Lo que la magia se llevo versión 2.0

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Sáb Abr 21, 2012 7:28 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Las dos ventanas cerradas.

No iba a obsesionarme por eso, no podría permitírmelo. El ya me había olvidado y yo no podía hacerlo. era injusto, era una reverenda putada verlo caminar por los pasillos y como pasaba sus ojos por mi, pero nada más. Porque ya no había nada para mi en ellos.

Jake me había dicho cual fue la petición y porque simplemente no podría hacer lo mismo conmigo –inténtalo- le pedí, le exigí sin caso alguno; no podría hacerlo porque éramos de la misma naturaleza, magia que me hacía fuerte y impenetrable a la suya, no podía quitarme un0 solo de mis recuerdos así yo misma se lo pidiese.

Y yo no sabía que hacer... Alek no me había mencionado nada y yo tampoco le quise preguntar... solo sabía que me faltaba una parte importante de mi vida y que necesitaba olvidar pronto.. si tan solo pudiera.

-tiene que haber una forma- mencioné con el teléfono inalámbrico de un lado para otro. quien pensaría que yo le hablase tan seguido a Parrish? -ya se que no puedo olvidar!- aclaré ante su nueva negativa. corregí rápidamente el tono de mi voz -y crees que lo tengo fácil?... no necesito olvidar, solo que no me duela, algún tipo de droga mágica que me haga adormecerme- y el decía que aún o conocía ninguna. colgamos rápidamente. Por si fuera poco aún pertenecía al equipo de animadoras quienes nos veían como bichos raros. Alguien le diría que fuimos algo, que lo fuimos todo y el no recordaría y eso comenzaría a levantarle sospechas.

Fue por eso que había decidido entregar mis pompones el viernes. solo nos separaban 3 días para que eso sucediera.

¿y que iba a hacer mientras tanto? la escuela no me significaba mucho, más que mi arena particular para evitarle a como diese lugar. no soportaba ver vacio en sus ojos y sorpresa porque de repente ya no era una niña... .muchos años borrados, años que para mi si existían.

ser la Lerman descarada que el conoció haría que Alex volviese a tomar la misma actitud y que todo volviese a ser igual, que el ciclo se repitiera y que al final terminase besándolo en el baño, una vez más, y que me volviese a enamorar, una vez más. Solo que no tenía quien ser para levantar una muralla entre nosotros.

Comencé asistiendo a la tan mencionada fiesta del amigo de Benjamin, ese que me encontró perfectamente ingeniosa y educada, algo diferente a lo que mi padre había retratado de eso. un vestido sobrio porque la ocasión se llevaba a cabo en una mansión... esta vez era gente con poder, politica y todos los que se decían ser alguien, no solo económicamente. Ni siquiera sabía que estaba haciendo ahí.

Sobre todo del brazo de mi padre, que por guardar las apariencias, no me había golpeado en una sola ocasión. aun llevaba un cabestrillo por su brazo, pero fuera de eso estaba mucho mejor.

El alcalde, chicos sin futuro, chicas ambiciosas. Pronto después de presentarme con el amigo de mi padre y resultarle encantadora si me lo proponía el susodicho además de elogiar a la bella hija de Benjamin Gibson y de recordar lo preciosa que era mi madre me presento a un chico castaño-rubio, alguien que ambicionaba con convertirse en congresista apenas pudiera y con una gran pasión por lo que hacía. Maximilliam O'Donell.

No pretendía ligar con alguien, pero ese hombre, por primera vez en un tiempo me había sacado una risa. Se lo agradecí desde el fondo de mi alma. En ese momento un fotógrafo apareció, captándonos juntos. No decía mucho una fotografía así, aunque Max que así me había dicho que le dijese aseguraba que esa sería la mejor de todas las fotografías -porque?- pregunté con apenas interés. su respuesta fue simple. "porque con esta fotografía comienza todo, Laura Lerman... ya lo verás"


fotografía:
avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Miér Mayo 09, 2012 2:55 am

Eso fue un acierto, eso fue un error....

así tuviese 90 años, cuando el momento llegase no sabría si esos besos serían un error o el más precioso de mis aciertos. Fingir que estaba dormida o no corresponder a sus besos jamás, jamás me había sido tan difícil, de hecho casi nada me había sido más difícil, salvo la muerte de mamá. Pero como no sentir piel tibia, caliente que me tocaba, laceraba al hacerlo pero que adoraba?, cuando volvería a tenerlo así?... jamás, esa sería la respuesta, aunque una parte de mi no se resignaba.

Se sentía tan bien, tan bien que mis manos se pasearon por ese cuerpo que tanto adoraba, sin embargo no abrí los ojos. No sabía que me encontraría en sus ojos, o si sonreiría al escucharme gemir para el. Como hacerlo? como decir que realmente estaba dormida cuando mi pecho subía y bajaba, sintiendo sus labios en los míos y su mano explorándome. un poco más y lo atraparía, enredaría mis piernas en sus caderas y le diría que solo necesitaba una noche... claro esa no sería la noche y lo más probable era que esa noche jamás llegara.

Y me gustó, me gusto tanto como siempre, por que no conocía del amor.. tenía 16 años, una madre muerta un padre idiota y miles de relaciones sexuales y creí que lo amaba, porque así lo sentía, se lo dije en su momento... como no me iba a gustar sentir que de nuevo deseaba algo de mi?.

También como no sentir el corazón roto mientras esos labios a los que respondía habían cambado, un cambio tan sutil como existente. Dejo de tocarme, lo mismo que de explorar mi boca cuando yo ya le respondía a cabalidad y no fue hasta que con un simple beso antes de acomodarse que lo entendí.

eso fue diferente, porque si me besó y toco era por mero deseo, no por ese magnetismo, no buscaba lo mismo que yo, por que no sentía lo mismo que yo. Eso ya lo sabía solo que, el corroborarlo de manera tan directa se convertía en mi tragedia personal.

Lo que sentía por mi, realmente se había esfumado, sin posibilidades de regresar.

Supe que el durmió tranquilo, supe que yo me aferré a el abrazándolo y supe que esa era una de las peores noches de mi vida. Lo bueno de las "peores noches" es que después de eso, nada puede ser tan malo. Si, derrame lagrimas pero el no las escuchó, no escucho nada, no sentía nada.

Honestamente, a la mañana siguiente estaba claro que era una idiota. No debí amanecer abrazándolo, pero tampoco dejé de sentirme tranquila entre sus brazos, lo vi nuevamente observarme, apresarme, sin ningún remordimiento, sin más cariño que el que se da a una miga, pero nada más. Se siente demasiado bien incluso contemplarlo en silencio, sopesando que hacer. No diría nada... solo un frasco, una bebida me evitaría tanto daño colateral en el daño colateral mismo que era mi vida. Podía hacerlo, olvidarle.. éramos jóvenes... Alex Kaiser no era el amor de mi vida, ni por equivocación, solo el primer amor y esos siempre se acaban, probablemente con el tiempo entendería que no era amor lo que sentí por el, si no solo una ilusión.

Supe el significado de peque, y no supe como, pero reaccione bien, al menos sin esos ataques de "no me toques".... podía tocarme lo que quisiera, no sentiría nada por mi y eso lo tendría a salvo. Aun así sentí como mis mejillas se encendieron, se encendieron!?! ni siquiera sabía que seguía teniendo la capacidad para hacerlo -muy bien, calientita, muchas gracias- respondí al enderezarme de a poco liberandonos de ese abrazo que nos tiene marcados en la piel. me sentí tan tranquila... era como cuando el ahuyentaba mis pesadillas, el miedo lo podía ahuyentar alek, pero Alex tenía esa capacidad de liberarme de esa cosa horrenda que e quería comer viva... niñerías sin duda.

Esta vez dejé que se metiese primero a la ducha y, a toda prisa fui en búsqueda de msi llaves, ya había luz del sol y podría encontrarlas. finalmente, pude hacerlo y a toda prisa regresé...

si, regresé, pero al cuarto de Alex.

Se tardó más de lo debido -se nos hace tarde, chico guapo- refunfuñé deseando bañarme. Alek al menos estaba en movimiento. no me respondía -Alex, en serio, debo entrar- pedí ahora con ligero interés. nada. puse los ojos en blanco. conocía sus mañas aunque no aplicasen en mi, eran buenas para picarle el ego -ufff! Alex deberías escoger otro día para tocarte, o al menos otra hora- tome mis cosas y me fui a otro baño, cualquier otro baño y sin más me di una ducha.

El día iba a ser diferente, porque? porque dejaba a partir de ese instante ser la niña ejemplo que a Alex no le gustaría, seria quien yo desease ser y de momento, Merlín era mi testigo, quería regresar a mi sitio seguro, poca ropa, mucho descaro y admiradores.

Al salir el ya iba directo a donde había tomado el baño. salí del mismo colocándome los lentes oscuros al tiempo en que, con unos perfectos labios rojos le sonreía coquetamente

-vamos, hoy es un día pesado para ti y uno muy diferente para mi, anciano- sabía que era lo que procedía cuando le decía así. una palmada cariñosa en el trasero. esta vez lo esquivé con sutileza y se la otorgué yo, no sin antes alzar mi mentón orgullosa -siempre predecible, Kaiser, casi das pena- me adelante apenas dije eso para salir de su casa, sin desayunar. necesitaba aire para fingir bien, solo hasta que de verdad no me doliese más y so sucedería apenas viese a Parrish.
avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Sáb Mayo 12, 2012 6:54 pm

"muy bien, calientita, muchas gracias" Me estaba poniendo los calcetines, haciendo malabarismos con un apierna en alto y apoyandome en la cama cuando la escuché, con ese tono extraño que no supe reconocer, y la miré un instante sin saber si me había contestado por buenas maneras o me estaba tomando el pelo ya de buena mañana. Aún asi sonreí, más para mi que para ella, porque la cosa tenía gracia.

Me colé en el baño a sabiendas de que si la dejo entrar primero no llego a ducharme, y mucho menos a colocarme el pelo, cogiendo solo lo necesario antes de entrar, una muda limpia y unos pantalones vaqueros gastados. Abrí el grifo, dejé que el agua cayese un rato mientras acomodaba la ropa en la cesta y yo me dedicaba a lavarme los dientes y acariciarme el rostro intentando decidir si me tocaba afeitarme o podía pasar hasta mañana. En el reflejo ví un trozo de tela asomando por la cesta de la ropa sucia que no reconocí, y tras enjuagarme me acerqué a ver de qué se trataba, solo cuando la tuve en las manos comprendí que no era mía, una camiseta de tirantes celeste, de esas que usan las chicas, antes de soltarla me la llevé a la nariz, no sé por qué, y sonreí como un idiota al reconocer su perfume en ella.

"se nos hace tarde, chico guapo" la escuché tras la puerta, ya dentro de la regadera y disfrutando de mi merecida ducha mientras me aclaraba el pelo. No me pareció que mereciese respuesta, mi pelo debe aclararse con esmero.

"Alex, en serio, debo entrar"

- !Pues entra¡- contesté sin hacerle mucho caso mientras continuaba el proceso.

"ufff! Alex deberías escoger otro día para tocarte, o al menos otra hora" Ahi si me reí, cosa que no debes hacer en la ducha, porque el agua del baño no pasa por la depuradora.

- O tú entrar y ayudarme, así acabaría antes...

Pero esta vez le hice caso y corté el grifo para salir, coger una toalla y acercarme a abrirle la puerta, sin embargo cuando lo hice ya no estaba. En toalla no me pareció procedente ir a buscarla por la casa, sobre todo porque la diferencia de temperatura al salir del agua se notaba, así que me encogí de hombros y volví a cerrar para terminar de arreglarme.

Lo hice, y sólo cuando iba a salir para coger la cazadora en el cuarto volví a ver ese trozo de tela azul que antes me llamó la atención, la miré un momento, me acerque, retirandola de la cesta de ropa, la metí bajo mi camiseta solo para asegurarme de que no me esperaba en el cuarto y luego la guardé en un cajón, bajo mis camisetas preferidas.

Cogí la cazadora y salí a buscarla, estaba abajo, esperandome, al parecer. Tuve que mirarla dos veces antes de fruncir el ceño.

- ¿De qué vas disfrazada, exactamente?- contesté mientras intento darle una nalgada y ella se aparta con ligereza y acaba dandome una a mi. La miro por sobre el hombro aún no muy convencido por la pinta que lleva- predecible...¿eh?...

Mejor no digo nada. Niego con la cabeza un par de veces pero no hay tiempo para discutir sobre su atuendo, si tardamos más en salir no llegamos, es verdad que me he demorado demasiado en la ducha. Cojo las llaves y la precedo hasta el coche.






avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Sáb Mayo 12, 2012 7:47 pm

Sabía que me observaba, una y otra vez, pero con una actitud totalmente diferente. Si seguí así seguramente terminaría catalogándome como una zorra, cosa que en su momento, si que lo fui, hasta que el entro de lleno y de golpe de nuevo a mi vida.

Ni siquiera era para tanto, falda corta, botas altas y una chaqueta negra y de piel, nada de que preocuparse, es que ahora era buen momento para regresar a los sostenes? nop... esas cosas sacaban gordos tarde que temprano y realmente, no los necesitaba, casi...
El sin embargo, me seguía observando con inquina. puse los ojos en blanco en un suspiro sonoro y agradecí el usar gafas oscuras, al menos así no lo notaría -no habíamos pactado que no habría quejas sobre el como visto?- y ni siquiera lo miré, para que verle si estaba más paternalista que mi mismo padre. Sabía donde tenía sus gafas oscuras, así que simplemente abrí la guantera y hurgué cuanto me apeteciera. una vez en mis manos, las acicalé un poco con mi falda, no sin antes haber cruzado las piernas.. a veces seguía siendo una dama después de todo.

Estando listas entonces si le ví, dirigiendo mi mirada mi postura y mi todo a su persona. afortunadamente acabábamos de llegar a un rojo de semáforo. -mírame- le pedí. incluso hasta eso parecía disgustarle en algo. arquee mi ceja sin creérmelo en realidad. -de acuerdo, no me mires si no quieres- no estaba molesta, es solo que prefería no saber a donde tenía su muy inquisidora mirada. le coloqué las gafas sin demasiado problema -listo, así no tienes que ver en quien me eh convertido-

y no hablamos mucho más. Afortunadamente, para los tiempos silenciosos y muertos existía su radio... y poco más adelante comencé a canturrear una canción, canción que de a poco el fue siguiendo. Sonreí por lo que significaba, el no quería estar enfadado conmigo, y, en el caso que lo quisiera, no podría. Adoraba esa sonrisa e incluso su horrenda voz no cantando, si no aullando o maullando, daba lo mismo. los canticos por supuesto, menguaron apenas nos acercamos al instituto.

No esperé a que me abriese la puerta. Su hermanita... o su amiga, lo que fuese, no tenía porque seguir de su lado, era tiempo de volver al mercado y que me viesen como disponible -te veré pronto- murmuré antes de cerrar la puerta sin esperarle aunque si paré un par de segundos para verle y recordar todo lo que me representaba, quitándome los lentes oscuros para apreciarle bien, un ultimo recuerdo antes de posiblemente darle fin a todo. el pareció extrañarse, tal vez lo había visto demasiado el tiempo, o tal vez no era el tiempo si no el como lo veía. No baje la mirada, si a caso solo le sonreí ante su expresión - Solo quería verte con detenimiento, no es que esté colada por ti, estas prohibido- y si supiera en que nivel estaba prohibido para mi....

A mi favor estaba que los chicos ya estaban yendo hacia el, me vieron, lo vieron, nos vieron juntos para sentirse extrañados, sentí la lastima sobre mi... detestaba que ahora me viesen con lastima porque Alex no me recordaba. Por eso volví a ponerme las gafas oscuras -bueno, mis queridos testosterona, diviértanse, que yo haré lo propio- y simplemente me di la media vuelta. Siempre me había distinguido por andar y triunfar al mismo tiempo, esa ocasión me costó mas de lo normal. apenas desaparecí de la vista de Alex, mi paso seguro se convirtió en una enorme carrera. tenía que aparecer con Parrish cuanto antes, que me diese la maldita poción y terminar con todo, inhabilitarme de ser posible para volver a querer a alguien. y todo eso sin que alex lo supiese. Y lo hubiese conseguido, si Erika no me hubiese detenido antes de subir las escaleras con tal fuerza que me pregunté el porque no pertenecía al equipo de americano..

-lo quieres- enuncio en vez de un saludo -querer que?- por supuesto sabía lo que quería decir, solo había que observar esos ojos, que me observaban incluso con reproche -no... lo amas y el debería saberlo, debe de saber quien eres en su vida- no respondí de inmediato, Erika me caía muy bien, pero había algo que no debería tocar -no- respondí mientras seguía con mi camino. ella siguió fastidiándome durante todas las escaleras, interponiéndose inclusive. perfecto, ahora era preferible bajar antes de que Alex me encontrase, entre tanta cantaleta tuve que detenerme en seco y observarle, observarle con real desparpajo -Alex es mi vecino, pero ya no lo quiero, lo vote, no? si regresase con el, sería por lastima... como regresar con un lisiado, espero que lo sepas entender, le va mejor si no se acuerda de como le dejé- no esperé más, simplemente baje las escaleras y de momento, me dirigí a mi clase. Al llegar ahí, Alek ya me tenía reservado un sitio, como siempre. Me sentí culpable –esto esta jodido, verdad?- pedí apenas tome asiento y comenzaba a sacar mi libreta de notas. El no respondió de inmediato, a cambio comenzó a escribir algo en su libreta. Bueno… a lo mejor podía tomar eso como un si.

avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Sáb Mayo 12, 2012 8:28 pm

"no habíamos pactado que no habría quejas sobre el como visto?" Cierto, cierto...recuerdo vagamente haber pactado algo parecido...¿qué significaba eso? ¿tendría que callarme y no decirle que las chicas deberían usar sujetador?...pues si, probablemente, por hacer honor a mi palabra...o más bien porque asi evitamos preguntas incomodas, es capaz de preguntar por qué y yo de responderle que porque tal como va no hay forma de no mirarle las tetas...mejor me callo y rezo para que no haga viento ni baje la temperatura...

"mírame" me dice en tono autoritario en medio de un semaforo que ya me está poniendo bastante nervioso, ¿por qué siempre que llego tarde me encuentro todas las luces en vermejo? Ni de coña, pienso, y me atrevo a echarle un ojo vago por el espejo, que no he cambiado tras llevar a Meredith a casa y me averguenza decir que no apunta a donde debería. No, mirarla no, que fijo que se me va la vista...frunzo los labios en un mohín y sigo.

- Estate quieta- indico irritado cuando me mueve al volante para ponerme unas gafas de sol que no he pedido.

Se pone a toquetearme las sintonías, suspiro, me muerdo la lengua y no digo nada, por ser ella. Acaba poniendo una canción que aborrezco, pero como ella se pone a tararear pronto me la pega y por inercia acabo cantando...que no me guste no quiere decir que no este saturado de escucharla en las listas musicales.

La forma en que se levanta nada más aparcar y casi sale despedida por encima de la puerta sin llegar a abrirla me plantea seriamente el dilema de si no tendrá algún resorte en el culo...se lo buscaría a gusto...yo pretendía decirle algo, pero esta visto que tiene otros planes...

Esta chica está muy rara...¿o soy yo?...no, es ella. De pronto se para como en pausa, se baja las gafas y se pone a escrutarme...¿es que me he dejado restos de dentrifico en la cara?...no, más bien parece que me haya dejado la ropa en casa...la miro con cara de inopia porque la verdad es que no la sigo, antes tanta prisa y ahora esto...sólo reacciono cuando vuelve a hablar.

"Solo quería verte con detenimiento, no es que esté colada por ti, estas prohibido" ¿Prohibido? ¿Eso es un si, un no, o un tal vez? Prohibido...sonrío, con parsimonia solo porque me recuerda mis propios pensamientos y, al hacerlo, me lleva a replantearlos.

Se está girando, los chicos se acercan, me incorporo en el asiento, sin bajar, sentandome en el respaldo, o más bien apoyando en él parte de mi culo para subirme y mirarla desde arriba.

- !Lerman¡- la llamo, se da la vuelta, bajo las gafas para mostrarle los ojos sin llegar a quitarlas, sólo dejandolas en la punta de la nariz, y me detengo a devolverle el cumplido, luego la miro, le dedico una sonrisa y un guiño y vuelvo a subirme las gafas para pegar un salto, bajar del coche y reunirme con los chicos, que ya rodean el auto.

Debería olvidarlo, y a ella también, pero antes de entrar en clase, ya tarde porque me he detenido a saludar y luego a cruzar cuatro palabritas con la nueva, me paro con la manilla en la mano antes de pedir permiso para entrar y pienso que unos segundos más no importan cuando ya llegas cinco minutos tarde a la primera hora. Saco el móvil y le mando un mensaje.

el sabor de lo prohibido es el placer más deseado



avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Sáb Mayo 12, 2012 9:04 pm

Pero que le pasaba? estaba de broma? pensé que ese beso al no ser comentado sería olvidado, que incluso lo podía catalogar como un sueño, o que yo podría llegar a convencerlo al fingir demencia.

el sabor de lo prohibido es el placer más deseado

Puse los ojos en blanco al leer ese mensaje. La clase estaba iniciando ya. Ponerme a la defensiva, que en si, una parte de mi sique lo estaba lo provocaría más, pero un coqueteo que provocaría? y si yo no pudiese parar?. Sentí el codazo de Alek clavándose en mis costillas y en cuanto lo vi a punto de reclamarle me di cuenta de que el profesor Banner me observaba con detenimiento.

Mi móvil paso a ser escondido entre mis piernas. incluso me dio risa al pensar en pedirle a Dios que no vibrase a causa de Alex. Ser examinada porque seguro tenía el móvil en algún lado fue de lo más divertido. había que tener las piernas muy juntas para que el móvil no cayese en cuanto me hizo incorporarme, pero, por fortuna no pudo ver más ni encontrar nada

-se lo dije, profesor, estaba re checando mis notas- concluí apenas me dejó en paz. Alek no s metía para nada en lo que pasaba entre Alex y yo, o en lo que había pasado, en realidad estaba preocupado por el y yo debería estarlo más si quería que el estuviese bien. media hora después pude responder a ese mensaje

-eso dijo Eva a Adan y mira como les fue... o es que te va el arsénico?.. mejor enfócate en tus clases, no queremos a un quarter back analfabeta, verdad?- sonreí con ligereza y envié el mensaje, eso era una bateada olímpica.

durante el transcurso ya no pude dar con Parrish porque estuve con Alek todo el tiempo, incluso a lo mejor, en una mesa me enteré del como Alex Kaiser estaba conversando con una sexy morena come calorías. Como me fue con ello? horrible. necesitaba encontrar a Parrish y el no me respondía a nada.

Al lado de ALek trate de mantener el aliento y la seguridad, porque a mi, Alex Kaiser no me gustaba, en lo absoluto. Decidí saltarme la siguiente clase. cólico menstrual, argumenté a Alek cuando fui a buscar a Parrish, una vez más, no sin antes por supuesto, caminar como la reina que era, sonreír para algunos y esquivar con elegancia a otros, quitándome la chaqueta debido a la hora.

Para cuando vi a Parrish estaba a lo lejos, pero también Alex. Le sonreí y guiñé el ojos como la amiga que se supone que era y me decidí coquetear con alguien, Bruno Santos, un chico hispano, marcadísimo, si.. no supe porque nunca me había interesado, hasta ahora.

Basto poco, acercamiento, risitas y finalmente, en la noche, tenía una cita.

-la necesito ya, donde te puedo ver esta noche?- teclee con rapidez para Parrish sin fijarme realmente, solo quería no ver a los ojos de mi Alex

avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Dom Mayo 13, 2012 10:40 pm

La clase comenzó, tras el rapapolvo esperado, y yo intenté centrarme en eso de las derivadas, una de esas cosas con muchos números que a mi hermano siempre se le dan bien y que yo, sinceramente, nunca les he visto el sentido. ¿Aplicación práctica?...ni la imagino. Había pasado un buen rato cuando mi móvil sonó, supuse con la respuesta porque nadie más me manda mensajes en plena clase, todas se saben mi horario. Lo tengo necendido solo para urgencias. Por desgracia esta no lo era y yo no quería acabar en el despacho del director, así que esperé al cambio de clase para leerlo, mientras hablaba con dos chicas en el pasillo.

"eso dijo Eva a Adan y mira como les fue... o es que te va el arsénico?.. mejor enfócate en tus clases, no queremos a un quarter back analfabeta, verdad?"

Sonrio y niego, me preguntan por qué y me evado con una frase caustica, lo guardo y me olvido de él hasta la hora de comer, del móvil, pero no de la chica.

La ví luego, sólo un momento, me sonrío y me guiño un ojo, sin pararse, y yo la miré por segundos desde lejos hasta que alguien más se interpuso en mi campo visual y se empeñó en agenciar mi atención.

La esperé a la salida, como siempre, y cuando la ví salir me acerqué, cogiendole los libros de la mano y caminando junto a ella sin llegar a saludarla, le pasé un brazo por la cintura, como al descuido.

- Les fue bien- dije, bajando la voz y acercando mi boca a su cuello- el paraiso era terriblemente aburrido...

Llegamos al coche, le abrí la puerta y me miró con los ojos muy abiertos, preguntandome a donde la llevaba. me encogí de hombros y le dediqué una sonrisa inocente.

- A casa...como cada día.

y sonreí mientras le daba la vuelta al coche, indicando:

- ¿O prefieres algún otro sitio?...

Me senté, ajusté el espejo para mirarle las piernas en el camino y la miré antes de ponerme el cinturón o arrancar el coche.

- puedo llevarte el infierno sólo con que me lo pidas- y me incliné para ponerle el cinturón si dejar de mirarla a los ojos- ¿Qué va a ser?

Me empujó con la mano y dijo algo, yo sólo asentí, con una mezcla de diversión y un poco, si, de remordimiento, pero cada vez menos, y arranque sin poner el mío. Sabía que iba a poner la radio, en cuanto puso su mano sobre la rueda puse la mía encima y le dije:

- No...- sin apartarla- quiero hacerte una proposición indecente...

Me mira, yo la miro por el espejo y luego de reojo y sólo digo al ver que no se atreve a preguntar.

- Tengo una hoja de parra en el jardín...¿te la pruebas esta noche?


avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Lun Mayo 14, 2012 1:27 am

Porque solo me esperaba a mi y no a su hermano? porque no simplemente me dejaba con Alek y que este me llevase.... Porque deseaba yo que no lo permitiese?
Bueno, de esta última cosa si que sabía... porque le quería y pese a ser prohibido había un algo, un impulso que me nacía justo en el estomago, algo que me obligaba en ocasiones a ceder a su presencia. Ese algo era tan fuerte que lo podía ver como un lazo, pero dada mi condición, realmente odiaba que ese lazo existiera.

Tal vez no existía después de todo, o al menos eso me reproche mentalmente unas cinco veces mientras tomando mis libros. no hubo un hola pero si un andar lado a lado. Me permití ver hacia atrás, porque? porque Jake se suponía me encontraría a la salida y de ahí iríamos a su hogar por la posible solución a muchos de mis problemas.

Mi problema en el instante fue el sentir su mano en mi cintura, su aliento delicioso en mi cuello y entender con precisión el tono y cadencia de sus comentarios. No podría engañarme, eso lo usaba cuando quería conquistar. no mencione nada sin embargo, porque nada habría de pasar a menos que...

-a donde me llevas?- pregunté si, muy idiotamente, porque por un segundo por mi mente pasó el embarcadero y la noche en que me convertí en la novia de Alex, así ahora pareciese estar tan separado de nuestra realidad. Empero, fue estúpido, el solo me llevaría a su casa.

Por Merlín que este hombre me iba a llevar a la locura con sus cambios de tono cada cinco segundos. primero una frase sexy, luego una inocente, para preceder a alguna que deje volar mi imaginación y no de buena manera.
Al momento en que me colocó el cinturón el mismo y no permitiendo que yo lo hiciera recordé cuan iguales éramos y cual sería mi táctica si estuviese en su lugar. Seguramente me estaba jugando una pasada, pero al menos disfrutaría de su delicioso aroma mientras le tenía cerca.

-de momento a tu casa, tengo que leerme un libro entero sobre a sucia vida de los científicos, quizás y hasta me actúas los que fueron mórbidos... te irían bien- claro, en pleno enunciado empuje su pecho, porque debía hacerlo, y porque me encantaba sentir la dureza del mismo, eso era lo natural, era lo que había... que no fuera a dejar darme rienda suelta a lo que en realidad deseaba era otra cosa muy aparte.

Si bien lo preferible era poner música, incluso la que no me gustaba pero que al señor le encantaba, lo mejor hubiese sido ni intentarlo. Su mano atrajo la mía de una manera tan deliciosa, no era algo accidental, simplemente no me la soltó.
Indecente, dice el.... sin embargo no es capaz de verme a los ojos mientras que yo ya lo veía con determinación, aunque por dentro con temor... mucho temor.

No me ofendí en ello, como podría? en realidad si era divertido, si no me tocase la tortura de amar a quien, maldita sea, se había olvidado de mi porque así tenía que ser. -y yo que pensaba que me propondrías asesinar a alguien o sacrificar a una virgen- respondí casi de inmediato, riéndome. Debería ser una broma, pero su mano, aun apresando la mía me hizo sentir que no era una jugada. deje de ver su perfil, su precioso perfil para centrarme en el camino, era lo mejor aún cuando su mano estuviese sobre la mía, y la mia a su vez descansase en mi muslo -no- respondí después de un rato, cuando sentía ineludible mi respuesta -el aceptar así como así no es divertido... donde esta tu espíritu de apuesta? que ganaría yo? sin mencionar el hecho de que ni siquiera me vez a los ojos cuando lo pides, algo indecente, y sin embargo te frustra lo que llevo puesto- mencione antes de tomar la suya y dirigirla al radio, que el pusiera lo que quisiera. la mía sin embargo quedo en mi muslo, donde jugueteaba sin querer trazando dibujos inexistentes, jugueteando con la bastilla de mi falda, algo natural en mi, decían... coquetería.

-streep pokér- respondí a lo que me dijo sin ver a los ojos, sin tenerlo mucho en cuenta. Pero frenamos y de repente me sentí acorralada por el. Afortunadamente, ya habíamos llegado a su casa -no te conviene en absoluto- respondí al tenerlo de nuevo cerca, con una sonrisa y sin embargo acariciando su cuello con mi mano izquierda, casi susurrándole. mi móvil vibro entonces. un mensaje.... solo eso basto para darme cuenta que no había hecho nada en realidad por impedir tal cercanía. Carraspee y me alejé yo, maldiciendo por dentro -siempre te eh ganado en el póker.. a menos que prefieras quedar desnudo y exhibido en pleno diciembre, no deberías... y además tengo una cita- cita... al decirlo bajé los ojos y bajé del auto rojo sin esperarle.

al menos me dejó mi espacio, y se lo agradecía demasiado. Aproveche para re checar el mensaje, era Jake. Estaba enterado de que me fui con Alex, me seguía, cuidaba de mi. Vaya si el chico era extraño, tan frio pero que, al mismo tiempo estaba ahí entendiendo y apoyando. Si... comenzaba en serio a caerme bien. Lo bueno era que, ya comenzaba a practicar con el, o al menos eso hice, hasta que me quedé bajo la custodia de Alex y los Kaiser. el plan era sencillo. Mis llaves las encontraría en su casa, en el sillón donde potaba su abuelo, el las tomaría, dejaría la poción en la cocina (porque Alek si entraba a casa solo entraría a mi habitación) y después me haría llegar las llaves, o me las dejará afuera en un buen sitio, lo que fuese mejor. al menos eso tenía la magia negra... te da poder para llevar a otro lado las cosas, justo como su cosa morada de donde había sacado una botella la primera vez. apenas había dado el envió cuando Alex ya estaba a un lado mío

-me estas espiando?- pregunté con ligereza, para volverme y sonreír para el -no se tu, pero yo me muero de hambre,- y, sin quererlo, por la cercanía, bese su mejilla aunque más bien fue su mandíbula -carbohidratos y proteínas... lo tengo muy checado- la cosa no fue llevarlo a la cocina, si no el estar a un lado de el, a solas.... Al final, nos quedamos por un momento, bebiendo café y preguntándonos cosas.

-es Bruno.... el de la masa muscular bien colocada- y sonreí de lado, bajando mi tasa. no bebería más -iremos al cine... pero no pienso llegar tarde oh señor paternalista... de cuando acá el deber te llama tanto la atención?- pregunté acercándome a el, subiéndome en la mesa solo para sentarme, realizando un perfecto cruce de piernas, siempre viéndole a los ojos –se cuidarme sola y se leer lo que piensan los hombres, no soy tan ingenua… deberías saberlo- pero el corazón, me latió con fuerza al ver esa expresión en sus ojos tan felina. Me robó el aire tanto, que simplemente me paré de un pequeño salto, en búsqueda de el libro –tengo que leer y luego arreglarme, me ayudas a algo?- anuncie sin volver a mirarle, pero sin sonar asustada.

avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Mar Mayo 15, 2012 12:29 pm

- Yo no sacrifico virgenes- contesto, apenas alzando la voz y sin dejar de mirar al frente aunque una sonrisa ligera se apodere de mis labios. Sé de qué va, sólo un cambio de tema, o mejor dicho, un desvío de la conversación real, una de esas que siempre queda en segundo plano, y está bien, porque así es más fácil y porque ambos sabemos que igualmente nos entendemos- no te miro a los ojos porque estoy conduciendo, peque- respondo a lo siguiente encontrando divertida su molestía, y no miento, sólo intento mantener los ojos en la carretera, lo cual ya es bastante dificil cuando todo lo que quiero es aparcar en el arcén y volver a probar esos labios- umm...frustracción...si, creo que has escogido bien la palabra...¿por qué no piensas mejor el motivo de que me frustre lo que llevas puesto en lugar de ofenderte por ello?

Me aparta la mano, llevando la mía a la radio, no le hago caso y la mantengo apagada. No me interesa poner música, prefiero su voz. La miro, por el espejo, desde donde no llego a ver su rostro, pero sí otras partes de ella, como su mano jugueteando en el muslo.

"streep pokér" Dice, y llegamos. Me apresuro en aparcar, cerca del camino de entrada, y me giro para inclinarme, al fin, poniendo un brazo por su respaldo, rozando sus hombros. Su mano me toma el cuello, y sus dedos se meten entre mi pelo acariciando la piel en el proceso. Voy a contestarle, pero habla demasiado. Y se aparta de pronto, cuando suena el móvil.

- No tengo nada que ocultar- estoy diciendo cuando suelta que tiene una cita, casi abruptamente, y no se me escapa que baja la mirada al decirlo. Yo sonrío, un poco, pero no lo ha visto. Cuando vuelve a mirar ya he borrado la sonrisa.

Se baja del coche, sin volver a mirarme, camina mirando el móvil. No me apresuro a seguirla, lo hago, pero despacio, se para y me acerco por detrás, sin llegar a tocarla.

- Sólo en la ducha- respondo cuando pregunta si la espio, se vuelve y me sonrie, no es una sonrisa alegre pero me vale.

Dice que tiene hambre, habla de comer algo y sin pensarlo me encuentro siguiendola a la cocina, dejo las llaves en el cenicero de la entrada al paso, me quito la chaqueta por el camino y sigo detrás de ella, que hace un café. Me siento a tomarlo en la barra de la cocina, con ella enfrente, ninguno de los dos habla hasta pasado un rato. No existe silencio incomodo pero decido romperlo de todas formas, porque creo que ella espera alguna pregunta.

- Y bien...¿con quién sales pues?- pregunto finalmente mientras la observo sobre la taza humeante.

Contesta, deja la taza y se mueve, acercandose mientras sus caderas se mueven al compás, me aparto de la mesa al verla ir hacía allí, dejandole un sitio, se mete entre la mesa y yo y se sube con un saltito y un cruce de piernas. No aparto la vista.

- Ahora no estoy siendo paternalista- contesto, verazmente. Y me hace gracia, si, y me sonrio, porque lo siguiente que dice me hace alzar una ceja y mirarla con intención, si eso es cierto, ¿cómo es que me llama paternalista justo ahora? Justo ahora que no estoy pensando, ni de lejos, en cuidarla, más bien en algo totalmente diferente.

Me acerco, por inercia, poniendo mis manos a cada lado de sus caderas en la barra, con la intención de encerrarla entre ellas porque tengo toda la intención de contestarle a eso, pero se escabulle bajandose y rodeando mis brazos para librarse antes de que llegue a hacerlo. Y la dejo alejarse frunciendo mis labios porla insatisfacción mientras la sigo con la vista en sus caderas.

Coge el libro, se sienta en el reposabrazos del sofá y me habla sin llegar a mirarme. Lo pienso, no sé a qué quiere que le ayude, ¿a leer?, ¿a arreglarse?...se me ocurren varias formas de ayudarla a lo último, pero dudo mucho que se refiera a cualquiera de ellas...suspiro, me centro y me siento en el sofá, recostandome en el mismo apoyabrazos y dandole la espalda, echo el brazo hacía atrás sin mirarla, para sacarle el libro de las manos primero, y luego otra vez para cogerla del suyo y tirar de ella hasta que cae enciamde mi, acomodandola luego para que se siente entre mis piernas con las suyas estiradas en el sofá, mis rodillas dobladas a cada lado, y pongo el libro enfrente de su pecho, leyendo en voz alta el capitulo del que habla. Se revuelve un poco, intenta hablar.

- Shhh...escucha...¿no querías ayuda?

Leo en voz alta, página a página, en un punto ella se recuesta hacía atrás, quedando apoyada en mi pecho, hojas más tarde me doy cuenta de que no mira el libro sino mis labios al pronunciar, aparto la vista del libro sólo un momento y la veo a los ojos, pero no digo nada y sigo leyendo hasta terminar el tema.

- ¿Te has enterado?

Pero no contesta. Miro el relog y de vuelta a ella, que gira su rostro sólo un instante para que pueda verla.

- Te queda una hora, deberías arreglarte para tu...cita.

Se incopora y sube las escaleras casi corriendo después de asentir brevemente con la barbilla. Yo me levanto, dejo el libro en la mesa y vuelvo a la cocina para terminar mi café, congelado en ese punto. Así y todo lo bebo con pausa y me enciendo un cigarro, calada tras calada miro las escaleras. Al rato subo y abro la purta sin llamar. Está probandose una blusa delante del espejo, se gira poniendo las manos delante al verme, sobresaltada, y cierra la blusa con las manos haciendo un gesto malhumorado. Me acerco, sin preocuparme por ello, le aparto las manos, cogiendolas, cojo el borde de su blusa con los dedos, estirandola hacía a mi y miro por dentro de su escote sin decir nada. La suelto, me doy la vuelta y busco un segundo entre sus cosas. Vuelvo con un conjunto de ropa interior en la mano, lo meso antes de darselo.

- Ponte este...a no ser que sólo quieras ver la pelicula, claro...

Parece que no. Porque lo coge, no hay suerte. Suspiro, apenas. Y espero, mientras entra en el baño a cambiarse.

Spoiler:

Lo siguiente que veo, sentado en la cama, es a la niña saliendo del baño sólo con el conjunto que le he dado y haciendo un paseillo, sé que lo hace a proposito pero no digo nada. Me levanto, sorteandola y le tiendo el vestido que ya he escogido mientras ella se cambiaba en el baño.

Spoiler:

- Ya sabes...a los hombres les vuelven locos las rubias vestidas de rojo...

Pregunta. Respondo, volviendome a mirarla mientras coge la ropa de mi mano.

- A mi...-sonrio- también.

Y me encojo de hombros antes de ir a por los zapatos, que dejo encima de la cama. Ella se está subiendo el vestido, me pongo tras ella en el espejo y le subo la cremallera lateral, aunque no necesitase ayuda para ello. Me deja hacer, mientras se sujeta el pelo en alto, como planteandose un recogido, niego con la cabeza pasando mis manos por su cintura.

- Suelto, siempre suelto...



avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Mar Mayo 15, 2012 5:34 pm

Tentación... abuso y crimen debido a la tentación.... violación... muerte, carias cosas me pasaban por la cabeza al momento de estar ahí sentada sobre alex, tan peligrosamente cerca -ahora te crees mi abuelo?- alcancé a cuestionar con toda intención de alejarme, vamos.... era un buen modo de salirse del brete. No me dejó y tuve que conformarme. Dicen que los peses mueren por la boca... bueno, yo, Laura Lerman moría por la suya.

Intente poner atención, de verdad que si, pero como hacerlo si su voz me llegaba así de cerca y su aliento me acariciaba la piel y si su calor calentabe la mia, incluso entre las capas de tela que formaban nuestra ropa?... no lo hacía ingenuamente, estaba claro, esto era... una lenta tortura por parte de el. Bueno.. el intentaba torturarme, no sabía bien el como debido a que se supone me estaba jurando que no se interesaba por mi, pero bueno, el hecho era que me estaba provocando, seduciendo con ligeras acciones para después, seguramente fingir inocencia y también demencia.

De a poco me fui recostando en el, sintiendo la calidez de su torso y de nuevo, sintiéndome segura. como la sensación de hogar... algo que no debería sentir.

Y porque no debería sentirlo? reflexione viendo enteramente sus labios. No.. mi vida era un infierno, pero acaso no podría disfrutar de ese infierno? si estar a su lado, si ser su novia o estar destinada a el sin ningún obstáculo significaba la felicidad.. tal vez la felicidad estaba sobrevalorada.

Y viendo esos labios, recordado y añorando su sabor fui descubierta. ni siquiera pude o quise disimularlo. Nadie dijo nada y supe que eso lo dejaríamos pasar, que ninguno de los dos estaba realmente interesado y así estaba bien... era un maldito por hacer seguramente de mi nota la más baja. que escribiría de ensayo al respecto de ese libro? "los labios de Alex son suaves, carnosos y ardientes, con ellos te come entera y te derrite, te vuelve adicta y terminas idolatrándolos cuando te succiona y te marca, lo odiaras después por la marca, pero bien querrás repetir la Azaña"... no, simplemente eso no era elegante o algo que le gustase al puritano y totalmente cristiano profesor Juarez.

Me enteré de algo más de esos científicos, si me lo preguntaban... era una perdida de tiempo el gastarse la vida dentro de un apestoso laboratorio, pero había cada pervertido que....

No respondí cuando termino, solo quería verle, no era un crimen, el único daño era a mi misma, y ese era poco defecto. sin embargo entendí lo de la cita. un movimiento de cabeza en forma afirmadora.

Cita.. cita al cine no involucraba demasiado. algo de botones si quieres divertirte mientras los demás ven la película, no mucho más. comencé con algo básico, una blusa lila sin mangas pero si con cuello de abotonadura. Debería usar sostén?... tal vez si, de vez en cuando era divertido para dejar volar fantasías, así no estuviese de lo más entusiasmada en hacerlo. cualquiera que se abriese pro delante funcionaba bien.

Porqué me cubrí? que se yo?!, porque Alex ya no debería verme si no estábamos dispuestos a algo físico, que era casi a donde íbamos. No era ingenua... en algún momento, en tres minúsculos días ya existía tensión sexual entre nosotros.

si serás cabrón, Kaiser, gritonee mentalmente aniquilándole con la mirada. para lo que valió... al final no le gustó que por fin llevaba sostén y me extendió algo de su elección.

Así que tenía su bendición para hacer algo más que ir al cine, eh?

Perfecto, así estaba divino. Tomé la ropa interior de su mano, no podía reclamar nada al respecto que la escogiese, porque yo misma se lo había pedido. Tal vez incluso podía dar su punto de vista.

frente a su monumental espejo me desnudé, no sin antes dedicar un poco de tiempo a colocar crema corporal en todo mi cuerpo, relajándome y decidiendo que si que lo haría. que importaba? evidentemente era su amiga, o su hermana para el caso.

salí así, en ropa interior, recuperándome a mi misma, acariciando mi piel mientras avanzaba hacia el y, por supuesto, dejando que mis manos por unos segundos fuesen mi amante, recorriéndome desde los muslos, pasando por la cadera, mi abdomen, busto hasta llegar a mis labios, labios que acaricie sensualmente, siempre viéndole a los ojos.

-se me ve bien?- pregunto con una artificial ingenuidad -a lo mejor me sobra algo...- insistí, pero nada, el chico no respondía. a cambio me dio su elección para la noche. Vamos.. si me estaba envolviendo de regalo.
Ne contuve de poner los ojos en blanco, esto no era para ponerlo celoso y de todas formas el no se pondría celoso, no lo hizo cuando me quería, ahora menos cuando no me quería, y si me besaba era por deseo.

-a los hombres... es que a ti no te gustan las rubias así? pregunte con ligero tono caustico -o al ser tu vecina dejo de gustarte... no te gusta?- y supe de inmediato que no debí de preguntar eso, pero al fin me dijo que a el también.. bien, aún tenía sangre en las venas y no atole espeso.

Su elección me gustaba, buen escote, tamaño bueno de la falda, el cinturón era un detallazo. frente al espejo asimilo como queda y me gusta, pero siempre, siempre mediante ese espejo lo veo hacer, porque aún le quiero. ce acerco a mi y, si bien me subio la cremallera yo me dediqué a averiguar si sería mejor suelto o recogido. nuevamente el decidió por mi.

-suelto entonces.. además es más fácil- mencioné al momento de dejar caer mi cabello, con una mirada en la suya mediante el reflejo. -alcánzame el cinto, por favor- pedí enseguida, con suavidad. el así lo hizo. de verdad me estaba vistiendo de a poco. nuevamente, tras de mi, rodeo mi cintura, acariciándola por instantes. no me inmute en lo absoluto. me recargué en su pacho para ver el conjunto terminado, o al menos casi. faltaban algunos accesorios y por supuesto, los zapatos.

-creo que ya puedes descansar, lo demás lo hago yo- pero el insiste en supervisar. correcto. lo empujé con suavidad a su cama y, ahí donde estaban los zapatos a su elección cayo, con las piernas abiertas. me calcé esos zapatos justo entre sus piernas, un zapato, luego el otro mientras mi cabello caía como una dorada cascada.

estando tan cercanos no era difícil beber nuestro aliento. ahí mismo fue donde lo paré -que es lo que quieres, Alex?- y justo en ese instante me di la media vuelta, haciendo que el vuelo de el vestido hiciera lo suyo. Comencé a escoger algunos pendientes, eran pocos, debido a que mucha de mi ropa y accesorios estaban en mi habitación. aún si que el mencionase nada yo lo dije, con una nostálgica jovialidad -generalmente para acabarlo de una vez por todas, preguntaría si lo que quieren es un beso, una cita o sexo, pero tu caso es diferente, además de que tu eres diferente, por eso te lo pregunto... que es lo que quieres Alex? terminé por sujetar el segundo pendiente y enrojecí mis labios, no sin antes delinear solo la parte de arriba de mis ojos. Tome el perfume más no me lo puse. Prefería verlo a los ojos

-pero se que no es sexo... no te conviene cuando tienes partidos tan importantes en puerta- descarada, eso era lo que era. No respondió a nada. aproveche para perfumar mi escote y después rociar un poco para el.

-eso pensé- agregué antes de ver el reloj, aun estaba a tiempo -no sabe que me estoy quedando con ustedes- ustedes y no contigo, eso era clave -lo esperaré fuera de mi casa, o en mi casa propia.. gracias por la elección. lo haces bien- me di la media vuelta saliendo de su habitación, pasando mis dedos por las paredes, después por el barandal de las escaleras, solo que olvide mi móvil justo en el cuarto de Alex. no quería que viese un solo mensaje así que apenas recordé, volví por el a toda prisa.
avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Mar Mayo 15, 2012 6:18 pm

Alcanzame el cinto, dice, y obedezco sin rechistar, quedandome quieto sólo viendola cuando decide remirarse en el espejo, girandose a medias de un lado y de otro e incluso sujetandose el pecho para ver si el escote le queda bien. No sale una sola palabra de mis labios, ni una queja. No soy idiota, sé que sabe que la miro, y también cómo la miro. Lo ha dejado claro en su paseillo de antes, pero no he visto en ningún momento un solo gesto que me haga dudar o pensar que se siente incomoda por ello, más bien diría que le gusta, porque por momentos estoy seguro de que lo provoca.

Asi que no dudo tampoco cuando me tira sobre la cama y pone su pie descalzo entre mis piernas, no entre las rodillas, no, sino mucho más arriba, y con pausa se inclina a colocarse el zapato, lenta, deliveradamente lenta. Y la miro, deliveradamente también, suguiendo su pierna desde el empeine hasta la rodilla, y sigo subiendo hasta el bordillo de su falda que, desde abajo, me permite ver un poco más de muslo del que debería, pero estoy seguro de que eso también lo sabe cuando simplemente baja el pie y pone el otro en su lugar. Su cabello suelto cae por delante al inclinarse, cual cascada emarcandole el rostro y consiguiendo que la sombra de sus espesas pestañas ensombrezcan su pálida mejilla. Y su pierna sigue estando doblada, sus manos se eternizan cerrando la unica presilla del zapato. Suficiente, dice mi mente antes de que mis codos se apoyen sobre la cama para cargar mi cuerpo en ellos y elevar mi pecho para acercarme a ella. Apenas separados por su flotante melena.

Entonces lo dice, antes de que pueda yo abrir la boca. ¿Qué quieres?...¿qué quiero? Hasta hace unos días solo cuidar de ti. Ahora...Se da la media vuelta, apartandose en un giro y buscando ahora encima de mi comoda. El que me enseñe las bragas en el proceso pudo o no ser fortuito. De todas formas no hay nada que pueda hacerme borrar la imagen en mi cerebro, no necesitaba volver a verlas.

Me callo, porque quiero ser sincero cuando le responda y aún tengo que pensarlo seriamente, ¿qué quiero?...acaba de arreglarse. Apenas sonrio, al volver ella para mirarme de frente, descarada y coqueta, diciendo que no puede ser sexo...podría, claro que podría. Me echa un poco de perfume encima y opta por tomar mi silencio como una afirmación que nunca hice.

Sale del cuarto, pero no me preocupa, sé que volverá, lo sé porque tengo su móvil en la mano. Me levanto y espero a un lado de la puerta, cuando entra de nuevo después de escuchar sus pasos por la escalera, ida y vuelta, la cierro tras ella y se sobresalta ligeramente. Me apoyo en la puerta cerrada y busco sus ojos antes de contestar.

- Piensa a lo grande, rubia- y no sé porque la he llamado así, pero le pega, en un tono que no llega a ser cariñoso sino más bien desafiante- un beso es muy efímero, una cita muy poca cosa, y el sexo...-le sonrio, se acerca aún cuando nunca estuvo muy lejos- no es suficiente...¿qué quiero?...tendrás que descubrirlo por ti misma...

Ve el móvil, me lo saca y me empuja para que me aleje de la puerta. Lo hago, abriendola para dejarla pasar. Espero a que pase por mi lado y la cojo por la cintura, con impetu, reteniendola a la par que la atraigo hacia mi y bajo mi cabeza y apoyo la mía en la suya.

- Yo te he vestido- explico, bajando la voz y sin poer evitar que se vuelva algo ronca- y sólo yo te desvisto...- le tomo el mentón con un sólo dedo, sin obligarla, y cuando me mira pregunto- ¿lo entiendes?

Sólo asiente con la cabeza antes de apartarse de mi y apresurarse a bajar las escaleras. Otra vez corriendo...cualquiera diría que intenta escaparse de mi...


avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Mar Mayo 15, 2012 7:32 pm

No era lo mismo.

Fuimos al cine, pequeños comentarios de la película, lo necesario e incluso ingenioso pero no era suficiente. su mano estaba en mi pierna acariciando y explorando. Se contuvo si, porque al parecer por primera vez, no tenía ganas que llegase más arriba. mi mente... en mi mente aparecía algo muy diferente a la película. Recordaba a Alex, a todo Alex... el que me hacía mirarle, el que me aseguraba que solo el me desvestiría, el que sonreía tan bien para mi, el que parecía mi hermano, o mi padre, o el mejor de los amigos, el que no se escocía con nada, tan bueno y malo como yo, el que era así de sexy.. tantas cosas en un solo hombre.
No debería ser posible, pero lo traía metido hasta la médula, hasta la maldita médula.

"quiero que estés en mi vida, toda mi vida, no me importa el como" un recuerdo de lo que alguna vez le dije, taladrándome la cabeza una y otra vez. mentirosa, si que lo era, porque al momento en que termino la función, Bruno prácticamente me levanto en vilo y yo sonreí para el, me sujeté a su hombros, para bajar estrechada entre sus brazos. no sentía ni siquiera el vértigo. la poción ya estaba lista en mi casa, tan lista para mi, pero..

Jamás debí besarlo, maldita sea!, porque los labios que me besaban no eran sus labios, no sabían igual, no me estremecían igual y no me robaban los pensamientos. Intenté poner más atención en Bruno y seguir con ello, cuando después del cine nos alejamos al mirador, platicando un poco si.. pero en ciertas ocasiones la charla era mínima. me había rechazado las posibilidades, por un momento ese era el Alex antes de haber borrado su memoria, el que quería algo más que cualquiera d esas posibilidades.

mi mente y mi corazón seguían un camino tan diferente a mi cuerpo que era lastimoso dividir a una persona en dos tan drásticamente.

"solo yo te desvisto" maldito el por dejármelo grabado así, casi a fuego. ni siquiera permití que corriese el segundo tirante para besar mi piel.

-hoy no- dije en un suspiro empujándolo, sonriente y sin desaire. argumenté cualquier cosa yo.. yo solo sabía que no lo haría por pensar en Alex y aún cuando lo practicase (que en serio lo necesitaba, ya hacia un mes de ser abstemia, si.. un mes!) podría suceder que no me gustase en absoluto. Bruno podría gustarme, pero no con este enamoramiento que tenía por mi Alex.

Solo necesitaba llegar a casa y, aunque llegué a casa ligeramente bebida no fue problema encontrar las llaves en mi bolso y entrar.

En la oscuridad de ese lugar que alguna vez fue mi hogar entre, sola, como estaba. lista para olvidar todo, que mas me daba? que me quedaba por salvar si no era su vida misma, para que quería regresar a el? para que seguir sintiendo.. que importaba ya?...

poco a poco fui a la cocina, siguiendo indicaciones de Jake. ahí, justo al lado del microondas estaba ese pequeño frasco. Lo observé con detenimiento.
una frase común es "lo que no sirve, a la basura" y entre nosotros se habían roto mil cosas, cosas que yo no quería arreglar... para que regresar a el y descubrir que es lo que quería el de mi?

¿alguien sabe que es lo que pasa cuando un frasco te causa tal repulsión? yo lo sentí en ese instante. el solo tomarlo me causo un fuerte dolor en el pecho, de la manera más literal y perturbadora. Seguramente, algo similar debería de sentirse al paro cardiaco.

"en mi vida toda mi vida, no me importa el como" le había dicho tantas veces "mentirosa, cobarde" eso me lo dijo, o escribió por ultima vez, antes de que el se deshiciera de mi. y ahora me tocaba hacer lo propio, con deficiencias, porque yo no lo borraría de mi memoria por completo, solo dejaría de saber del dolor.. por donde fuera era un plan bueno, un plan excelente de hecho.

solo era un sorgo y todo terminaría. solo que costaba demasiado cada decisión., lo nuestro fue solo pasión? yo realmente lo amé?

encendí un cigarro y me serví una... dos copas, tal vez más, decidiendo, encontrando valor suficiente. y entonces, recordé a mamá su foto, su carta, o mejor dicho, sus cartas, además de las visiones con la peineta maldita. Supe también que es lo que quería hacer, y no me arrepentiría de ello. Con el pomo en mano después de haber tomado la decisión adecuada, sonreí. estaba hecho. y el frasco descanso junto al fregadero.

Al salir de casa lo hice con determinación, con una sonrisa en los labios. Descansada o al menos más de lo que lo había hecho en el mes completo, aún sin tener sexo.
La cosa era, que me di cuenta que mi luz estaba prendida. solo conocía una persona capaz de entrar así, tal vez dos a lo más al ser hermanos. abrí la puerta una vez más y ahí lo encontré sentado en el quicio de mi ventana -hola- murmuré mientras que, con lentitud, me acerqué a el -era en tu casa, no?-

avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Mar Mayo 15, 2012 8:42 pm

Aproveché para hacer tareas, ya que iba a esperarla. Curioso...yo esperando a una chica, en lugar de salir. Pero no me importó. Mi abuela estaría encantada de ser capaz de darse cuenta cuando llegase de que el cesped estaba cortado, la verja reparada y la cerradura del garaje de nuevo engrasada. Terminé, sin embargo, y no sabía que más hacer, asi que me puse a estudiar, en mi cuarto, con la luz del flexo encendida.

Ahí estaba cuando la ví llegar, fruncí el ceño al ver que caminaba ligeramente encorvada y aún más cuando ví hacía donde iba. Me levanté y miré por la ventana para asegurarme. No podía ser tan cobarde...¿acaso no sabe que puede mandarme al cuerno sin más? No tiene que huir de mi. Y no la dejaré.

Hace tiempo que no hago el camino que lleva a su cuarto, pero eso no quiere decir que no lo recuerde con exactitud. No necesito más luz que la de la farola de la acera para no caerme cuando trepo por su muro, recuerdo la posición de cada grieta. Al llegar, y cruzar hacía dentro, me planto, sin embargo, dudando si bajar a por ella. Quizá debería dejarla madurar la idea y volver a mi habitación. Pero no me decido, asi que no hago ni una cosa ni otra, en su lugar me siento en la ventana, con las piernas colgando hacía dentro y mirando la puerta. No enciendo las luces.

"hola" Dice cuando aparece de pronto en el umbral, y ella tampoco las enciende. Sólo camina hacía mi con seguridad y un amago de sonrisa. No puedo dejar de verla, es preciosa.

"era en tu casa, no?" Sonrio, esperando a que se acerque un poco más, lo justo para cogerla por la cintura cuando lo hace y meterla entre mis piernas.

- Pensé que te habías perdido...

Respondo. Y busco sus ojos antes de besarla. Iba a ser un beso fugaz, apenas una caricia, pero a veces no es posible, no cuando llevas días queriendo hacerlo. No paro, porque me responde, y acabo poniendome en pie sin soltarla, para pasar mi brazo a su alrededor, atraerla y pegarla a mi cuerpo y seguir morreandola mientras desabrocho el cinturón y lo dejo caer. Separa su boca para coger aire y sube sus manos a ambos lados de mi cabeza, mesandome el pelo entre las manos, y de su boca salen dos palabras en mitad de lo que parece un quejido.

" No, Alex"

- Si, Laura.

Contesto, escueto y con firmeza, antes de bajar la otra mano a su cintura también, abarcarla con ambas y volver a tomar sus labios en los míos. Cuando estoy seguro de que ha dejado de pensar me ocupo de la cremallera de su vestido y retiro los tirantes a la par que bajo por su cuello, repasandolo con mi boca. Dejo caer la tela, que resbala por su cuerpo y acaba en el suelo. Yo sólo traigo puesto el pantalón del pijama.

" No podemos" Afirma, curiosamente sin dejar de besarme.

- tengo que desvestirte y meterte en la cama, jovencita.

A cada beso que comparto con ella estoy más convencido. No puede estar mal, es imposible que algo que no deba ser se sienta tan bien. A cada segundo estoy más seguro. Esta es la chica.

Subo de nuevo por su cuello, para alcanzar a mirarla, le sonrio, la miro con completa devoción y le acaricio la mejilla mientras mi otra mano sube por su espalda y desabrocha su sujetador, que queda aún sujeto por el pecho de ambos, sin espacio para caer.

- Sólo haré lo que tú me pidas- indico, porque quiero que sepa que tiene opción, no la veo como una niña, claro que no.

"Tengo la regla" Es todo lo que sale de su boca en primera instancia. Rio, sólo un poco, y la beso después, está vez si he podido contenerme y darle un beso corto.

- Eso no me importa.


avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Miér Mayo 16, 2012 2:01 am

Me estaba sofocando.

Y todo lo anterior?.. todo lo pensado, la determinación el soportar y lo demás, para que? si entre sus piernas se estaba bien,, y si en sus labios se estaba mucho mejor.

No se puede decir que ese fue el momento justo en que comenzó, porque todo esto había comenzado hacía tanto... y debería terminar, yo tenía que hacerlo, estaba decidido. al menos hasta que sus labios se hicieron de los míos, posesivos y sin tregua, o al menos mucho tiempo incluso para respirar.. si el supiera que podría morir perfectamente feliz entre sus labios. Y respondo, respondo porque no hay nada que quiera más, porque el no mostrar dolor o flaqueza no implica que no deba desearle.. el amor y el deseo recorrían caminos diferentes, solo que en mi caso, ambos caminos guiaban a su dirección.
Esta vez no medí consecuencias al ser devorada por el, yo también lo deseaba, lo deseaba más que el mismo. y mis labios no dejaban de encontrar formas de alabarlo de saborear esos labios, esos que si eran sus labios, que me ardían y me impulsaban a estar con el, lo acaricie mientras estaba tan cerca como era posible acariciando y disfrutando. y si nos liberamos, fue por falta de oxigeno no porque yo lo deseara... el tampoco parecía incomodo por ello. mis manos ya estaban atrapándolo, redescubriendo su piel, siempre caliente.

-No Alex- alcanzo a mencionar, con los labios ardientes por su causa, pero aún con la razón suficiente para saber que no podíamos.

Pero hay cosas que no pueden frenarse, no solo por pasión, simplemente eran fuertes, lo superaban todo... tenían razón, el amor era lo más cercano al término-delirium- y sintiéndome de nuevo dichosa en sus brazos, aun cuando protestase con resquicios de realidad lo beso, sintiéndome tan cercana a mi rubio que no podría contenerme de pasear mis manos por su espalda, de acariciarle, de apresarle con mis manos. mi corazón se desboco de inmediato, el, su cuerpo, sus caricias, su forma agresiva y posesiva de tomar lo que el juzgaba suyo. no podía dejar de besarle, de adorarle y sentirlo más ciñéndome a su cuerpo.. mi cuerpo que lo extrañaba tanto.

-no podemos- y yo conocía los porqués, solo que no podía dejar de probar sus labios, ya me había negado el privilegio la noche anterior, pero ahora es diferente, estoy con el, ya no puedo dejar de responderle y mostrarme como la piedra que no era.

Y a cada beso se que sigo siendo suya, porque así lo deseo y no por obligación o tradición, nadie puede besarme así, mandando a cada beso o mordisco en el cuello una descarga eléctrica a mi intimidad. no podría resistir mucho más... o parábamos o...

Y entonces siento su mirada en mis ojos, aún en plena oscuridad, en algún momento supe que estaba desnuda, o al menos sentí como me liberaba de cada prenda, pero no me detuve a pensar en lo que significaba. ahora si que lo se, cuando mi espalda es acariciada desnuda para el, y me mira... me mira como si de verdad le importase y por alguna razón le creo, incluso cuando me da opción a no seguir.. y no deberíamos seguir, eso es más que claro

-tengo la regla- excuso, porque es cierto aunque la tengo esta finalizando. solo tengo un beso pequeño de respuesta y una aseveración y entonces todo cambia de rumbo.

Solo era una noche, solo una noche para ser feliz entre sus brazos. ms manos paseando por su espalda desnuda se deciden hacerlo sin vergüenza sonriendo por su "no me importa. le devuelvo el beso al momento en que el sostén se afloja entre nosotros, levemente -debería importarte- respondo bajando yo a su cuello, rendida pero aún a la defensiva

-necesito que si lo hacemos tengamos en claro que seremos amigos- y el sonrió porque nuevamente estaba negociando. asiente y me toma de las caderas chocando su deliciosa pelvis entre la mía. lo aparto con la mano porque no escuché lo que necesito -no.. Alex, lo necesito, júrame que es esta noche, y que después no cambiaremos, que lo entiendes- y el.... aprovechando esa distancia no ya como mi sostén ah caído esta vez, sin ninguna inhibición.

lo escucho hacerlo, a su modo, pero lo hace y yo solo asiento tomando aire negando con la cabeza y mandando el mañana al demonio. me resta el ahora, me resta aprovechar el momento, llenarme de el y ser endemoniadamente feliz.

Me abalanzo hacia el entonces, y el me recoge en el acto con sus labios.

No tengo más reservas, solo demasiado amor, deseo, tensión sexual, pasión y desesperación en cada uno de mis besos, de mis caricias. le devoro la boca, porque es en esa boca donde están mis ganas de vivir, donde alguna manera volvía a nacer. y el tampoco se detiene. lo siento tan desesperado como yo y eso simplemente no supone a mil. las caricias que antes erán más... suaves, también han perdido proporción, buscando un lugar donde asegurarse bajo a su cuello, lamiendo y succionando y el simplemente me sube a sus caderas. quiero que lo haga y que me folle así. no lo hace sin embargo, y yo me deslizo un poco y me deshago con la mayor desesperación de su pantalón., acariciando también su entrepierna al subir.

Nuestros labios se cazaron enseguida. amo el como me roba la respiración. Nuevamente me sube a sus caderas y yo le ayudo a hacerlo. Algo se cimbra, todo el entorno se desdibuja, algo más que la pasión... sabía lo que era, estaba pasando nuevamente, nuestra magia conectaba, aunque sea por instantes y crea cosas siempre diferentes.

No me separo jamás y el tampoco parece importarle, lo que si le importa a ese chico terriblemente sexy es el llevarme contra la pared. jadeo de placer al momento de sentir mis manos sostenidas en alto. soy su prisionera y me encanta. por instantes nos vemos a los ojos, apoyando nuestra frente en la del otro, besandonos quedamente, miles de veces, momento que uso para bajar mis manos y meter una entre su boxer. lo siento y acaricio mientras que la otra se aferra a su cuello y mis labios nuevamente lo callan, me bebo cada uno de sus jadeos mientras lo toco así. se como está de excitado y le muerdo el labio inferior, porque yo ya estoy muriendo por el. a cambio me tomo por las caderas y aseguro mis piernas en la suya antes de ser aporreada contra otro muro. Lo siento, me esta besando de manera diferente, sin detenerse y le repondo con igual intensidad.

Su pene ya me esa dando aún cuando sabemos que aun no es tiempo, esta vez se electrifica mi intimidad, la corriente sube rápidamente a mis pechos y pezones, alertándome para darle la bienvenida a mi cuerpo.
No dejo de mencionar su nombre una y otra vez, mientras el se roza con mi intimidad aún cuando tenía las bragas puestas

-Alex... Alex... ahhhh!, Alex- y mi cuerpo reacciona, en cantado a sus atenciones, sin embargo...

-despacio- le murmuro entre sus labios, la vez pasada yo estaba desesperada, igual o más que esta ocasión, solo que... el follar por follar no significaba nada, si alguien debería amar y demostrarlo, esa, debía ser yo. –no… no olvídalo, solo hagámoslo-

avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Miér Mayo 16, 2012 8:04 pm

- Pero no me importa...no me importa si tienes la regla o si he crecido a tu lado, no me importa sin eres virgen o si te has acostado con todo el equipo, no me importa si usas relleno en el sujetador o si usas lentillas- va a decir algo, sólo niego y le cojo los dos lados de la cara con mis manos abiertas- ya sé que no...intento decirte algo...

Pero no me deja acabar, intenta negociar conmigo, de nuevo, como si esto fuese un partido o un juego. Sonrio, porque es muy suyo, pero no acabo de entenderlo. La tomo de las caderas, entonces, soltando su rostro para abarcarla con las manos y pegarme a ella. Intento que entienda algo en el gesto, es sencillo, no siento por ella algo que pueda catalogarse de amistad, ya no, no sé cuando cambió pero me da la impresión de que no fue hace tres días. Insiste, empero. Y estoy poniendo los ojos en blanco, porque es absurdo que me diga algo así cuando está claro que ninguno de los dos nos comportamos como lo harían dos buenos amigos...así y todo sé que tengo que ceder, porque tiene esa mirada, la irritante mirada de "o me salgo con la mía o no jugamos" la usaba para ser la banca en el monopoly...nunca nos atrevimos a decirle que no.

- Claro...seguiremos siendo amigos.

No es axactamente lo que me ha pedido pero pueda bastar, tendrá que bastar porque es todo lo que voy a prometerle. El que me haya apartado con la mano tiene algún beneficio, ya que el sujetador cae entre los dos, lo siento caer, lo noto al resbalar entre nuestros cuerpos, y siento también sus pechos, ahora libres, rozando el mío propio, pero en ningún momento me desvío de sus ojos. Espero, y suelto el aire cuando al fin se abalanza sobre mi y puedo volver a reclamarla. Sus labios es todo lo que necesito.

Ella va más rápido que yo, intentaba hacerlo con calma, pero dejo de intentarlo al notar el ritmo de ella, de todas formas el suyo me gusta más, la levanto por las caderas, subiendo sus piernas en el proceso y acomodandola alrededor de mi cuerpo para luego buscar un punto de apoyo en la pared. Si dejo de besarla un segundo, después de recorrer varias veces su cuello, su oreja y su barbilla, no e sporque quiera hacerlo sino porque es mi obligación preguntar, debo recordar que es de Laura de quién hablamos, aunque la verdad...nunca quise saberlo.

- No eres virgen, ¿verdad?

Y se rie, después deja mi cuello y me mira divertida y negando con la cabeza.

- Eso facilita las cosas- contesto más seguro. No sé si podría en caso de respuesta contraria. Al fin y al cabo...es mi pequeña.

Se desliza, aún divertida por mi pregunta, cosa que me hace fruncir el ceño un poco, pero sólo por parecer ofendido, y se deshace de mi pantalón, metiendo la mano al subir dentro de mi boxer en el proceso y agarrando mi miembro en el proceso con gran maestría. Tengo que desfruncir el ceño porque no pega con la expresión de placer que muestro. Ella sonrie y se muerde el labio, y yo gasto un segundo pensando que lo ha hecho a drede para dejar claro que no. en lugar de sonreir felicitandola le muerdo el labio también, castigandola someramente y tirando de él para sorberlo después.

No parece molestarse por ello, más bien lo contrario, no me deja abandonarla cuando intento soltar su labio y bajar a su cuello, me retiene mordiendo el mio y succionando luego ambos para obligarme a introducirme en ella y volver a jugar con su lengua, no es que no quiera, así que me dejo.

Algo pasa, una descarga que no tiene nada que ver con lo que ocurre con nuestros cuerpos, algo fuerte y electrificante que nos envuelve enteros por unos segundos magnificos, casi como orgasmo previo, me separo, jadeando, sólo para verla con los ojos brillantes y determinación en la mirada. Ella no duda, yo tampoco lo haré.

- A la mierda- digo, y subo mi mano para coger uno de sus pechos entre mis dedos, masajeandolo a la vez que uso el contacto para conectar nuestra magia. Es fácil, si sólo tengo una noche, ¿por qué no aprovecharla? Si los reloges se paran nadie va a notarlo.

La apoyo contra la pared, porque quiero sostener sus manos en alto, sólo porque no estoy seguro de si sabe lo que he hecho y no quiero que proteste. No dice nada, asi que asumo que o bien no lo sabe o bien no le importa. La mantengo asi mientras me dedico a besarla y mirarla a partes iguales, dedicandome a demostrarle que no es sólo un polvo lo que quiero, ya se lo dije antes, pero parece que no me escucha. DE todas formas no puedo sostenerla así por siempre, porque tengo la necesidad incontenible de tocarla, acariciarla, poseerla. Ella aprovecha el momento en que la suelto para bajar su mano e introducirla en mi calzoncillo, y subir la otra a mi cuello reteniendolo como si tuviese yo la intención de alejarme...ilusa. Yo aprovecho entonces para subir mi mano a su pecho de nuevo, masajearlo mientras atestiguo sus caderas y luego bajar con mi boca para meterme ese mismo pecho en la misma y disfrutar de su sabor.

Subo a su boca de nuevo, porque el tirón en mi pelo me indica que asi lo quiere ella y yo sólo quiero deborarla, de una forma u otra, es lo de menos. Sé porque lo ha hecho en cuanto mi boca exhala el primer jadeo provocado por su mano. Meto mi mano entre su mata de pelo, apretandolo y cogiendo su nuca con firmeza tras el proceso, para sostenerla también por la cadera y girarla conmigo, la idea era llegar a la cama, pero no llego, porque no puedo dejar de tocarla el tiempo suficiente, asi que sólo damos unos pasos y acabamos rebotando en otra pared, un poco más cerca sí, pero aún no en la meta.

No sé si es enfermizo o no el sentir lo que siento aún cuando no me he molestado ni en acabar de desvestirla, debería hacerlo ahora, pero no encuentro la forma de sacarle las bragas sin dejar de besarla, y eso, aún no estoy dispuesto a hacerlo, aún me queda aliento.

"despacio" escucho que dice de pronto, y me aparto de sus labios, creyendo que se refiere a que la beso con demasiada urgencia. Pero luego aclara "no, sólo hagamoslo", y me decido, cogiendola en brazos para depositarla en la cama. Me acuerdo, milagrosamente, de quitarle las bragas antes de recostarme sobre ella. Si, milagrosamente, porque no estoy pensando en absoluto en acabar, más bien en empezar. Y cuando subo por su cuerpo lo hago con las manos abiertas, moldeandola mientras me dejo resbalar sobre ella hasta alcanzar de nuevo sus labios, el tiempo suficiente para quedar a gusto unos minutos y poder dedicarme ahora a lamer su cuerpo despacio, y besarlo aún más lentamente. Me dedico a su cuello primero, por estar más cerca, pero me tomo mi tiempo luego para cada trozo de piel expuesto hasta llegar al ombligo, donde me quedo un rato más, sólo porque me gusta horrores como el vello apenas visible que lo rodea, esa pelusilla, se eriza cada vez que paso mi lengua. Y bajo un poco más, que es cuando ella se da cuenta de que hayun hilo de algodón colgando entre sus piernas y se incorpora de golpe, azorada y escapandose de la cama para ir corriendo al baño. La sigo, tras soltar un exabrupto.

- Quieta.

Protesto cuando entro y la encuentro apunto de sentarse en la taza, supongo que para quitarse el tampax.

- ¿qué parte del no me importa no has entendido?

Y la abrazo por la cintura, empujandola contra mi antes de que se siente, para volver a subirla a mis caderas y de nuevo apretarla contra la pared más cercana. La beso primero, porque sé que deja de pensar en cuanto le falla el aliento. Luego bajo con mi mano por su cuerpo y la meto entre sus piernas, jugueteando con el saliente botón sin preocuparme por nada más. Sólo cuando deja de responderme, para echar la cabeza hacía atrás, apoyarla en el azulejo y cerrar los ojos, saco de ella el aplique higienico depositandolo en el vater y lo sustituyo con un dedo.



avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Miér Mayo 16, 2012 11:59 pm

Este hombre me vuelve loca, de entre todos este es el que me lleva a lugares insospechados, y no puedo quejarme, o si que puedo, porque lo estoy haciendo justo en este momento, se me escapa el aire porque el esta conmigo y esta tomando posesión de lo que le pertenece aun cuando no lo sepa.

Se que lo quiero cerca, halo de sus cabellos y lo traído hacia mi. Nunca hubo nada que pensar entre nosotros. y si resentí el abandono de sus labios entre los míos que jadeaban por necesidad de el, me hace feliz al saber que lo entiende. entre sus brazos directa a la cama para seguir con lo que necesitaba, al menos yo, sentirlo, tenerlo, que me haga explotar como solo el sabe hacerlo. y cuando me besa reafirmo que no hay otro hombre que me excite como el, ni que me mate de deseo como el solo sabe hacerlo.. cada rastro de humedad, cada beso más bajo me hace reaccionar, mordiendo mis labios sofocando un suspiro que después de todo emana haciéndome cerrar los ojos para solo mostrarle cuando me encanta que me bese. mi piel se eriza, y mis pezones están erectos, listos, como todo mi cuerpo siempre ha estado listo para el. al sentirlo en mi ombligo, delirantemente delicioso y se que le eh dado cabida ya entre mis piernas. me aferro al edredón haciendo puños y así contenerme de ir a por el de una buena vez.

para este punto ya me tiene tomando aire por la boca, jadeando feliz por el, si, feliz, porque estoy feliz justo en este momento, porque estoy no solamente con el mejor amante, si no con el hombre que quiero.... con todo y algo que esta en mi cuerpo pero que no pertenece a el.

Lo había olvidado! mi maldito tampón, mi menstruación.. es que no pudo adelantarse o retrasarse solo un poco?. vuelvo a ver la habitación de golpe y con un empujón más me libero de el, no quiero que tenga que ver esto, es desagradable y vergonzoso, eso es lo que es!

-yo... solo un minuto- intento gritad mientras huyo al baño, aunque también puse los ojos en blanco, mi grito en medio de un jadeo por estar así de excitada no me da puntos. menos cuando las piernas me fallan un poco, cortesía de ese rubio y no deja de decir improperios. no es que me importase lo que dijese en ese momento, si no del como me sienta y estoy indispuesta en ese rojo aspecto.
Pero el me sigue, no me deja retirarlo y asegura que no le importa

-pero a mi si- respondo en el acto sin saber donde poner la mirada, solo en el no, eso es seguro. Tan seguro como que el infierno se congelará. no puedo si no volver a sus ojos cuando me pega a su cuerpo, a sus caderas y antes de que algo pasase de nuevo estoy en la pared más cercana.
Besarle es algo que me es natural, pero que siempre es nuevo, y me bebo su boca, me la como y le acaricio con mi lengua, le hago el amor con ella, y el también me lo hace a mi. El aliento es algo secundario, solo necesito de el entre mis piernas.

El tampón que antes era un estorbo resulto ser útil. moviéndose como si fuera el. y se siente tan endemoniadamente bien, era como tenerlo, no lo mismo pero no importaba, era el y su ritmo, era el. Me repasé su cuello tantas beses besándolo mientras me masturbaba así, jamás pensé que fuera así de excitante. le dejo hacer a placer mientras se que no podré más. mis labios están pegados a su hombro, para callar gemidos y no solo jadeos antes de morderle y saber que no podré soportarlo más.

mi cabeza dio exactamente en la pared, lista para dejarme llevar por el cuando lo que me estaba calentando así se aparta y me deja sola, con insatisfacción. abrí los ojos para verlo, llena de deseo

-entra tu- le suplico sin vergüenza alguna y el me complace con un dedo. no era su miembro pero se sentía tan bien como si lo fuera.

Como podría saber lo que me gustaba si ya no se acordaba de las veces que estuvimos juntos? no me molestaba sin embargo, su dedo lo hacía todo, saliendo, entrando, haciendo que me mojase por el, su palma me acariciaba so solo mi entrada, si no mi vagina, mi monte de venus y más...

nuevamente cerré los ojos para para sentirle o dejarme ir. ya no aguanto más así que comienzo a quejarme, moviendo la pelvis para que acaricie los lugares que aún no ah alcanzado. Dos.. tres dedos, la locura.
Le clavé las uñas en el, en su espalda, incluso le arañó por mero placer, se queja y da un respingo, peor no aparta por ningún motivo sus dedos y lo beso, lo beso porque me tiene ardiendo, no era un beso casto si no uno desesperado, pasional y exigente, uno que estaba lleno de suspiros y gemidos.. no es solo eso, lo se, le beso con la desesperación no solo que da el placer del sexo si no con todo lo que involucra haberse perdido de la vida del otro, el amar todavía a otro y ese era el mejor de los afrodisiacos

-espera- suspiro entre sus labios, sonrojada, acalorada y más cuando retiro sus dedos de mi interior. no aparto más mi i mirada de sus ojos tan azules, tan hermosos y oscuros. no puedo evitarlo, me encantan sus labios, son tan adictivos y es por ello que lo beso repetidamente, teniendo ya mis manos en su nuca. al final le sonrío admitiendo que me encanta el y su manera de hacerme el amor

-ya lo entendí- claro que lo había entendido, tanto que no dudo en lamer sus labios para desviarme a su mandíbula a su cuello, deslizándome de a poco para ponerme en pie, si es que eso es posible -pero que bien te das a entender- concluyo aún con el latido que da mi vientre, contrayéndose por el, deseándolo a el.

de pie noto ya su erección topar en mi vientre. Cierro los ojos y sonrió porque me desea, pero el no tiene idea del como yo lo deseo, porque el no tiene idea lo que es querer a alguien y extrañarlo, peor cuando se esta a su lado, con un abismo de por medio... no importaba ya, solo esa noche, no? que viva el presente...

si antes mis manos se encontraban en su nuca ahora se pasean sin dejar de besarlo o de besar su cuello hasta que estas llegan a su espalda, a su calzoncillo.

Con maestría lo tomo entre la punta de mis dedos, manteniéndolos abiertos antes de comenzar a desprenderlos de su perfecto cuerpo, acariciando su ingle sus piernas a su paso. tengo que bajar más, pero jamás dejo de besar, su pecho, su torso, abdomen, abdomen bajo hasta que finalmente estaba tan desnudo como yo. no subo de inmediato, no cuando beso ese abdomen bajo, cuando mis manos ahora viajan por la parte interna de sus piernas. el dice algo y yo solo sonrió, más no me separo.

Al final termina yéndose a recargarse en el mueble del lavabo, apoyándose ahora el en el espejo. me acerco a el observándolo perfecto, siempre lo ha sido pero en este momento el es todo lo que necesito. sin embargo eso no debe saberlo.

me abrí paso entre sus piernas ajustándome a esa orilla y su entrepierna, subiendo su erección. sonrió te manera torcida apenas lo veo y arqueo una ceja, no me burlo sin embargo, esta sonrisa es de satisfacción y es así como, apenas le dedico un beso profundo antes de tomar su miembro, esta vez sin abandonarle. siempre viendo a sus ojos, o a su cara que cada vez expresa más placer, placer que me invade cuando comienza a decir mi nombre y que su cadera se eleva, como intentando penetras algo que no estaba ahí, solo mis manos, frotando y masajeando cada vez con mayor fuerza y la otra en tus testículos. pareciera convulsionarse, por los manotazos que da a su alrededor tirando todo a su paso. antes de tomar mis labios con fuerza, tomando mi cuerpo con igual desesperación y le respondo, porque de entre los dos, soy yo la que está más sedienta de el.

Me dedico a adorarle de la forma más física posible, con todo lo que no puedo decirle, pero que existe y, cuando el momento llega bajo deslizando mi lengua de a poco por su cuerpo, con los labios inchados para ocupar el lugar donde antes habían estado mis manos, no sin antes preguntarle, porque el me se hace de mi cuello, obligandome a verle -lo quiero... lo deseas tu?-
avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Jue Mayo 17, 2012 7:58 pm

- Tengo momentos- acoto quedamente apenas pronunciado, cuando la chica decide darme la razón y abandonarme a la vez. Es así como lo siento, el momento en que se desprende de mi y se pone de pie, y soy consciente de que he sido yo el que ha abandonado el interior de su vientre primero, retirando mis dedos, pero no quería que se moviese, todo lo que quería era sustituir un miembro por otro. ASí y todo soy flexible, y no voy a quejarme, recuerdo como ventaja que tenemos todo el tiempo del mundo.

Suspiro, tampoco es que pueda quejarme, adoro el tacto de sus manos en mi piel, el olor de su pelo al flotar cuando se mueve y cada sensación que provoca en mi. La adoro a ella. Se lo diría, pero asumo que no quiere saberlo. Sus labios se dedican ahora a comprobar que mi piel puede erizarse más y ella la toma con mis calzoncillos, sonrío, flojo y feliz, entre jadeo y jadeo, porque entiendo la necesidad de desprenderlos, yo no hubiese aguantado tanto, pero me hace gracia la forma en que tira de ellos, como si la hubiesen disgustado.

Ahora está besando la perilla de mi ombligo y sus manos recorren la cara interna de mis piernas llegando a mis muslos, y yo sólo puedo respirar entre los labios entreabiertos y lamer los míos para no quedarme seco. Cada musculo del vientre se me contrae, conozco la sensación, pero esta vez es placentera, nada que ver con las agujetas de cada día, y sé que ella lo siente, siente como cada musculo en mi pecho, mis extremidades y mi vientre se cimbran y se mantienen duras, agarrotadas, esperando su próximo movimiento.

- Laura, espera...

¿Me hace caso? no...ella nunca. Como si la hablase a la pared, ni que fuera a impedirselo, sólo intentaba decirle que me dejase ponerme algo más cómodo, al final me muevo igualmente, porque está visto que está muy concentrada para escucharme. Me apoyo en el mueble del lavado, recostandome sobre el espejo de pared y apartando varios cosmeticos en el camino. Me siento en el borde, y separo las piernas al hacerlo, porque es lo que ella quiere que haga, al menos es lo que me dice al agarrar una de ellas por el muslo y usar su otra mano para cogerme por el mango. No digo nada, sólo bajo la vista para mirarla. ¿Lo que veo? Que le encanta...tiene el pelo echado hacía atrás para que no moleste, las mejillas sonrosadas, los labios hinchados y esa expresión en los ojos, esa que los hace brillar como estrellas...si sonrío es porque es lo más bonito que he visto nunca, y no tiene nada que ver con su posición. Cuando alza la vista y su mirada se cruza con la mía, permaneciendo, su sonrisa satisfecha parece la de una gata a punto de zamparse un plato de crema de leche. Me hace reir. Creo que no es buena idea, corro el riesgo de derramarme antes de entrar en ella si sigue asi. Pero, ¿se lo digo? no, claro que no, no voy a fastidiarle la diversión, si tengo que aguantarme lo haré.

Y le gusta, le gusta tanto que yo intento aguantarme pero cada vez me cuesta más, me lo hace aún más dificil el ver su carita espectante, como esperando a que no me controle y le demuestre cuanto me gusta lo que hace, y sí, me fascina, pero debería tener más control. No puedo dejar de darle lo que quiere, empero, y dejo de intentarlo.

- Laura...-se me escapa en un gemido profundo en el que he llegado a cerrar los ojos inconscientemente porque sus dedos me han rozado el glande y la corriente provocada por su acto me ha llegado hsta la nuca.

Y mis caderas se elevan sin que pretenda hacerlo, en un gesto que me molesta hacer, pero que no puedo evitar, algo que encuentro desagradable para la chica porque es como empujar la polla hacía ella como si tuviese alguna obligación de abarcarla por entero. Sin embargo no parece molestarle. A mi si, pero por más que intento no hacerlo mis caderas parecen moverse solas. Parece saber exactamente cual es mi problema, porque enseguida sus manos la afirman entre ellas y yo no puedo más que echarme hacía atrás, sin darme cuenta de que romo un par de frascos en el proceso, o eso o algo se ha caido y ha hecho mucho ruido. Ya lo recogeremos luego.

No puedo más, necesito besarla, porque la sensaicón es tan intensa que he de sacarla de mi, o al menos compartirla, lo cual hago, en el mismo momento en que toco sus labios y los seduzco de a poco, moderando el deseo porqu eno quiero asustarla.

Me abandona de nuevo, sin pedir disculpas, y yo protesto por lo bajo, con el poco aire que me permito desechar.

- umm...no...vuelve...

Pero como dije y ya sabemos nunca me hace caso. Quisiera retenerla, y bajar mis brazos por su cuerpo para obligarla a volver, pero el querer y el poder son cosas diferentes y lo que esta chica consigue hacer con mi cuerpo es casi delito. Me deja sin voluntad, y mis brazos, en lugar de seguirla buscan un apoyo a cada lado del lavamanos, un intento de encontrar un lugar seguro, un punto de apoyo. Sus labios están prontos a acabar con mi cordura cuando al fin consigo mover un brazo y meterlo entre su pelo para sostenerla por la nuca y obligarla a mirarme. Se ha resbalado por mi cuerpo en el proceso, intentando llegar a cada trozo de piel que le apetecía y ha terminado casi en cuclillas frente a mi. Me mira, con esos ojos que pueden ser duros o inocentes, traviesos o sinceros, esos a través de los cuales me veo a veces y me juzgo sin su ayuda. Pregunta, pero yo me he quedado en la primera frase. Que sea lo que Dios quiera. No contesto con palabras, sólo le sonrio con devoción.

Me encantaría seguir viendola mientras se introduce mi pene en la boca, lamiendo y succionando en el proceso como si fuese un helado al gusto, pero no puedo, al momento en que siento sus boca en él mis ojos se entrecierran y apenas puedo contener el gemido. Está visto que comprobar el poder que ejerce sobre mi la subyuga, porque se rie ligeramente y se empeña en conseguir otro más fuerte. Le retorceré el pescuezo algún día, pero no hoy. Someramente estoy por darme por vencido, porque sé que voy a correrme, no me queda nada y ella no parece dispuesta a perdonarme, así que estoy a punto de desistir, y justo cuando de mi boca salen una ristra de quejidos entrecortados y voy a hacerlo la chica me aprieta la base del miembro con una mano y me ayuda a mantenerme. Después de exhalar y echarme hacía atrás con un golpe brusco, que revierte en un sonido profundo de cristal resquebrajandose, me muerdo el labio y la miro con una mezcla de diversión e irritación. No me decido. Si. Definitivamente no es virgen.

Se la vuelve a llevar a la boca, deliveradamente lenta mientras me mira con cara de inocencia, y eso, definitivamente, es lo que me acaba de frustrar. Bajo la mano para acariciarle el pelo, separandolo, le acaricio la mejilla y luego llevo mis dedos por su barbilla hasta el labio, separando su boca de mi polla al meter mis dedos entre los dos y cuando me mira inquisitiva solo digo:

- tengo la boca seca...

Y sonrio, suavemente, esperando mientras se incorpora y se acerca para besarme. La adoro. La rodeo con mis brazos y la levanto, para acomodarla entre mis caderas, y bajo mis manos por su espalda para cogerle las nalgas y sujetarla bien. El rsto es girarla cuando la tengo bien firme y sentarla a ella donde hace un momento estaba yo. Sin dejar de besarla me introduzco entre sus piernas y sus caderas me dan la bienvenida. Cuando empezamos a movernos averiguo que la posición está bien pero que nos falta punto de apoyo para tal embestida, así que suelto una de mis manos que acaba reposando en el cristal estallado de lo que antes fue su espejo y que ahora muestra un sinfin de imagenes cortadas de partes de nuestros cuerpos unidos. parece un caledoscopio.

Perdido y hallado en nuestro ritmo particular me encuentro fuera del mundo en el instante en que mi cerebro se da cuenta de que entre todos los sonidos que nos arrullan hay al menos uno que no forma parte del cuadro. Ruido de pasos, alguien subiendo las escaleras. Abro los ojos y separo mi rostro, que tenía acomodado en el hueco de su cuello, centrandome en sentirla nada más, y me separo uno milimetros, sólo para verla. Ni salgo ni dejo de impulsarme dentro de ella, eso sería como pedirle al sol que abandonase el firmamento, pero se puede apreciar la preocupación en mis ojos. La afirmo sobre mis caderas y la sostengo con una mano mientras me muevo con ella hacía la puerta entornada, y miro fuera. Nos miramos. Acordes, eliminamos del suelo de la habitación cualquier rastro de ropa del suelo del cuarto y nos quedamos quietos, en silencio, mientras yo le acaricio los labios con la yema de un dedo. Escuchamos algo, a su padre, hablando. Algo sobre su hija descuidada, lo poco recogida que tiene la habitación, nada que me suene extraño, y guardamos aliento hasta que sus pasos vuelven a perderse en las escaleras y sentimos la puerta de fuera cerrarse. Trago saliva.

- por poco...

Es lo unico que llego a decir, me mira, la miro, nos miramos y los dos entendemos que da lo mismo, volvemos a besarnos como si no existiese el mañana y nuestros cuerpos recuperan el ritmo esta vez contra la puerta del baño.


avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Vie Mayo 18, 2012 12:36 am

Es mi vida. Lo siento en cada centímetro de mi piel erizada y excitada ante su contacto. se que esos son los labios que desearía probar toda mi vida sin necesidad de probar algo nuevo, porque cada vez es diferente con el, siempre maravillosa.

Es el momento, lo se y estoy preparada, con el, para el siempre estaré lista. finalmente no me hace esperar mucho más y siento el momento exacto en que apoyada sobre el lavabo, algo no muy cómodo si a esas vamos pero totalmente funcional para lo que lo necesito de momento. entra en mi. se me escapa el aire y no hago más que expulsar quejidos ahogados, gemidos cuando de a poco entra y sale, el poco tiempo en el que me vuelve la vida insoportable si no me follá como solo el sabe hacerlo. No quiero separarme nunca de el, jamás y es algo que evito al tener mi apoyo en sus hombros y no en lo que fue mi espejo cuando me da una estocada con fuerza. mis pelvis no rehúye, al contrario, estaba haciendo este momento desde hacía tanto...

Es mío, yo suya. nuestros jadeos, nuestros gemidos y gritos ahogados nos lo demuestran. solo se que lo amo y que esto que hago no solo es algo pasional, si no que es con verdadero amor, verdaderas ganas y con idolatría. si este era uno de nuestros últimos momentos solo deseaba disfrutarle, y el.. el me tenía de la mano en ese ámbito. Sin saberlo siquiera.
Nuestro ritmo era delicioso, casi podía jurar que me adivinaba el pensamiento -alex- gimo abrazándome con fuerza a el, retorciéndome de entero placer entre esas embestidas que pueden partirme en dos. Lo se, tengo el placer dibujado en el rostro, mostrado en mi piel y expuesto en mi voz. adoro lo que hacemos cuando hacemos el amor. Pareciera sexo... estaba destinado a tal cosa, pero para m es mucho más, es en serio... le estoy haciendo el amor al hombre de mi vida, ninguno antes, ninguno después de el. este es mi hombre... el hombre que debo dejar ir si de verdad lo amo.

no pudo elegir peor momento, es que tiene algún tipo de chip que le avisa el peor momento para regresar? vamos!.... pudo haber llegado al día siguiente! yo.. yo no quiero que se detenga, tal vez sea solo mi imaginación, un vago temor, pero al ver sus ojos me doy cuenta que no es así.

Debería ser capaz de quitarlo y resistir como s nada la ausencia de su delicioso miembro inundándome?... y así seguimos unos instantes, tal vez ni siquiera se....

Si, subiría, por desgracia Benjamin parecía tener algún sentido para descubrir lo que su hija podría ser. -no te vayas- le suplico al momento en que sale de mi y me quejo, sintiendo la contracción dolorosa en mi interior.. lo necesito dentro. Ni siquiera tuvimos que mencionar una sola palabra. el subiría pronto y muy seguramente directo a checar mi recamara. Fuimos rápidos recogiendo todo el desastre, o al menos rastros de que habían dos ahí. las dejamos caer en cualquier parte en el baño.

Y finalmente Benjamin llega, como no, quejándose de todo lo que puede quejarse. No me interesa, no cuando Alex me esta viendo y me acaricia los labios. Sonrió apenas, besando sus dedos posando mis manos en sus afiladas caderas masculinas, acariciándole con mi pulgar y los demás dedos.

-no importa- susurro al verle a los ojos. Y en realidad no lo hacía. esta vez no habría dudado en usar mi magia para sellarle, que jamás supiera o que jamás sospechara inclusive. No tenía nada de defender para con Benjamin, solo quería defender algo, o mejor dicho a alguien, justo a quien veo en este momento.
El devorarnos era algo natural, me recorría por rodo el cuerpo y me quema mis venas. lo beso porque no tengo otra manera de saciarme de el, lo beso porque necesito ahogar todos los sonidos que profiero por puro placer en sus labios mientras volvemos a ser uno. y me encanta.

Fuerte, con pasión, es como si de repente Alex se desesperara. No lo culpo, to no puedo más el resistir, no podría resistir un segundo más sin sentirle. y le bezo, le beso con desesperación sintiendo como la puerta es golpeada con cada embestida, más fuerte más salvaje y que logra hacerme buscar algún punto de apoyo, encontrando los marcos d ela puerta.

No, no es el marco lo que quiero tocar, aún montada en el, m pelvis ondea dando nuevos ángulos nuevas sensaciones. tan fuerte es esto? la puerta no es movida, si no más vez aporreada y siento más que su miembro golpeteándome, son sus manos, son sus testículos que aporrean debido a la fuerza. . no puedo más y le abrazo sin poder mencionar palabras. decirle Te amo es el mayor error que podría hacer. no se lo diré a pesar de que muero por hacerlo. Pero se me escapa, casi, porque lo sofoco en su piel, mordiendo con fuerza su cuello, marcándolo en una embestida particularmente fuerte. no me quejaría de eso, me tenía loca. No parece molestarse, si no que se mueve, buscando una nueva posición.

Esta posición si que me hace gritar.

Si, lo hacía bien, lo hacía endemoniadamente bien, pero no era eso por lo que grité. el pomo de la perta prácticamente se me incrustó en la espalda baja, literal y así seguí, aporreada con la puerta y el pomo una y otra y otra y otra vez -no... Espera, Alex...- si, es entre gemidos, no puedo evitarlo porque de cualquier forma, sigue siendo delicioso. dos veces más de sentirlo tan dentro como es posible antes de sentir que algo se había puesto peor. esta vez grité con más fuerza -Alex!, para ya!- le ordeno porque no solo es el dolor, algo ah tronado. mis manos le abandonan y yendo hacia atrás lo noto. esa cosa se llamaba pomo.. ahora eran piezas rotas que en cuanto Alex me aflojo estas quedaron esparcidas en el piso.

Siento sus ojos confusos y yo no puedo evitar reírme, reírme con ganas mientras con cuidado me toco la zona... si, seguro amerita un buen moretón, cierta parte se que tiene una ligera escoriación, pero de eso no podía tener control, mientras no sangrase demasiado, todo estaría bien

-mmmm que inconveniente... me debes una cerradura… y un espejo- murmuro a la par que acaricio sus hombros y bajo de sus caderas, no llego a hacerlo por completo, y la forma en que vuelve a entrar en mi me deja sin aliento, y sin vista, porque cierro los ojos de puro placer. sin embargo se que debo bajar, que le dolerán los brazos si me sigue poseyendo así -bájame, soy mala para el equipo- y bajo, pero no dejo de besar su cuello y acariciar su espalda baja, ahora totalmente húmeda por el esfuerzo, como una gran seña de lo que representa el deseo desesperado. se gira y entonces empuja la puerta hasta que esta cede, no sin romper algo más. no me interesa, desde luego, por mi.. me encantaría demoler la casa entera.
Libres al fin, me atrae hacia el por la cintura y me besa. me bebo sus labios sin chistar, dejando que, poco a poco me guíe a donde quiera, donde el desee, yo solo quiero disfrutar de el, de mi amor que no puede ser dicho y que no lo haré, pero que se me desborda pro los poros.

Rio un poco por sus comentarios medianamente entendibles. no es fácil jadear, intentar bromear y besar al mismo tiempo. yo simplemente me separo un poco más y simplemente hecho mi cabello hacia atrás -no... espera- le pido nuevamente

-se supone que detuviste el tiempo...- y entonces lo dejo claro. claro que me di cuenta cuando al tocarme hizo uso del poder, de su poder y yo simplemente le fui un potenciador, es imposible no saberlo si todo corría hacia el. sonrió, mostrándole que no me molesta -quieres probarlo de nuevo?- y entrelazo mis dedos con los suyos. estoy dispuesta a compartir lo que el desee de mi. y por primera vez, aún sintiendo mi necesidad de seguir, de estar desesperada, le beso, con amor, solamente amor y devoción. El no podría identificarlo jamás, pero este beso es el que le define que no es deseo, que no es una noche o un polvo lo que quiero, aunque siempre demuestre lo contrario, este es mi beso para decirle que siempre le amaré, así tenga que estar a la distancia. pero todo lo perfecto cesa y siento como reacciona, casi se intimida, por tanto me separo un poco . unos milímetros de sus labios y con los ojos cerrados le digo -inténtalo ahora... detén el tiempo; si quieres, por siempre- como respuesta obtuve sus labios, su forma de devorarme y la sensación que algo estaba naciendo entre nosotros, un tipo de luz. no quise averiguar que era eso, no lo necesito, solo necesito sentirle a el.
avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Sáb Mayo 19, 2012 5:42 pm

"Alex!, para ya!" la he escuchado antes, pero creí que era solo una duda tardía y no le hice caso, esta vez si se lo hago porque el tono me indica que algo pasa, es una mezcla de desesperación y mandato. La miro, sin saber que ocurre ahora, no he escuchado pasos ni sentido ningún tipo de rechazo por su parte, aún cuando soy consciente de que se nos está llendo un poquito de las manos, supongo que no pasa nada porque ella sabe que no soy violento. No me lo aclara, pero al echarme hacía atrás escucho algo caerse, como si se quebrase y rodase, al bajar la vista veo algo metalico al que no le presto mucha atención, y luego la subo para encontrarme con ella girandose sobre si misma para mirarse la espalda. No me queda otra que salir de ella para mirar también, cogiendole la cintura para hacer que se vuelva un poco.

- auch...- es su espalda, eso que rodaba debía estar en la puerta y se le ha clavado en la carne, tiene la piel levantada y roja, probablemente le escueza- lo siento, rubia...

Estoy apenado por no haberme dado cuenta antes, no es un buen sitio para esto, eso ya lo sabia, debí llevarla a la cama como tenía intención de hacer en principio, pero no parece afectada y tampoco dispuesta a quejarse. Se lo toma a broma cuando yo intento apartarme para ponerle algo en la herida. Me retiene poniendo sus manos en mis hombros y luego bajando hacía mis caderas y su frase restandole importancia deja claro que no espera atención médica en este momento.

Es como una quemadura...pero no es tan grave.

- ¿yo te debo?- está deslizandose por mi cuerpo, bajando para llegar a suelo, no se lo permito aún, la rescato cogiendole los muslos por debajo y la mantengo alli mientras me aposento entre su intimidad para hacerme un hueco. No quiero que baje, no quiero distancias, puedo soportar el peso, aún sin la puerta.

Pero insiste y pide que la baje, aunque el motivo no me satisface y se lo confirmo entre algo parecido a un jadeo profundo de consternación:

- me importa un bledo el equipo...

Me da una cachetada en el hombro, sin contestar, y antes de que suene ya ha bajado su boca a mi cuello y sus manos por mi espalda, creo que delira...no sabe si pegarme o besarme...sonrio buscando su cuerpo con mis manos y apoyando mi barbilla en su pelo, la entiendo. Debería obligarla a parar y que me dejase ver esa espalda, pero no voy a hacerlo. Me resigno y la dejo en el suelo pues. Y ya que estamos miro como salir de alli ahora que no tenemos pomo que girar, la violencia a veces si es a solución, empujo con el hombro y cede.

Ahora que puedo la alcanzo, echadola ya de menos, y la tomo por la cintura para atraerla y darle un beso expresivo, calmado en la tormenta que llevamos. Con tiempo, sin prisas. No vuelvo a tomarla en brazos, porque es más fácil guiarla con mis manos sobre su cintura e irla llevando mientras me como su boca y me bebo su aliento, encandilado con su sabor y la forma en que sus besos me conmueven. Tropezamos dos veces antes de hacerlo con los pies de la cama. Casi...

- siempre podemos decir que han entrado a robar- consigo decir entre besos y falta de aliento. me preocupa como estamos dejando el cuarto ahora que el padre ha vuelto. Irá a buscarla mañana a mi casa, y no sé cómo vamos a explicar esto.

Voy a doblarme hacía ella, para bajarme y empujarla sobre la cama, cuando vuelve a pedirme tiempo. Me retraigo con pesar y la miro, acariciando su cintura al paso.

"se supone que detuviste el tiempo" dice, y sé que ahí hay algo, y que tiene razón y debería pensarlo, pero ahora mismo me importa un carajo. Pregunta que si quiero volver a probarlo, pero no estoy escuchando, sólo miro sus labios moviendose y siento sus dedos tomando los míos. El tiempo, el tiempo...si...hay algo ahí.

Estoy intentando centrarme en lo que dice aún cuando me toma la barbilla con los dedos, acariciando el mentón un segundo para luego alzarse de puntas y besarme con exasperada lentitud. Hay algo en esos labios exigentes, en la suavidad con que me toman y en la intensidad con que me regala la boca, es mi estomago lo que se cierra, a la par que mis hombros destensan, inspiro, mi boca se vuelve dura al contacto con al suya, creo que lo entiendo, pero no sé cómo responderlo. Yo no he nacido para sentir lo que siento.

Se separa, reposando sus labios en los mios pero sin besarlos, y habla con los ojos cerrados mientras yo intento verlos. "inténtalo ahora... detén el tiempo; si quieres, por siempre" No hay respuesta para eso. Miro el relog de la pared, si, sabía que ya lo había hecho, la aguja no se mueve y el espejo se resquebrajó pero no llegó a romperse. No importa ahora. Sólo importa la chica que entre mis brazos se estremece y me dice que no quiere irse. Yo tampoco quiero. Lo demás, mejor luego.





avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Dom Mayo 20, 2012 4:17 pm

Pero no hubo respuesta para eso, mis sentidos no funcionan bien, porque no puedo registrar sonidos externos más que su cuerpo su tacto su aroma.... cada sentido esta para el, solo existe para el. Ese fue mi error, bajar por un momento la guardia y demostrarle por momentos amor. el que hubiese perdido la memoria no implica que su percepción a eso haya cambiado.

Alex Kaiser no ama, ama a su hermano, quiere a su vecina a la que, justamente, se esta follando y adora a Vannesa. Fin. Y yo a cambio acabo no de decírselo, al menos de manera verbal y no debí, no debo hacerle ver que lo adoro y que eh decidido no olvidarle ni minimizar ningún sentimiento. no es lo más maduro.

-bueno.... entonces este momento, o puede que ningún momento- intento reponerme, recuperar lo que se me ha ido de la mano. decirle "solo somos amigos" sería matarlo, esto también lo es, pero al menos no es algo que ya le haya dicho y que yo misma incumplí mi parte del trato. a cambio me acaricia el rostro y me tontea. bien, eso no me parece romántico, por tanto nuevamente le doy una cachetada en su hombro -no soy tonta, Kaiser y si te quieres follar a una tonta, será mejor que termines en otro lado- si, que termine en otro lado, aunque me duela y así poder detener el torrente de cosas que desato, que desaté, que desatamos al intentar tener sexo otra vez, es un error, se mire por donde se mire, solo que este tipo de errores no podría evitarlo nunca.

Se que quiere retenerme, es mejor que no lo haga, no estoy molesta, de verdad, solo soy consiente de que lo eh echado todo a perder, otra vez. me libero, dos veces de su agarre antes de poder sentarme desnuda en la cama y cruzar las piernas. error, so me hace sentir mi intimidad palpitar porque aún estoy excitada, aún deseo tenerlo dentro y el sofoco me llena el pecho. que hago?... ponerme a jugar con mi cabello, sonriendo, el no responde del todo, no quiero ver su polla, se lo que veré.... solo tengo una oportunidad más, solo una más para hacer las cosas bien.

"nadie se ah escapado de mi" dice y se que es cierto, no se como soy capaz de hacerlo, será que... que yo si le quiero -siempre hay una primera vez- y el... el se acerca, mencionando nuestra primera vez. eso me hace reír y responder en el acto -esto no es nuestra primera vez, solo a lo mejor nuestra ultima vez- claro, el lo entendería como algo negativo, yo se que hubo una primera vez, en la playa y se, que en ese momento nos logamos de por vida, aunque jamás estemos juntos. también se, que en el no esta jamás algo que e haga renunciar, se que no lo hará, aunque por momentos... como quisiera que eso sucediera. –te molesta?- pregunto porque la intensidad de su mirada me desubica un poco, tal vez un mucho –lo prometiste, que seríamos amigos después de…-
avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Dom Mayo 20, 2012 5:10 pm

- hey- protesto, porque esta de verdad no me la merecía, una de pocas- no intento tratarte como tal...resulta que es verdad, no me importa si perdemos o si me dejan en el banquillo...si es por quedarme a tu lado esta noche, no.

No me cree, lo sé porque intenta desasirse y a puesto esa mirada, la de "me las estás jugando, Kaiser" que no usa sólo conmigo, a Alek también le cae alguna de tanto en tanto. Pongo los ojos en blanco, para una vez que hablo en serio...cría fama y echate a dormir, que dicen...

- ¿a donde crees que vas?...nadie huye de mi...- reclamo intentando cogerle los pies, que aparta una y otra vez girando sobre si misma, me divierte, porque creo que está jugando, pero luego se sienta sobre la cama y encoge las piernas, dejando las rodillas sobre su pecho. La miro, y espero, porque noto algo en su expresión, creo que no bromea.

Me acerco, poniendo las rodillas en el suelo para quedar frente a ella y poder verla a los ojos.

- Si- estoy de acuerdo- en eso estamos- aplico a su mención de la primera vez, e intento entender lo que veo en ella.

"esto no es nuestra primera vez, solo a lo mejor nuestra ultima vez" Parpadeo, no sé de qué habla, pero parece importante así que no me rio y tampoco se me ocurre decir nada en contra. Algo se le pasa por la cabeza, quisiera saber qué es...

La dejo hablar, cogiendole los pies para separarle las piernas y me meto entre ellas en cuanto me deja, pero solo la toco con la mano abierta, subiendola a su mejilla para amoldarla a ella.

- Seremos lo que tú quieras que seamos- confirmo, con resignación. Creo que sé de que va esto. La interrupción le ha dado tiempo para pensar y ha cambiado de opinión- no me importa, rubia...puedo esperar por ti toda la vida.

Y es verdad que no me importa, sólo me inclino a besarla con fervor y luego me tumbo a su lado, abriendo las sábanas que nunca usamos.

- anda...ven a dormir entonces.

Me mira aún sin parecer convencida. ¿Qué tengo que hacer para que esta chica entienda que no es sexo lo que busco en ella? suspiro.


avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Dom Mayo 20, 2012 6:02 pm

-no puedo dormir- respondí ya con el entre las piernas, con el gusto reciente de sus labios... cada que los beso mi determinación mengua y mi mente crea alternativas para desobedecer lo que debo de hacer.

hay cosas que no puedo soportar, palabras que debería olvidar, pero que se me quedan grabadas a fuego, y el lo ha dicho, "puedo esperar por ti toda la vida" y doy gracias a todo lo divino porque las luces estén apagadas, que no me vea los ojos enrojecidos, que no me sienta alterada, que es justo como estoy. eso... eso si me dolía, me dolerá más incluso que el verlo con alguien más, que ya era bastante terrible, pero el que me lo dijera avivaba un fuego que debía ser extinguido cuanto antes. Realmente quise echarme a llorar.

Era lo que tenía Alex, me sentía tan vulnerable con el estando enamorada, pero a la vez protegida por el, también sabía que imparable para su protección, me empujaba a ser lo que el necesitase, una y otra y otra vez.

-y yo te quiero en mi vida durante toda mi vida, n me importa el como- confieso apenas, maldita frase, la eh tenido todo el tiempo en la mente, por ella me convencí a muchas cosas y esa frase ya la había olvidado... de todas formas no podría hacer daño una oración sencilla.

Y me levanto, para hacerme un hueco en esa cama, y usarla con el objetivo principal para lo que son creadas, para dormir.

si le sonrió ahora, es porque quiero que sepa que todo esta bien, si me acuesto incluso desnuda junto a el, es.... no se... es una reverenda idiotez, pero se siente bien estar así entre sus brazos y sentir su piel. yo me acuesto, el lo hace después, aun con la entrepierna lista. eso me da un poco de risa -cuanto tiempo estará así?- pregunto, intentando sacarme la soledad de entre los poros -esto te dolerá- menciono mientras que de a poco nos acercamos, justo como lo hacemos cada que dormirnos juntos, a menos que se enoje y me de la espalda. esta vez no lo hace.

-la tentación puede esperar- susurro mientras beso su mejilla y el simplemente me acaricia con una deliciosa delicadeza. mi mano ya viajaba por su brazo -no me esperes toda la vida..... - y claro, lo digo muy en serio, determinada –. no me esperes nunca.... si ha de ser...- y es aquí donde dudo, porque esto no me costará más que rendición a los sentidos y los sentimientos, pero hay que lograr que el se mueva cuanto antes y que se olvide de mi... mejor dicho, que jamás comience a pensar en mi como posibilidad

-que sea esta noche- menciono para reacomodarme, para besar sus labios y el responde quedamente a cada uno de mis besos pero nada más

-hazme el amor... eso es lo que quiero- y me reacomodo, porque estoy susurrándole al oído, mi cadera adelantada para sentí su erección se lo confirma. y me hago de su nuca al besarlo y traerlo de a poco hacia mi, quedando recostada con un Alex muy inclinado, tomando ya posesión entre mis piernas, pero sin entrar aún

-que pasa?- pregunto al sentir que algo no estaba bien en el. Son en sus ojos donde veo un destello que me estremece apenas se separa de mi y si, comienza a temblar, mi cuerpo se siente vibrante, no se que pasa solo se que no puedo estar sin el... que me muero sin el, de manera literal.

avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Dom Mayo 20, 2012 7:48 pm

- claro que puedes- respondo sin pensar, acercandola y sin darle la espalda, con toda la intención de acomodarme con ella y dejarla dormir. Lo de dormir yo ya es otra historia, dificil lo veo- sólo acaba de acomodarte y cierra los ojos...

La abrazo en cuanto se pone a mi lado y se queda de frente, sin saber muy bien cómo ponerse, es fácil decidir por ella, hay una buena base de costumbre, asi qu eno me cuesta nada rodearla con los brazos por la cintura y tirar de ella hacía mi para que acomode su cabeza encima de mi pecho, casi en el hombro, y yo bajo la mía para reposar en su pelo mis labios.

"cuanto tiempo estará asi?" me pregunta no sé si con malicia o picardía, creo que un poco de ambas, pero como es Laura me parece de lo más natural y respondo con media sonrisa.

- Depende...¿vas a mutar de golpe a una entidad viscosa o vas a seguir siendo la rubia más "sepsy" del lugar?

No me cuesta bromear con ella, aunque aún note la erección como algo pulsante, tampoco me importa abrazarla y quedarme quieto.

- umm..¿sabes rubia?...eso de que duele es un mito...lo decimos para daros pena y ver si cuela...no duele, sólo palpita...

Suspiro y cierro los ojos cuando me besa la mejilla, porque así también me vale, mientras se quede a mi lado. Juego con mis dedos en su espalda, pero no abandono su cintura, no voy a tocarla, creerá que intento convencerla.

- claro que te esperaré- respondo mecanicamente, eso no tiene lugar a duda, y tampoco es que pueda impedirlo.

Pero ella sigue hablando, y antes de procesar lo que ha dicho ya me está besando suave y yo me dejo, respondo sin ir a más, y sin mover mis manos de donde las tengo, sólo degustando sus labios hasta donde me lo permite.

Otra frase, y esa si me hace apartarme un poco y mirarla alzando una ceja. Tanto cambio de opinión ya no es normal, y cuando me lo pregunto sólo me sale una respuesta. Creo que la chica no me ha entendido en absoluto, y quiero constatarlo. Esta vez me lo susurra al oido y debo mover el hombro para evitar el escalofrio.

- Un momento...

Pero su cadera roza mi entrepierna e inspiro, perdiendo el hilo de lo que iba a decir, me toma de la nuca y me besa de nuevo, difrente esta vez, exigiendo una respuesta que no le niego, y aunque se mueve para obligarme a recostarme sobre ella y separa las piernas para alojarme entre ellas sólo dejo que acomode la posición pero no entro aún cuando alza las caderas y se restriega.

- no es de esto de lo que estoy hablando, rubia...

Y me mira, frunciendo el ceño e insatisfecha. No puedo evitarlo y le devuelvo una mirada aún más insatisfecha, justo antes de desistir y decirle lo que pienso sin llegar a decir nada. Poco después, cuando aparta la vista de mis ojos y mira mis labios, sólo me echo hacía delante y hago lo que ella quiere, lo que yo quiero, lo que los dos necesitamos, y los dos gemimos a la vez sitiendonos de nuevo completos.

Subo mis manos por sus costados a la par que me acoplo dentro de ella y dejo que mi frente repose en la suya antes de besarla.

- esta noche y todas las noches...


avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Dom Mayo 20, 2012 9:35 pm

Casi debería sentirme mal porque no lo desea, casi... pero si que entiendo lo que quiere decir, cada vez que lo ha mencionado y cada vez que lo hace, finjo demencia.

una lastima que no se pueda fingir demencia cuando el finalmente accede. no hay manera de controlar o fingir nada. Ambos gemimos al unirnos de a poco, el encontrando lugar y abriéndose paso y molde conforme entra y yo recibiéndolo. es.... es lo que necesito.

Esta vez es diferente, lo siento por el nuevo vaivén que tenemos, en cada caricia, en cada suspiro, en cada gemido. cuesta muchísimo no cerrar los ojos por mero placer, demasiado, pero no dejo de ver a sus ojos, y de gemir justo como el tan cercana a sus labios. no se que es esto, no se como es esto, solo se que esta vez, el también se siente diferente. y yo solo le abrazo con mis manos y subo mis piernas a sus caderas para sentirle llegar de manera más profunda. en ocasiones caso sus labios y el retiene los míos, en ocasiones esta a punto de írsenos de las manos en el momento en que me quitara las manos del cuello y las eleva con una sola por sobre la cabecera, dejándome a su merced sin hacerme daño alguno, siempre es como yo quiera, el siempre me da opción... una de las tantas razones por las cuales amarlo.

yo fui quinen rompió el contacto visual al cerrar los ojos y ladear mi rostro victima del placer, a cambio las manos de Alex comenzaron a viajar por mi cuerpo. me dice cosas bellas, me dice aquello que yo no debería escuchar pero que aún así lo hago. fue por ese motivo que simplemente le obligo a rodar por sobre la cama quedando yo arriba y comenzarlo a cabalgar, no duró mucho... otro giro más y nuevamente me dejo abajo. protestaría si, si el no me hubiera dado de repente una estocada tan profunda y dicho algo similar a ser suya, una declaración de hecho o una petición... solo escuché la última parte. -uh?- pregunte mientras volvía a cerrar los ojos. no se que contestar esta vez. Por lo que el me levanta, irguiéndose al mismo tiempo quedando sobre la cama y yo sentada sobre el, tan cercana que me puedo beber su aliento.

avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Alex Kaiser el Vie Mayo 25, 2012 3:48 pm

No sé si me ha escuchado o no, tampoco tiene mayor importancia, es una de esas cosas que no piensas cuando dices, pero que tampoco vas a retirar porque son ciertas. Una de esas cosas que salen de ti sin ser procesadas por tu parte consciente y que necesitas soltar y por eso, salen cual torbellino de tu boca sin ningún tipo de esfuerzo.

Ella no dice nada, y está bien así, porque no buscaba una respuesta ni hay respuesta alguna para lo que he dicho. Tampoco es que quiera comprarla, sólo es una expresión, una a la que se le pueden dar muchos significados, que ella escoja el suyo, yo sé cual es el mío.

Se gira, colocandose encima, y la dejo cabalgar a su gusto un rato, pero no me sirve, no me vale porque así está muy lejos, no es que no disfrute de cómo su cuerpo se agita mientras se echa hacía atrás y como su cuello se estira o su pelo se menea a su alrededor, no, no es que no me guste su visión, cualquiera de ellas, en cualquier postura o en cualquier lugar, es que necesito tenerla más cerca, tocarla, de todas las maneras en las que se me permita. Es como una necesidad fisica y acuciante que va in crescendo a medida que lo hace también el deseo de nuestros cuerpos. Tocarla..tenerla...

Me incorporo, con suavidad, cuando ella baja, cogiendola por la cintura para subir con ella, y pongo mis piernas alrededor de sus caderas para que ella se mantenga casi en la misma posición, sólo un poco más alta, y pueda continuar entrando y saliendo conmigo dentro sin modular su ritmo. Esto está mucho mejor. Ahora llego a cada parte de su cuerpo, y mientras mis manos lo exploran yo descubro que lo que anhelaba, por encima de cualquier otra cosa, es besarla y no abandonar sus labios ni cuando gime, ni aunque yo lo haga. Aliento contra aliento. Así es como la quiero.

No nos interrumpe nadie, esta vez, lo cual agradezco, porque en este punto sí sería doloroso, doloroso salir de ella, doloroso el abandono. Y llegado el punto solo me preocupa no cerrar los ojos, no pestañear siquiera, no perderme su mirada, su gesto, incluso la expresión en su boca en el momento en que me abandone dentro de ella. Me lo pierdo, sin embargo, porque cuando sus paredes se contraen apretandome mi gesto automatico fue cerrarlos y presionar, hasta dejarme ir.

No estoy satisfecho conmigo mismo, pero ella sonrie y a mi se me olvidan todas las penas. Le sonrio a mi vez, apartandole el pelo de la cara y acariciando su mejilla. Mirandola, sin mirarla a los ojos, y sintiendo el hecho de no poder estar así siempre.

Después subo la vista, y busco esos ojos dulces y sinceros que siempre me miran de frente. Dice algo, la abrazo y miro el relog por encima suyo. Sigue parado. La aguja no se ha movido de donde estaba. Lo sabía, aunque no quería pensarlo ahora. Sólo un gesto, una conexión, y los minutos volvieron a pasar.

- tenemos que hablar.


avatar
Alex Kaiser

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 23/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Olivia Resnick el Vie Mayo 25, 2012 9:02 pm

No fue simplemente saciar mis deseos, llenarme de placer. Hacer el amor con Alex era algo diferente, tal vez ni me alcanzasen las palabras para poder definirlo... en ocasiones lo sabes de repente, yo ya lo sabía desde hacía bastante... le amaba... sería para siempre.. y pasaría una vida entera convenciéndome de lo contrario, para seguir adelante sin tanto dolor por dentro

Pero, el dolor entre sus brazos, entre sus labios simplemente se encontraba lejano. Si esta era nuestra última vez, ya no fingiría, no menguaría ni limitaría y, esperaba, que eso me diese motivos suficientes para seguir adelante.

Esto era lo más cercano a la perfección. estar tan unida a el, basándole con veneración, atapando su cuello para que no se apartase jamás por necesidad, siendo tan suya como el quisiera, de todas formas... ya lo era y esto era una constatación para un hecho que el no podría recordar. mi cuerpo ardía por el, lo mismo que cada parte de mi, alma, vida y corazón... porque si tenía corazón, lo sabía en ese instante y latía por el. me deje llevar sin pensar mucho más, porque no era cuestión de pensar, solo de sentir y hacer. en este tiempo, pude verle, pude sentirle y mis labios acallaron sus gemidos y los suyos acallaron los míos al momento en el que, al entrar, me llenaba de energía eléctrica, recorriéndome por entera, excitando mis senos, mis pezones. e gustaría estar así, para siempre, sin un futuro negro juntos, sin un pasado atroz, solo el presente, un presente feliz, donde estaba completa y en sus brazos, donde el me hacía feliz y no sentía culpa por saber que me quiere, si es que me quiere.... pero no pude postergarlo, mi cuerpo se tenso para simplemente explotar el hizo lo mismo y me llenó de el, su esencia. los espasmos no se me acabaron del cuerpo. No pude dejar de sonreír, porque estaba feliz, porque el me estaba devolviendo la vida que tanto me hacía falta.

Y el... el se vuelve ese hombre al que idolatro, mi vecino y uno de mis mejores amigos, que me ve aún estando enterrado en mi, experimentando los últimos espasmos pero con tanto cariño y tanta ternura, no me importo si no me veía a los ojos. no importaba... era una mentira eso de que el amor era cosa de dos. que era interesado. yo, la peor, amaba a ese rubio que aún acariciaba mi piel y no pedía nada a cambio, porque no podía tener nada a cambio, solo le amaba porque todo me hacía idolatrarle.

Como le amaba, era perfecto a mis ojos, y además era feliz, porque no tenía clavado ningún dolor, ninguna decepción... este era el chico que quería, el que debía de ser y no ese otro atormentado. y simplemente no pude negar nada con la mirada, ni con el cuerpo -me gustas así, Alex... justamente así... quisiera pedirte que no me olvides, pero no importa... yo no olvidaré, no olvidaré por los dos... para eso somos amigos y el pareció tomarlo a bien, abrazándome. bese su cuello con sentimiento cuando lo hace, aspiro su aroma, nuestro aroma, porque ahora se que el tiene algo de mi en el, esta tan impregnado como yo y en el aire esta el bouquet que da nuestro acto... realmente sucedió, contra cualquier expectativa... sucedió para nosotros. Sentí como la magia se me desprendía, solo un poco, viajando de mis manos a sus muñecas y supe que el tiempo, volvió a correr... el final, otra vez.

Sabía que debíamos hablar. abrí los ojos con la decadencia de ese sentimiento de perfección, centrándome en lo que debía ser

-si, debemos- pero no deje su cuello o de abrazarle, no de momento, después tendría fuerzas... ahora mismo no sabía si sería lo capaz para negar lo que acabo de gritarle con el cuerpo, a menos que....

-es el tiempo, verdad? y me separé de el, deshaciendo nuestra unión y sintiendo su esencia dentro, moviéndose, resbalando. Cerré los ojos por la sensación de abandono pero asentí antes de que el me preguntase que estaba bien, si, estaba todo lo bien posible, sin el.

seguía agitada, pero en un intento de recuperar la cordura y seguir con mi promesa revolví mis cabellos antes de que, apoyada con las manos me deslizase en la cama.

intenté sin embargo, dar explicaciones de lo que paso, poniendo las cartas sobre la mesa. toda una teoría que paró de repente al sentir una mano de Alex sobre la mía, como si me exigiese atención. y apenas, viendo a sus ojos mis dedos se entrelazaron con los suyos. eso pareció agradarle.

-no te preocupes, somos amigos- y me acerqué un poco a el, sonriéndole.
avatar
Olivia Resnick

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 27/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que la magia se llevo versión 2.0

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.