avatar
Leia Orsini
Admin

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ver perfil de usuario http://promiseofedge.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras las puertas. Leia.

Mensaje por Alek Kaiser el Mar Jun 26, 2012 5:34 pm

Me doy cuenta de que Leia e va apartando y acaba por sentarse en la fila de atrás con Gise y Liam sin llegar a quedar en nada en realidad, y aunque intento seguirla por un momento para hablar con ella y aclarar las cosas, ya que creo que en la noche no estuve demasiado fino, mis nuevos amigos me impiden el paso, reteniendome con planes sobre el partido, bromas sobre los compañeros y un ambiente de camaraderia al que no estoy acostumbrado y que me hace sentir bien, tan bien que pospongo la necesidad de hablar con ella, pensando que ya habrá otro momento.

Una de las chicas me hace un par de insinuaciones más que claras sobre la posibilidad de compartir espacio en la dichosa cabaña, no sé qué contestar a eso, Alex lo haría con descaro y desparpajo, pero yo no estoy acostumbrado a que me digan cosas como esas con tal brutalidad. No me gusta, tampoco. Pero no quiero ofender a nadie, y creo que no lo ha dicho con mala intención, ni queriendome hacer sentir incomodo, es mi problema ser asi, no de ella, asi que sonrio, e intento ser amable. No sé que la ha llevado a creer que he dicho que si cuando se aleja diciendo que la busque en cuanto llegue, y ahora me he puesto colorado y apenado le pregunto al chico a mi lado qué dije, él se rie y me da un golpe en el hombro, animandome a tirarme a la tal Camerum. No obtendré ayuda por este lado. Bueno, siempre puedo recurrir a mi hermano, él sabrá qué hacer.

Cuando me doy cuenta el profesor ya ha entrado, yo estoy sentado con uno de los chicos y levanto la mano cuando dicen mi nombre indicando que estoy presente.

Aprovecho un segundo en que el profesor no mira para girar la cabeza hacia atrás y mirar a Leia, le hago gestos, esperando que me mire, pero no lo hace, Gise si, y me muestra el dedo medio con una mueca poco generosa. No puedo seguir intentandolo porque el profesor vuelve a hablar, asi que me centro en las explicaciones hasta que suena el timbre. Espero a que ella se levante, para quedarme con ella y poder hablar de camino a la siguiente aula, pero tampoco ahora lo consigo, Gise la coge del brazo y la saca por la otra puerta.

Desesperado tras varios intentos espero a la comida, y la busco, pero no la veo en el comedor, asi que espero en la puerta del baño de chicas cuando pregunto y me dicen que está dentro.
avatar
Alek Kaiser

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras las puertas. Leia.

Mensaje por Leia Orsini el Jue Oct 11, 2012 3:09 pm

No puedo decir cuan feliz es Gise, hace y deshace. También me incluye en sus planes, a los cuales solo asiento y regalo una sonrisa. Hablo sólo cuando me preguntan las cosas directamente, me encojo de hombros y al final han conseguido que este de lleno en los cotilleos de la semana. Rainbow ahora está interesada en Jim, me quedo boquiabierta. ¿Sí? El capitán del equipo de baloncesto siempre tenía a chicas detrás de él, las ahuyento cuando me pidió salir con él, la mayoría sabe que no soy de fiar como enemiga. Así que sólo la animo a que le coquetee, a fin de cuentas, ya no es mi novio. ¿Y que si podemos salir con los ex de las “amigas”? Mi ceño se frunce cuando veo la mano de Alek al aire, depende, sinceramente me dolería ver que alguna de ellas intenta algo con Alek. Como la tal Camerun, pero bien, ya no somos nada. Me dedico el resto de la clase a prestar atención al profesor, pasarme notas con Giselle e intentar hacerle caso a Liam. Es impresionante la cantidad de palabras que se expanden por la escuela. No es que no estuviera acostumbrada a estar en ellas, es sólo que está vez han terminado por importarme mucho menos.

Al final de la clase, Gise me toma del brazo, Liam me sigue por detrás y de la nada camino junto a ellos hacía la siguiente clase. ¿Qué hacen? Distraerme, supongo. Aun corre por mi mente aquella noche, una cosa era ver a Alek besar a otra. Pero otra cosa era ver como Alek perdía el brillo de sus ojos, desaparecía y ya. Cada que pensaba en eso se me hacía un nudo en la garganta, bajaba hasta mi pecho y dolía como el infierno y siempre quería regresar a sus brazos, que me quisiera como antes.

La clase antes de la comida es abrumadora, me siento sofocada todo el tiempo, miro por la ventana o hacía el pasillo esperando que el rubio apareciera. Huyo al finalizar y me encierro en el baño, busco los cigarrillos casi con locura, pero se han terminado. Cierto, Gise ha tomado los últimos, así que tiro el encendedor a la basura y la cajetilla, dejo el bolso en el piso y miro al techo, respiro. Sólo Alex me puede entender en estos momentos, Laura podría decirme que deje de comportarme como una sinvergüenza, tal vez algo más duro. Jake, a Jake le importa nada y Vanessa tiene sus propios asuntos. Salgo del cubículo, alguien me dice que Alek me busca, así que me refresco la cara y escondo todo. Es capaz de entrar para ver que hago, así que solo cuando me siento lista, salgo con la bolsa en mano. Podría ignorarlo e irme, pero antes de dar otro paso, me detengo y lo miro.

-Ana no está dentro, ni Sara y Camerun tampoco, supongo que en la cafetería-Me encojo de hombros.


En proceso...
avatar
Leia Orsini
Admin

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ver perfil de usuario http://promiseofedge.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Tras las puertas. Leia.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.