Cuando hay que aprender a conocernos.Laura

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuando hay que aprender a conocernos.Laura

Mensaje por Leia Orsini el Sáb Abr 21, 2012 7:32 pm

Normal, eso es lo que había pasado en estos días. Regresabamos de los fines de semana como si nada hubiese pasado. Claro que, a las chicas les sorprendía verme de nuevo de la mano de Alek y no de la de Jim. Muchas me puede tachar de zorra, que tan rápido he vuelto a cambiar pero ¿que más da? que piensen lo que quieran, me daba igual, con respecto a ese tema. Eso si, no he descuidado mucho mis obligaciones, solo un poco. He pasado de algunas organizaciones y me he centrado más en aprender lo que sea que tenemos que aprender con esto de la magia. Puede que haya sido de las primeras en aceptarlo, claro que si, existe. Pero he sido de las últimas en ponerme a ello. ¿Por qué? porque yo no había pasado por amenazas en aquella cabaña.

Alek me lo había contado todo, estaba ebrio. El caso, es que los habían atacado, si es que esa palabra no está de extra. Huyeron, y usaron el tiempo, lo regresaron. A tal punto en que ya todo había pasado para cuando yo apenas iba a la fiesta. Y luego, Alek caía. Me había destruido en el momento, todos los habían pasado por alto, excepto una persona. La rubia novia del rubio capullo, hermano mayor de mi querido Alek, la barbie. Y ni siquiera podía mirarla sin sentirme un poco...abrumada. ¿Acaso sabía lo que había sentido? claro que no, no era eso. Quizás echaba la culpa a la relación que llevaba con Alek, quizás solo era eso. Y me daba también igual, pero no.

Me quedo hasta tarde en la biblioteca, hojeando unos cuantos libros de las materias del colegio y otros más de la historia que contuviera algunas cuantas cosas de la magia. No hay mucho, solo letras que se habían quedado ahí. Lo más importante, estaba en mi libro, aquel que dejaba en el cajón de mi tocador. Y luego, la encargada se va, dejándome las llaves. Claro que si, podía hacerme responsable de eso y de mucho más.

Y luego, después de hacer que me doliera la cabeza con tanto pensar. Me quedo quieta, con la pluma en mi mano derecha y los libros cubriendo la mesa. Solo está el nerd de la clase, en una esquina, me observa por sobre el libro cada cinco segundos, y luego se centra. Luego de una hora, se va. Sola, me centro en las pocas luces que aún siguen encendidas, primero cierro los ojos, imagino el lugar en donde se encuentran. Una sobre mi, otra por el pasillo de los estantes. Imagino la nostalgia que hace sentir la poca intensidad, e intento que suba el nivel de luz, que esas sencillas bombillas iluminen un poco más. Estoy concentrada en eso, sé que se iluminara un poco más de lo normal, porque se siente. Eso es lo que he aprendido al temerle a la oscuridad completa. Entonces, se escuchan unos pasos, abro mis ojos y se hacen trizas, dejándome a oscuras.

Genial, simplemente genial. Me pongo de píe, buscando las llaves, cerrando los libros de historia y haciendo lo posible por ver a través de las sombras, se abre la puerta y suelto todo. Saco el móvil y lo enciendo, ya que lo había apagado para que no me molestara nadie, lo sostengo en alto y ahí, en la puerta, está Laura.

-No sabía que te gustaran las bibliotecas...-de noche, intento sonar segura, creo que no lo logro. Y podría soltar un "que susto, ya voy a cerrar" pasar de ella, pero a fin de cuentas recuerdo el famoso circulo que explico Parrish. -¿Vienes con Alex?- más bien quería preguntarle por el menor de los Kaiser, pero no. Era suficiente con la debilidad que me vio aquel día.


En proceso...
avatar
Leia Orsini
Admin

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ver perfil de usuario http://promiseofedge.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando hay que aprender a conocernos.Laura

Mensaje por Olivia Resnick el Dom Abr 22, 2012 2:31 am

No necesitaba ser animadora para esto, pero tenía que reconocerlo... era delicioso abusar del poder cuando se tenía.

El sábado anterior había sido atroz y las cosas a partir de ahí fueron extrañas. para empezar, me lo tome en serio y ya sopesaba ideas de ver a Parrish, porque en teoría era el quien sabía más que cualquier otro. Al menos nos habíamos salvado y estábamos vivos... o casi vivos, porque Alek, mi mejor amigo por instantes había fallecido.

que había pasado desde entonces? aparentemente todo mundo estaba normal, solo que las miradas eran diferentes. de alguna manera al menos Alex y yo nos entendiamos con la mirada. Culpables ambos por descuidar a Alek, cuando el jamás nos había defraudado.

que es lo que faltaba además de enmendar las cosas para con Alek? bueno... la respuesta fue rápida. hablar con Leia. Fue por eso que con solo encanto pude dar con su paradero. Un par de sonrisas otro tanto de peticiones de favores con una sonrisa coqueta o inocente, dependiendo de con quien se tratara. era lo bueno sin lugar a dudas de ser una descarada; no existen límites.

resulto que a las 6 pm se lo pedí a un chico con acné, perteneciente a la banda escolar, tocando el trombón. a cambio de eso si el me saludaba tal vez le prestase atención. Eso era un punto para mi. Aún siendo novia del quarterback no necesitaba ser tan buena como la madre Teresa de calcuta, para eso estaba Leia y ella seguramente, sería buena por las dos.

a las 6.30 supe que se encontraba en la biblioteca, cuando aún estaba en mi entrenamiento vespertino. a las 7 me liberé del mismo y tan solo 20 minutos después, cayendo la noche me dirigía hasta ahí. EL chico aún estaba en la puerta, esperando, vigilando que al menos aún se encontrase en las instalaciones.

Como una diosa viendo a un mortal, así qes como pase con el, no me detuve a darle una palabra, pero a mi paso le dediqué una mirada coqueta y un guiño en el ojo. suficiente para que tal vez tuviese sueños húmedos. Todo hombre lo hacía y si no lo admitía simplemente estaba mintiendo.

Leia estaba ahí. sorprendida como si yo fuese alguna clase de ser sobrenatural entrando a una iglesia y por tanto prendiéndose fuego. Sonreí por el hecho -oh, me gustan demasiado, Leia... puedes encontrar bastantes cosas, no diré totalmente interesantes, eso depende de lo que sea. Por ejemplo... sabes que los nerds son los chicos más apasionados?- y sonreí de lado, inspeccionando si es que no había alguno por ahí. Nada, estábamos solas -pues lo son.... además me gusta leer, y también charlar- y diciendo esto me adentré a la biblioteca, escuchando su pregunta.

-no, eh venido sola... soy tu equipo en el trabajo de ciencias- lo cual era totalmente cierto, pero no era de ciencias de lo que quería charlar -porque estamos a oscuras?- y en eso si, no supe donde estaba el apagador. no distaba mucho de Leia así que lo mejor fue volver sobre mis puntas -lecciones de brujería en lugares públicos... estoy impresionada- y sonreí con ligereza suspirando al fin para rematar -creo que la biblioteca no nos servirá. quedaste con Alek?-

y por ello daba por hecho el que esos dos habían regresado. no me sorprendía, conocía a Alek tanto que incluso era para dar risa, lo conocía más que a si mismo y en ocasiones creía que lo conocía más de lo que Leia pudiese creer. el detalle era que a Leia la conocía de cursos y era insuficiente. ese fue mi error, nuestro error, pero eso debería de cambiar.
avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando hay que aprender a conocernos.Laura

Mensaje por Leia Orsini el Dom Abr 22, 2012 6:09 pm

Y no hago más que sonreír ante la respuesta de la chica, novia del hermano mayor de Alek. Y es de esos momentos en que pasaría de cualquier conversación que no me llevara a realmente..nada. Pero hay algo que no terminar por alejarme por completo. Quizás, si las personas se acostumbraran a intentar conocerme un poco mejor, les diría que Laura no era el tipo de chica que acostumbraba a tener cerca, sin embargo, mis acciones siempre eran todo, y ahora, no era por mí, si lo pensaba bien. Solo quería que Alek estuviera bien y si eso incluía tener que entablar amistades…hasta con su hermano, no me quedaba de otra.

Comienzo a apilar los libros, para que al siguiente día alguien se encargara de ellos. No es que me gustara dejar a las personas con más responsabilidad de las que ya tenían, pero ¿Qué más daba? Normalmente me dejaban todo a mí. Se me revuelve el estomago cuando hace mención a los nerds de esa forma. No es que sea racista, más bien, ni siquiera puedo utilizar esa característica palabra para lo que sea que estoy sintiendo en estos momentos. Arcadas en el estomago. Regularmente no era de las chicas que se guiaban por el físico…¿Lo era? Arrugo la nariz.

-¿Apasionados?-y lo dejo, porque realmente no me importa nada. Tenía a Alek y ya había pasado por todo el terror de salir con el capitán del equipo de basket. Esos chicos eran tan…Jim. Termino de apilar y me giro a Laura, que ya caminaba entre el primer pasillo que formaban los estantes, tomando en el camino la mochila, y las llaves que me habían dejado. -Entonces ¿Te gusta leer?...¿Charlar?-creo que no entiendo a las rubias, y luego regresa, con otra pregunta. Yo sé que las personas suelen tener muchas preguntas, cuando son tus amigas se pueden dar la libertad de preguntar lo que sea, cuando no…bueno, mejor que me acostumbre. -Intentaba concentrarme-y la miro con algo de acusación. -No hay público-le reprocho, pero luego respiro profundamente. Vamos, Leia. Es solo la mejor amiga de Alek. No te importa nada saber que duermen en la misma cama, de vez en cuando. Y nada, termino por fruncir el ceño.

-¿Servir? ¿A qué te refieres?-hago una pausa-Digo, no es como si hubieras venido a matarme-suelto una risa, pero no es que me de mucha gracia, no. Aun valoro y quiero mi vida en paz. Camino hasta la puerta, que abro con facilidad y sostengo para dejarla pasar. Es normal, hay que tratarla como a una reina para saber de qué va. ¿Así? Debería pedir unas cuantas clases a Alex, quizás el si sabía cómo tratarla, digo, pero solo para hacerla amiga.

Me detengo cuando pregunta por Alek, y me quedo callada. Lo que es cierto, es que ahora intentaba no obsesionarme con el bienestar de ese rubio. Luego del susto y de pensar cada noche que es lo que haría si algo malo llegara a sucederle, no podía permitirme dejarlo en manos de su hermano de nuevo. -No he alcanzado a contestarle- es lo único que digo. -Pero seguramente ya está en casa, con Alex ¿No?-No es como si las cosas hubieran regresado a la normalidad, aun le huía. Solo pensaba que tal vez, la que le hacía todo el daño a Alek, era yo y nadie más. Pero claro, en mi vida habría pensado en matarlo.

Lo que se me hacía aun mas extraño, era Laura. A estas horas debería estar camino a casa, con sus amigas. Hablando de lo buenos que están los chicos, o los semblantes a los cuales tendrían que quitarles la inocencia.

-Entonces ¿El proyecto de ciencias? ¿Pasa algo?- porque tampoco es como si le importara ese proyecto. -Ya lo tengo, solo lo paso a la computadora y lo imprimo, mañana ya debería estar en manos de la profesora-no había nada de que preocuparse, después de todo, me había encargado de mis notas, toda la vida...


En proceso...
avatar
Leia Orsini
Admin

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ver perfil de usuario http://promiseofedge.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando hay que aprender a conocernos.Laura

Mensaje por Olivia Resnick el Mar Abr 24, 2012 3:33 am

Y sonreí. inocente y tierna Leia, demasiado centrada incluso para su propio beneficio -de verdad crees que nadie se da cuenta de lo que haces?- y en realidad no, no lo hacía. -Leia... que haces con tus tiempos libres?- digo. no es que me gustase demasiado la televisión, de hecho siempre tuve mejores cosas por hacer, como evitar algún golpe de Benjamin o bien perder la conciencia con alcohol con algún chico... pues el objetivo era adormecer los sentidos. Como fuese... es que acaso jamás había visto Gissp Girl?... digo, las series de vez en cuando, educan.

Me abrió la puerta, y no supe que tanto le rondaba por la cabeza. Tampoco es que de verdad quisiera averiguarlo... bueno, de hecho si que quería averiguarlo. me lo pesé un minuto sin reír demasiado acerca del comentario de matarla... no, tan celosa con mi amigo jamás lo sería y lo psicopata ya no me cabía en el cuerpo, tenía ya demasiado descaro y rencor y si, también amor por un chico malo y un chico bueno que me impedía tener capacidad para algo más -segura que quieres dar ideas?- pregunte ligeramente divertida, solo un poco -quiero hablar contigo... y necesito verte a los ojos y hasta el momento cuento cinco bombillas que han estallado "mágicamente"- se había dado cuenta de como se había estropeado parte de la infraestructura de su adorado recinto del saber?

Pero al final, salimos, ella no estaba con Alek, al menos de momento y eso era perfecto -no lo se- respondí a su pregunta -nadie sabe que estoy aquí... tal vez después de todo si vaya a matarte- y le guiñé un ojo. no lo haría por varias razones, pero ya se decía tanto de mi que era una costumbre total el jugar con que tanto podrían pensar.. si no mostraba nada bueno, tampoco podrían esperar nada bueno, lo cual nos ahorraba muchos sin sabores.

-pasa todo- respondí desatendiendo el proyecto de ciencias -Leia, para sacar siempre A, no tienes demasiada imaginación....- y me extrañaba porque Alex siempre iría a lo sublime, y si lo sublime residía en ella entonces o era muy buena ocultando cosas o simplemente habría que redefinir la palabra.

No, un destello en sus ojos me hizo saber que lo sabía. algo nos unía además de la famosa magia. nos unía otro tipo de magia, eso si, a través de un rubio con cara de pillo pero que no mataba ni una mosca. Alek. -Leia... - y que decirle? como engañarle? para que intentar engañarle siquiera? -lo haré sencillo, solo requiero de un lugar además de la biblioteca donde hablar contigo, a menos que tu reputación no te lo permita- y si, esta ultima parte sonó descarada. Ella parecía haberse sorprendido. sonreí por el hecho -se lo que soy y se lo que dicen de mi, no se que es lo que piensas de mi, de hecho no se lo que piensas pero eso debe cambiar. estas dispuesta?- ella lo dudo y yo puse los ojos en blanco –tranquila, no necesitas fingir simpatía, esto tiene que ser, al menos de carácter informativo-
avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando hay que aprender a conocernos.Laura

Mensaje por Leia Orsini el Vie Mayo 18, 2012 12:21 am

No alcanzo a definir a lo que se refiere. Quiero decir, somos mujeres, deberíamos hablar el mismo lenguaje, sin embargo, era demasiado con lo que quería decir con cada una de sus palabras, demasiado para mi y para mi mente que siempre estaba en el "lado blanco". Ella estaba en el lado "negro", pero no de racismo, no así. La miro por unos segundos. -No tengo tiempos libres, o por lo menos no hace una semana.- todo se centraba en ser líder de varios grupos estudiantiles, en tener los horarios llenos para agradar a la memoria de mi padre, ese padre difunto del que aún esperaba un visto bueno. Era algo enfermo.

Niego ante lo siguiente, no es como si me gustara prestarle mucha atención a Laura, de hecho, se me hacía el tipo de chica que habla de zapatos, pero al ser amiga de Alek y novia Alex, había que dudar muchas cosas, demasiadas. Por eso nunca la había definido como algo malo o algo bueno, era buena chica, quizás con un pasado oscuro. Y si no iba contando las cosas por el colegio, nadie la iba a obligar a contarme a mi, solo sabía que los rubios la querían. Yo lo aceptaba. Quiere hablar conmigo, verme a los ojos, así que quiere sinceridad. No acostumbro a ser sincera, más que con Alek, quizás con la rubia de Giselle, de ahí en fuera mentía a todo el mundo. -Ya sé que no soy la persona más sincera del mundo, pero creo que puedo cooperar-me encojo de hombros, "lo intentare" "lo voy a hacer" es lo que quiero decir. Aunque en realidad, ni siquiera se que parte de sinceridad quiere, no pienso hablarle de mis crisis nerviosas, o de las crisis sentimentales, no.

Así que la miro con susto cuando cierro la puerta con llave. Aún con más susto cuando me dice que nadie sabe que está aquí, pero e guiña y sonrió, pero es una sonrisa no fingida, así que relajo mis hombros y la sigo cuando comienza a caminar. Me sentía tan inútil cuando de transporte se trataba, debería pedir un auto a mi madre, pero la realidad, es que no tenía ni edad, ni permiso, ni lo que sea que debería tener para que ella me dejara tener un auto propio. Así que con la declaración de asesinato y todo, estaba confiando en ella. -Mi imaginación no me permite hacer cosas...fuera de las reglas que establecen los profesores-me siento tonta entonces, asquerosamente friki. Arrugo la nariz.

Suspiro y me detengo cuando habla de la reputación, la suya, la mía, la del mundo. Niego con la cabeza. -No pienso nada de ti, Laura ¿y que más da lo que piensen los demás de ti o de que nos vean juntas? pueden pensar lo que quieran- de un tiempo para acá, ya me daba igual. Podían quererme por ser la mejor en lo que fuera, por ser presidenta estudiantil, por salir con chicos deportistas, ya todos tenían esa imagen de mi ¿cómo arruinarla? solo me importaba la memoria de aquel señor que falleció negándome la herencia de sangre. Información. ¿Qué clase de información, así que miro las luces que están fuera por el patio y pasillos. -Bueno, puedes venir a mi casa si quieres ¿o prefieres ir a otro lugar?- me encojo de hombros.


En proceso...
avatar
Leia Orsini
Admin

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ver perfil de usuario http://promiseofedge.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando hay que aprender a conocernos.Laura

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.